Polígono Industrial de Falmuria (Carreño). Siempre en movimiento

0
174
Polígono Industrial de Falmuria (Carreño).
Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Este polígono, que cuenta con cuidadas infraestructuras y servicios básicos, acaba de inaugurar un aparcamiento que contribuirá a su mejor funcionamiento. Es un logro importante, que anima a poner en movimiento nuevas iniciativas.

También conocido como Polígono de Prendes, esta área industrial de 24.000 metros cuadrados destaca a primera vista por sus carreteras interiores perfectamente conservadas. Naves ordenadas, buena iluminación, sistema contra incendios y mantenimiento a punto, permiten que el trabajo diario se desarrolle con normalidad. Para el buen funcionamiento de todas estas infraestructuras trabajan mano a mano el Ayuntamiento de Carreño y la Asociación de Propietarios y Empresarios de Falmuria (ASPEFA) a través de una mesa de concertación. Fruto de la buena relación entre ambos, recientemente se ha construido un aparcamiento que dispone de unas 90 plazas y que viene a solucionar los acuciantes problemas derivados del aumento de proveedores, trabajadores, distribuidores y compradores que acuden a este polígono. Víctor Menéndez, presidente de ASPEFA, comenta que “el desarrollo del aparcamiento ha sido lento, porque era cuestión de aunar esfuerzos. Incluso con el impulso del alcalde de Carreño llevó tiempo y se atrasó. Pero al final ahí lo tenemos, y es una infraestructura muy importante para el polígono”.
Todos los miembros de ASPEFA coinciden en señalar la importancia de gestionar el polígono conjuntamente con el Ayuntamiento de Carreño, puesto que cualquier percance tiene la seguridad de ser solucionado rápidamente.Efectivamente, con estas nuevas plazas se intenta que los coches queden bien aparcados, evitando sobre todo que los camiones tengan que esquivarlos cuando se quedan en doble fila en los viales. Aunque está muy cercano a Fundación Metal, se recalca que el aparcamiento está diseñado para empleo general de todos los usuarios del polígono.
Además de esta importante obra, también se ha cambiado el directorio de empresas por uno nuevo, ubicado en otro lugar diferente. El sitio es más cómodo porque permite detener el vehículo y consultar con comodidad la ubicación de la empresa que se busca. En palabras de Ángel Villabrille, vicepresidente de ASPEFA, “la iniciativa de sustituir el directorio fue nuestra, y lo ha pagado íntegramente la Asociación. En este caso el IDEPA no nos subvencionó porque alegaron que en su día teníamos uno que ellos nos habían abonado”. Por su parte, el presidente confirma la necesidad del nuevo directorio: “Operativamente entendemos que se ganó en información para todos aquellos que se acercan al polígono por vez primera. El rótulo anterior era útil para los que conocíamos Falmuria, pero la gente nueva tenía que preguntar por las calles y las naves. Así que el nuevo directorio ofrece de forma clara una información operativa que antes no existía”.
Para facilitar todavía más el tráfico y la ubicación a quien llega al Polígono de Prendes, también se ha instalado un rótulo de acceso de gran tamaño, que identifica el polígono en la distancia. Para mayor comodidad, se ha situado en un lugar muy visible para los vehículos que llegan.
Todos estos logros y mejoras animan a los miembros de la Asociación de Propietarios y Empresarios de Falmuria a seguir trabajando, puesto que hay cambios necesarios para el polígono que precisan muchas negociaciones. Entre ellos está la esperada ampliación del polígono, que desde hace cuatro años tropieza con la dificultad de que el 80% de los terrenos que necesita son de titularidad privada -concretamente pertenecen a la empresa Masaveu-, con lo cual la opción más directa es comprar esos terrenos para seguir avanzando. En la actualidad se están haciendo gestiones, pero el resultado de las mismas se verá a largo plazo. Quizás sea preciso que pasen varios años antes de ver solucionado este problema.

Polígono Industrial de Falmuria (Carreño).
Recientemente se ha construido un aparcamiento que dispone de unas 90 plazas y que viene a solucionar los acuciantes problemas derivados del aumento de proveedores, trabajadores, distribuidores y compradores que acuden a este polígono.
En cualquier caso, el proyecto tendría que desarrollarlo una empresa privada, puesto que el Ayuntamiento no dispone de la capacidad para ello.
Una vez que la ampliación sea una realidad, se podría replantear la entrada y salida al tráfico del polígono, que pone en peligro la seguridad de los conductores. “Al estar pendientes de la ampliación -señala Ángel Villabrille-, no podemos solucionar la problemática del acceso. Incluso el IDEPA en su día nos había subvencionado un proyecto para hacer la entrada en condiciones. Porque aquí no tenemos carril de aceleración, y es un peligro. Pero la solución no depende del Ayuntamiento sino de la Dirección General de Carreteras”.
Mientras estos proyectos se desarrollan a su ritmo, el Polígono de Falmuria continúa su día a día sin mayores dificultades. Naves cuidadas albergan empresas de lo más variado, que disponen de servicios hosteleros instalados en el mismo polígono, lo cual permite tomar un café o incluso comer sin grandes desplazamientos. En los alrededores incluso hay dos gasolineras, que permiten enfrentar los largos viajes con el depósito lleno y los niveles de aire revisados.
Falmuria es a simple vista un polígono limpio, las calles están cuidadas y el servicio regular de recogida de basuras se encarga de vaciar los contenedores. También cuenta con contenedores de recogida selectiva, y aunque no dispone de punto limpio tampoco es necesario porque este polígono no genera demasiados residuos, ni éstos son contaminantes. Villabrille aclara que “la limpieza la asumen al 50% entre el Ayuntamiento y la Asociación, mientras que de los problemas eléctricos y demás servicios se encarga totalmente el Ayuntamiento. Esperamos a sumar varias averías, les llamamos y lo solucionan todo sin problema. Para nosotros el polígono y su mantenimiento están en perfectas condiciones”.
Lograr que la mayoría de las sesenta naves instaladas se uniesen con el objetivo común de mejorar el polígono, dotándolo de más y mejores servicios, permitiría que Falmuria fuese un polígono modélico. Todos los miembros de ASPEFA coinciden en señalar la importancia de gestionar el polígono conjuntamente con el Ayuntamiento de Carreño, puesto que cualquier percance tiene la seguridad de ser solucionado rápidamente. Los acuerdos son constantes e importantes, como sucede con la limpieza y cuidado de jardines, cuya competencia corresponde íntegramente al Ayuntamiento, pero la Asociación ha negociado encargarse de la gestión -lo cual acorta los tiempos-, mientras el Consistorio colabora económicamente.
Puesto que para el mantenimiento y limpieza todo está organizado, ASPEFA se centra ya en su próximo e importante proyecto: “Tenemos pendiente pintar la señalización del polígono, porque no hay ni siquiera pasos de peatones y eso es un tema importante -informa el vicepresidente de la Asociación-. No ha sucedido nada de momento, pero estamos preocupados porque a Falmuria viene mucha gente a formarse a Fundación Metal. Llegan en autobús y atraviesan el polígono entero caminando, primero de ida y luego de vuelta. Son más de cien personas a pie, así que el suelo debe estar señalizado. Es un tema de seguridad vial importante”. La cantidad de gente que acude cada día a este polígono industrial requiere que esta carencia sea gestionada con la mayor celeridad. Desde la Asociación de Propietarios y Empresarios de Falmuria están convencidos de que antes de un año estará a punto toda la señalización horizontal, y el polígono ganará en seguridad.“Tenemos pendiente pintar la señalización del polígono, porque no hay ni siquiera pasos de peatones y eso es un tema importante” Por último, otro de los deseos de ASPEFA es la incorporación de nuevos socios, ya que aunque actualmente participan la mitad de los empresarios asentados en el polígono, al ser éste un polígono pequeño, se necesitan la fuerza, el empuje, el apoyo económico y las sugerencias de todos. Lograr que la mayoría de las sesenta naves instaladas se uniesen con el objetivo común de mejorar el polígono, dotándolo de más y mejores servicios, permitiría que Falmuria fuese un polígono modélico.
Porque como recuerda Víctor Menéndez, presidente de la Asociación: “Además de todo lo hecho y de los proyectos que tenemos en mente, que son palabras mayores, hay que solucionar el día a día. Cualquier proyecto lleva muchos meses de insistencia diaria, de ir al Ayuntamiento, a Consejerías… Sólo para cambiar el directorio se emplea mucho tiempo. No es difícil, pero tienes que preocuparte por ello, estar ahí”. Hasta el momento han comprobado que la perseverancia y el diálogo son las mejores armas para lograr sus objetivos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí