Con mucho gusto. Carreño

0
319
Playa de Huelgues
Playa de Huelgues / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Es conocido por sus playas y su paisaje, pero también por su gastronomía, por su cultura y su historia, y por el esfuerzo que desde el concejo están haciendo para poner en valor todos sus recursos, que son muchos.

Integrado en la Mancomunidad de Cabo Peñas, el municipio de Carreño se enorgullece de su espacio geográfico privilegiado, en el punto más septentrional de Asturias. La costa y las playas atraen a visitantes de todos los lugares, que buscan relajarse en un entorno que todavía se conserva natural. Tierra adentro, Carreño no renuncia a su patrimonio más rural, marcado por un paisaje de valles y praderas, con pequeños núcleos de población repartidos por sus doce parroquias, que conservan tradiciones y modos de hacer de antaño.
En la Oficina de Información Turística, situada en la villa marinera de Candás, informan de todos los destinos recomendados. La Oficina está certificada por el Plan “Calidad con una sonrisa” del Principado de Asturias, y ha conseguido el “Compromiso de Calidad Turística” del SITEC. Desde allí se coordinan actividades tan interesantes como un intenso programa de visitas guiadas: recorridos por Candás, el Centro de Escultura “Museo Antón”, la Exposición Permanente de la Industria Conservera, el Museo de Pintura al Aire Libre, las Rutas Clarinianas, o la ruta del “Camín de les Muyeres de la Paxa”. Además diseñan visitas e itinerarios a la carta, según la edad y el perfil de los turistas.
Para el que vaya por libre, hay distintas rutas de interés. Destacamos en esta ocasión la visita a los dólmenes del Monte Areo, pero también se puede recorrer algún tramo de la Senda Norte, de muy poca dificultad; la Vía Verde “El Tranquero”, que usa la caja del antiguo ferrocarril conocido como El Carreño; el Camino de Santiago, señalizado con las características conchas; o la ruta que conduce al embalse de La Granda, para ver aves migratorias.

Platos típicos

Sea cual sea el plan elegido, no se puede visitar Carreño sin detenerse a disfrutar de la comida. Como no podía ser menos, la gastronomía se nutre sobre todo del mar: pescados y mariscos preparados por ejemplo en caldereta, o unas simples sardinas a la plancha hacen, literalmente, que los comensales se chupen los dedos. Pero también los productos del campo tienen algo que aportar a la mesa, y por eso en el concejo se puede saborear un pote asturiano de los que no se olvidan, que incluye en el compango el fariñón, una morcilla autóctona que sigue preparándose según la receta tradicional. De postre, arroz con leche o marañuelas, pasta dulce en forma de lazada que se come tradicionalmente en Pascua, aunque la demanda hace que todo el año se encuentre en las pastelerías y restaurantes locales.
Con semejante despliegue culinario, no es de extrañar que los festivales gastronómicos formen parte esencial de la cultura de turismo y ocio del concejo y de toda la comunidad. Según la época del año, los productos de temporada se visten de gala en fechas concretas, dando la excusa perfecta para acercarse a Carreño y disfrutar así de todos sus recursos turísticos.

El concejo de Carreño ocupa un lugar privilegiado en el centro de la costa asturiana. En sus 67 km2 Carreño combina el atractivo turístico de la costa cantábrica con los modernos servicios y la amplia oferta hostelera y hotelera de su capital Candás, sin olvidarnos de una bella zona rural dominada por praderías, valles y pequeños núcleos rurales. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí