Jazz a orillas del mar

0
15
Jurandir Santana
Jurandir Santana. /Foto: Julián Herrero
[Total:0    Promedio:0/5]

El jazz desembarca por segundo año consecutivo en Candás, después del éxito de la edición anterior. Del 4 al 9 de agosto se puede disfrutar de la música en calles y locales de la villa. Alejandro Lafuente, miembro de la Asociación Cuatro Notes, es el director de esta iniciativa que ha superado todas las previsiones.

La II Semana de Jazz de Candás, además de ofrecer conciertos en directo, permite asistir a interesantes exposiciones, conferencias y talleres impartidos por profesionales de la música improvisada. Un conjunto de actividades culturales organizadas por la Asociación Cuatro Notes que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Carreño.
-¿Quiénes forman Cuatro Notes y cómo surgió esta idea?
-Unos cuantos profesores y músicos de jazz y clásica en activo que pretendemos atraer la atención hacia géneros musicales minoritarios. Unos son profesores en el conservatorio de Oviedo, otra es directora de la escuela de Grau, yo soy profesor de guitarra y armonía en la Escuela de jazz… juntos aunamos esfuerzos en esta asociación cultural. En cuanto a la Semana de Jazz, me parecía que los festivales se quedaban únicamente en los conciertos, y por otro lado también veía a los alumnos que acababan las clases y seguían con ganas de más. Así que se me ocurrió fundir las dos cosas y organizar unos talleres -de sonido, vocal, cómo escribir letras de canciones- que estuvieran acompañados de otras actividades -conferencias, exposiciones, conciertos-. Como trabajo en Candás, me pareció que éste podía ser un escenario ideal para llevar a cabo esta iniciativa.
-¿Qué acogida tuvo por parte del público esa primera vez?
-Empezamos con muy pocos medios y muchas ganas. El resultado fue de un éxito arrollador, sin exagerar. La calidad de los conciertos y la climatología atrajo a numeroso público que vino de muchos lugares de España. A los cursos asistió gente de Palencia, Madrid, Galicia, Bilbao, León que además vino acompañada de su familia para disfrutar de toda la semana aquí, cosa que repercutió positivamente en la hostelería de la zona.
-¿Qué hay preparado para esta segunda edición?
-Por un lado vamos a aumentar el tamaño del escenario y mejorar las condiciones técnicas. Este año contaremos con la presencia de uno de mis músicos preferidos, Max Sunyer, famoso guitarrista catalán con Pegasus e Iceberg. También con una famosa agrupación madrileña, Hock Quintet, y con musica muy buena que se está haciendo en Asturias, porque una de las políticas del festival es contar por lo menos al 50% con gente de aquí: Jacobo de Miguel y Carlos Pizarro. Las conferencias serán impartidas por Ismael González Arias, David Serna y Arantxa Nieto.
-¿Se ha notado el peso del éxito en la organización de esta edición?
-Pues casi se ha multiplicado por tres la subvención que recibimos el pasado año y ahí hemos de agradecer, y mucho, la colaboración del Ayuntamiento que desde el primer momento creyó en este innovador proyecto. Apoyar la cultura en tiempos de crisis tiene mucho mérito y hay que reconocerlo.
-En el fondo hablamos de un turismo cultural que aporta riqueza.
-Ése es un aspecto que creo que está infravalorado y se debería potenciar más. Una semana de Jazz como ésta es un reclamo para el pueblo que aporta muchos beneficios sin apenas coste: lo hemos demostrado. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí