Paseando por Redes

0
11
Parque Natural de Redes.
Parque Natural de Redes. Foto: Juanjo Arrojo
[Total:0    Promedio:0/5]

El Parque Natural, que ocupa el territorio de los concejos de Caso y Sobrescobio, es una reserva boscosa de gran extensión y constituye uno de los tesoros naturales más valorados por todos los asturianos.

El primer patrimonio de un territorio, el que se debe conservar siempre, con prioridad sobre otros intereses, es el patrimonio natural. Es herencia y a la vez legado. Herencia de la riqueza natural de Asturias y legado que debemos proteger para que puedan disfrutarlo las generaciones venideras. Por eso, Redes se convirtió en Parque Natural en 1996, y es además Reserva de la Biosfera desde 2001. Los ecosistemas que alberga este territorio están considerados como de alto valor ecológico y su protección es fundamental para preservar la riqueza natural de nuestra Comunidad Autónoma.
Lugares como éste son únicos, porque mantienen intacto un entorno que ha conservado su pureza a lo largo de los siglos. Un paseo por cualquiera de sus bosques lo confirma. Para empezar, es una experiencia única que sitúa al caminante fuera del tiempo, rodeado de árboles centenarios que permanecen impasibles y ajenos a las vicisitudes de cada época. Son fresnos, arces, alisos, abedules, robles, carbayos, hayas. Se calcula que casi la mitad del territorio de esta zona está ocupado por bosques densos y maduros, bien conservados. Bosques umbríos y abiertos, cruzados por cauces de aguas limpísimas que atraviesan el territorio. De hecho aquí se ubica el nacimiento del río Nalón, que aparece en Fuente La Nalona, en el Puerto de Tarna. Toda su cuenca alta atraviesa el territorio de Redes, y recibe aguas de otros cauces, como el Alba, la Ablanosa, Orlé y Monasterio.

Redes se convirtió en Parque Natural en 1996, y es además Reserva de la Biosfera desde 2001.

Un entorno de características tan privilegiadas es el hábitat de especies autóctonas como el oso pardo, la nutria, el lobo ibérico, el jabalí. Con un poco de suerte es posible ver ejemplares de rebecos, corzos o ciervos. Mucho más esquivo es el urogallo, especie emblemática, habitante de los hayedos, que se encuentra en peligro de extinción.
Si bien cualquier rincón del Parque merece ser visitado, hay tres lugares especialmente recomendados: los llamados Monumentos Naturales. En primer lugar, la Ruta del Alba es un paseo de escasa dificultad que permite disfrutar de pequeñas cascadas y saltos de agua, de enorme belleza. Otro lugar que hay que conocer es la Cueva Deboyu, de unos doscientos metros de longitud, y cuya entrada se localiza en Les Llanes, cercana a Campo de Caso. Finalmente, el Tabayón de Mongayu es un espectacular salto de agua, de unos sesenta metros, al que sólo se puede acceder caminando. Se encuentra cerca de la localidad de Tarna. Toda la información sobre cómo acceder a cada uno de estos puntos se encuentra a disposición del visitante en el Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza.

Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza. Redes.
Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza. Foto: Ayto. de Caso

Conocer para disfrutar

Para poder disfrutar más y mejor de la visita al Parque Natural, es recomendable pasar antes por el Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza, ubicado en Campo de Caso. Lo encontraremos abierto todos los días de la semana. En él nos facilitarán información sobre flora, fauna, geología y cultura y tradiciones de la zonal. Se puede visitar la exposición permanente, que resume todos estos aspectos, y solicitar una visita guiada para grupos. También hay una sala para proyecciones audiovisuales sobre el parque, exposiciones temporales, una sala de educación ambiental, biblioteca con más de un centenar de volúmenes, etc.

Pinche aquí para ver más reportajes de este Parque Natural

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí