Sabor y color

0
143
Mercado en Grado
Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La gastronomía en Grado se basa en la indiscutible variedad de los productos de huerta, y en tres productos estrella: el queso Afuega’l Pitu, la escanda y los tocinillos de cielo. Todo ello sin renunciar a los platos más típicos y afamados de la cocina asturiana tradicional.

Al acudir a cualquiera de los mercados moscones, desde una edición semanal en miércoles o domingo, hasta convocatorias más puntuales como la Primera y Segunda flor o el Mercadón de Otoño, basta un paseo para hacerse una idea de la extraordinaria materia prima con la que cuentan en el entorno moscón. No en vano Grado es conocido como «la huerta de Asturias», y eso es mucho decir en una región fértil por naturaleza. El colorido de los puestos en la feria se traslada a la mesa, de ahí que la gastronomía se haya convertido en uno de los pilares turísticos de la zona.

La iniciativa llamada «Grado, tradición, paisaje y sabor. Mercadeando por Asturias» busca fomentar el turismo gastronómico.

Por iniciativa municipal se ha puesto en marcha un programa llamado «Grado, tradición, paisaje y sabor. Mercadeando por Asturias», que busca fomentar el turismo gastronómico, contando con la participación de los establecimientos hosteleros moscones. Para ello se ha preparado un intenso calendario de actividades que incluye propuestas como el Concurso de Pinchos del 29 al 31 de mayo o el I Concurso de Tapas del 9 al 11 de octubre. Las diferentes jornadas gastronómicas se unen a mercados y ferias temáticas, como el Certamen de la Faba asturiana y productos afines (coincidiendo con la Primera Flor), el Certamen de la Escanda (el 14 de septiembre), o la Feria Multisectorial y del Automóvil (del 10 al 13 de octubre).
En cualquier caso, no hace falta una fecha señalada para sentarse a una buena mesa en Grado; lo que sí debería ser obligatorio es degustar alguno de sus productos estrella. Destaca el Afuega’l Pitu, queso con Denominación de Origen en sus diferentes variedades blanco y rojo; pero también los panes y otros productos elaborados con escanda, cereal autóctono de reciente recuperación. Es inevitable también terminar una comida con alguno de los postres y dulces típicos: merecida fama tienen los deliciosos y contundentes tocinillos de cielo, elaborados con yema de huevo caramelizada y azúcar siguiendo la receta de una tradición repostera que se remonta a más de un siglo atrás.Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí