Alicante, prohibiciones insensatas

0
37
El Rincón de Teobaldo
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

https://fusionasturias.com/opinion/firmas/el-rincon-de-teobaldo/alicante-prohibiciones-insensatas.htm Alicante, prohibiciones insensatasLlega uno a la entrada oeste de la playa del Postiguet y se encuentra una frase lapidaria: “Zona prohibida”. Sin embargo, la gente pasa; no solamente los locales, sino los visitantes, así que no vamos a ser menos. Por suerte no nos detienen.

Paseamos entre una colorida concurrencia, que mezcla personal cuasidesnudo con una señora islámica con lo que se puede llamar propiamente un traje de baño: pantalón largo, mangas hasta las manos y una especie de chal que se complementa con el pañuelo en la cabeza.

Medio Oriente. Lo encontramos representado de muy diferentes maneras en el Museo de Belenes, una dependencia municipal poco conocida, pese a que es de entrada gratuita. Se ven artesanías de todos los países relacionados con el catolicismo, representando los primeros pasos de su líder. Es curioso, el desarrollo de una noticia que solo aparece brevemente en Lucas. Se personifican diferentes escenas, sin embargo, no hay una sola referencia a la circuncisión. Un tema resbaladizo, al parecer; Lucas afirma que se produjo a los och días del nacimiento.
No me acordé del asunto por maldad, sino porque unos días antes había visto una peli yanqui tremendamente insoportable, donde un presunto cómico decía que se iban a hacer judíos: “Sí, vamos a circuncidarnos los penes”.

Y ya que estaba en este asunto quirúrgico me entero de que el “santo prepucio” es una reliquia muy querida que se encuentra, como suele ser, en varios sitios a la vez. Incluso hay historias de desapariciones, robos y otras aventuras. Debo a Jimena Castro, de la Universidad de Santiago de Chile la historia de Agnes Blannbekin (siglo XIII), que disfrutó de un fantástico éxtasis tras tocarlo y creer que lo tenía en la boca “por más de cien veces”. Aquí se produce también un debate sobre el dogma: Si el Nazareno resucitó y subió a los cielos en cuerpo y alma, ¿por qué se dejó olvidada una parte tan personal?

Bueno, pasemos a cosas más terráqueas. Los artesanos de la Explanada recogen firmas para que el Ayuntamiento de Alicante no les levante los puestos. “En defensa de los puestos de trabajo”, dicen. Una buena parte no son artesanos, puedes comprar a un ecuatoriano un sombrero campesino de paja de auténtico plástico “made in China”, pero lo de la corporación es falacia, porque si estos pobres molestan no sé qué pasará con las terrazas hosteleras que te obligan a pasear en fila india. Si estos se deben echar abajo porque no dejan ver el frente marítimo, que se pongan a temblar hoteles y discotecas construidos en la propia playa.

Una vez más, se nota para quienes trabajan algunos políticos; en los mismos días el Sindic de Greuges (equivale al Defensor del Común), amonesta a Alicante porque no soluciona las edificaciones irregulares; desoye las órdenes de derribo y se limita a poner una multa insignificante.

Por último, es muy recomendable pasar por el Mercado Central. Las verduleras son tan simpáticas como en todas partes. “¿De dónde dices que eres?” “De Irlanda…” “¡Ay, pues en Irlanda está la niña! ¿Mary, que no está en Irlanda la niña?”

Baños amplios, pero con unos carteles de prohibición que pudieran ser, quizá, incompletos; juzgue usted:
https://fusionasturias.com/opinion/firmas/el-rincon-de-teobaldo/alicante-prohibiciones-insensatas.htm Alicante, prohibiciones insensatas

Ante catálogo tan amplio de prohibiciones, tan detallado, piensa uno que entonces sí se podrá lavar lo que no viene relacionado, y aseguro que me ha salido una larga lista de elementos anatómicos que podría enjuagar tranquilamente sin saltarme la norma, aunque quizá atentara contra la moral y las buenas costumbres.

Prohibiciones sin sentido. Para aclarar la foto de inicio, debo decir que el monolito en cuestión está colocado en más plazas de la ciudad y se refiere a los perros, pero las instrucciones han sido comidas por el sol. Es de entender que no puedan acceder a la playa, pero hombre, ¡cambien la placa gastada!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí