13.7 C
Oviedo
lunes 27, mayo 2024

El único camino

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 10 Promedio: 4.6)

Desde la visión de la Mente creadora del Uno, la humanidad es un todo que forma parte de un diseño único y que evoluciona hacia un fin, que no es ni más ni menos que la Idea que un día soñó el Creador y que irremediablemente se cumplirá.

En ese diseño original todas las criaturas forman parte de una Red energética que las interrelaciona y las hace dependientes unas de otras. Por eso ahora, y gracias a las voces que avisan de los efectos devastadores del cambio climático, se sabe que si una determinada especie desaparece, o si la temperatura ambiental aumenta o disminuye unos grados, la Red entera se ve alterada y afectada hasta niveles aún no determinados pero que se suponen catastróficos para el planeta y, por tanto, para el ser humano.

Pero esa misma Red también se manifiesta en la estructura energética de la criatura hombre, del mismo ser humano como individuo.
Por eso hay quien habla del hombre como un microcosmos a imagen del Cosmos que nos rodea.
Y si cada hombre es un microcosmos, las mismas leyes que afectan al Cosmos también se manifiestan en su interior y en su relación con los demás hombres y con el resto de las criaturas vivas.

Si cada hombre es un microcosmos, las mismas leyes que afectan al Cosmos también se manifiestan en su interior y en su relación con los demás hombres y con el resto de las criaturas vivas.

Pero la humanidad, en general, ignora esa realidad y vive, por tanto, alterando sistemáticamente las Leyes universales de la Relación, del respeto a la Vida, de las Energías poderosas de los pensamientos y, sobre todo, de la Energía más sublime que nos hace Uno y que llamamos Amor.
El ser humano, el hombre, es un diseño único en la creación. Está construido de tal forma que su cuerpo físico, su mente y su espíritu o esencia, están interrelacionados y se afectan entre sí, siendo el cuerpo físico la parte más vulnerable, cambiante y temporal de los tres.

El único camino. La Espada (fusionasturias.com)
Dibujo: @arabesko3

La mayor parte de la humanidad ignora o desprecia afirmaciones esotéricas tan sabias como “Tal y como un hombre piensa así es su vida”, afirmación que reconoce en nuestros pensamientos el poder para dirigir y modificar los actos.
Pero mientras una parte vive ignorando dicha realidad, otra la utiliza para crear formas mentales que conduzcan a la mayoría hacia donde les interese como si de un rebaño de ovejas se tratara.

Y lo mismo sucede con la Energía del Amor y sus intencionadas desviaciones. Las religiones han convertido el mensaje de Cristo en un suculento negocio que alimenta egos enfermizos y potentes cuentas bancarias. Las religiones han creado monstruos fanáticos que desprecian la Vida y son un cáncer para la Red energética mundial.
Pero el Amor es otra cosa. Y la Vida también es otra cosa.

Las religiones han convertido el mensaje de Cristo en un suculento negocio que alimenta egos enfermizos y potentes cuentas bancarias.

Ante este estado de cosas, planetarias y humanas, el ser humano que quiera encontrar el camino de salida de tanta confusión, mentira, desviación y locura, debe buscarlo en su interior, en lo más profundo de su interior, donde se encuentra la “chispa” divina, la gota que el Creador depositó en su esencia y que le hace igual a todos, hijos de un mismo Padre.

El camino, el único camino de salida y de preparación para los tiempos que se anunciaron, y que ya están aquí, pasa por la vivencia sin condiciones de la verdadera Unidad, del verdadero Amor, que es la comprensión clara y fría de la Red, de lo que a todos nos vincula, y de la consiguiente actitud de vida que implique respeto, colaboración desinteresada, entrega y responsabilidad con todos los seres humanos y también con todos los seres vivos del planeta.

La humanidad entera está sufriendo un profundo y exigente examen. El planeta, como un ser vivo, como Gaia, está dando su aviso. Quien tenga oídos que oiga.
Nadie, en ninguna parte y bajo ninguna circunstancia, se va a librar de dicho examen.
La asignatura por excelencia es el Amor, pero no un amor teórico y místico, sino un Amor activo y con “cuenta de resultados”.

El camino, el único camino de salida y de preparación para los tiempos que se anunciaron, y que ya están aquí, pasa por la vivencia sin condiciones de la verdadera Unidad, del verdadero Amor.

Ese es el único camino que es posible recorrer. Un camino que un día abrió el Cristo y que ahora espera por toda la humanidad, no importa el color, las ideologías ni la fe que profesen, porque para el Uno, para el Padre Creador, todos somos Uno.

Debo decir que resulta difícil, y también duro, hablar de lo que está anunciado sabiendo que ya se está cumpliendo y viendo como los responsables miran hacia otro lado. También resulta incomprensible que hoy, como siempre ha sido, asistamos día a día al absurdo comportamiento del ser humano, cometiendo los mismos errores de siempre, negándose a sí mismo y a su Creador, degradándose hasta el punto de no responder a su naturaleza Divina y vivir bajo los instintos mas primitivos, instintos que muchas especies del reino animal ya superaron.

Resulta difícil, y también duro, hablar de lo que está anunciado sabiendo que ya se está cumpliendo y viendo como los responsables miran hacia otro lado.

También se debe mencionar que no todos los hombres y mujeres de la humanidad han olvidado su naturaleza Divina y actúan en consecuencia, pero aquellos que ocupan puestos de responsabilidad, aquellos que manejan el poder que les fue dado por los ciudadanos del mundo, sólo miran enriquecerse, sólo miran aumentar su cuota de poder, sólo piensan en ellos mismos.

Pero, como ya estamos comprobando, los Elementos desatados no se pueden comprar, y aunque los poderosos todavía se sientan seguros en sus “fortalezas”, sólo es cuestión de tiempo, la Justicia Superior llegará a todos, nadie quedará al margen. Así funciona la Ley Superior.

El Planeta está ya viviendo el cambio anunciado.
¿A qué esperas tú?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 10 Promedio: 4.6)

Más del autor /a

El Sueño

Guerra entre poderes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos