El Museo del Calamar Gigante abre sus puertas en Luarca

0
142
Museo del Calamar Gigante (Luarca)
Museo del Calamar Gigante / Fotos: Ayuntamiento de Valdés
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Desde el 15 de julio se puede visitar en Luarca el Museo del Calamar Gigante, una de las colecciones más importantes del mundo que lo convierten en todo un referente. Han sido necesarios ocho años de espera desde que en 2014 un temporal marino destruyera el Aula del Mar situada en el muelle nuevo donde estaban expuestos los ejemplares. El nuevo museo ocupa las instalaciones de la antigua discoteca Villa Blanca, un lugar más amplio y protegido.

Además de ver de cerca a esta especie fantástica que genera mitos y leyendas a lo largo de todo el planeta, nos podremos sumergir en el fondo marino para descubrir la vida y el hábitat de estos gigantes cefalópodos, así como sus presas y depredadores, con quien convive en un ambiente inhóspito en las profundidades del Mar Cantábrico.

Este equipamiento estará abierto al público durante todo el año, un reclamo cultural y de divulgación científica que se espera contribuya a desestacionalizar el turismo en la zona.

Además de ver de cerca a esta especie fantástica que genera mitos y leyendas, nos podremos sumergir en el fondo marino para descubrir la vida y el hábitat de estos gigantes cefalópodos.

La exposición incluye 6 ejemplares de calamar gigante, 35 de otros cefalópodos, una docena de peces de profundidad y 6 muestras de huesos de cetáceos.
La muestra se distribuye en nueve zonas y pretende recrear el ambiente de las profundidades oceánicas, para lo que se utilizan sonidos, escenografía y recursos interactivos encaminados a facilitar la participación y el aprendizaje. Además, se publicará de forma ininterrumpida el documental Proyecto Kraken: en busca del calamar gigante, grabado en la fosa de Carrandi (Cañón de Avilés). El recorrido será circular y preparado para un público principalmente familiar.

Museo del Calamar Gigante (Luarca)

El proyecto museográfico también pretende dar a conocer el abismo oceánico del Cañón de Avilés, un valle submarino a unas siete millas de la costa y de 5.000 metros de profundidad, que es uno de los lugares preferidos del calamar gigante. A este cefalópodo le gusta vivir en la oscuridad y de vez en cuando sube a buscar comida, es ahí cuando corre el peligro de enredarse en los aparejos de pesca o acabar en la orilla de una playa. En el museo, para simular esa falta de luz, se rodea al visitante de un sonido de ambiente que le sumerge en una experiencia sensorial que le aproximará al hábitat en el que se desenvuelve este animal.

La apertura del Museo del Calamar se suma a la reapertura del Jardín de Fonte Baxa, uno de los jardines botánicos privados más grande de España, que cuenta con miles de especies de plantas y árboles repartidos a lo largo de 20 hectáreas -el Jardín Botánico de Madrid, por ejemplo, tiene unas 8-, así como elementos arquitectónicos repartidos a lo largo de este complejo medioambiental. Durante el recorrido nos podemos encontrar pues camás de 500 variedades de camelia, entre otros miles de especies vegetales, así como ejemplares traídos de distintas partes del mundo como cedros del Líbano, arce japonés, reliquias vegetales autóctonas y centenarias dignas de admirar… un espectáculo para disfrutar en distintas épocas del año.

El Jardín puede ser visitado gracias al acuerdo de alquiler entre sus propietarios y el consistorio que mantiene negociaciones para adquirirlo en propiedad. Ambos enclaves, el Museo del Calamar Gigante y el Jardín de Fonte Baxa, se han convertido -casi al mismo tiempo- en dos importantes atractivos turísticos para la villa, al que también se suma el Parque de la Vida, parque de divulgación científica y educativa sobre naturaleza y tecnología muy recomendable para niños. Con buen o mal tiempo, Luarca ofrece opciones para pasar un día divertido y en familia difícil de olvidar.

Sobre los calamares gigantes:

Estos cefalópodos pueden alcanzar los 240 cm y pueden llegar a pesar 275 kg. Las hembras son mayores que los machos. Al igual que otros calamares, tienen diez apéndices rodeando la boca, ocho brazos y dos tentáculos que son los que le sirven para atrapar a sus presas; con ellos estirados pueden alcanzar los 18 metros de largo. Al vivir en las profundidades donde no llega la luz, desarrollan ojos muy grandes que pueden llegar hasta los 25 cms. En sus músculos hay una alta concentración de amoniaco, lo que les permite flotar sin apenas gastar energía. ¿La desventaja? Que impide que sean comestibles.


Ubicación:
Calle Nicanor del Campo (antigua discoteca Villa Blanca).

Horario:
De lunes a domingo. Mañanas: 10:30 a 13:30 horas. Tardes: 15:00 a 18:00 horas

Precio de la entrada: 3€/persona. Menores de 13 años: Gratis

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí