Asociación de Senderismo Terras de Lourenzá

0
99
Día de la Asociación de Senderismo Terras de Lourenzá, en el área recreativa de A Cazolga (Lourenzá, Lugo)
Día de la Asociación, en el área recreativa de A Cazolga / Foto cedida por Asoc. Terras de Lourenzá
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Hace seis años que la Asociación Terras de Lourenzá descubrió no solo los beneficios de caminar, sino las grandes ventajas de hacerlo en grupo. Por eso ahora no hay quien pare a este colectivo que también frecuenta con asiduidad la montaña asturiana.

Alrededor de setenta socios y una junta directiva compuesta por nueve personas integran la formación de senderismo que pasea el nombre de Lourenzá por distintos puntos de la geografía noroccidental española. La mayor parte de sus componentes pertenecen a este municipio lucense y a otros cercanos como Barreiros y Mondoñedo, pero sus puertas siempre están abiertas a todas aquellas personas que deseen disfrutar de la naturaleza en su compañía.

A punto de cumplir su sexto año de vida, la Asociación valora de forma muy positiva la experiencia. “Tenemos un grupo muy unido, que al final es lo que importa -explica Javier Rodríguez Barrera, vocal del colectivo-. Hacemos rutas de fin de semana, de viernes a domingo, en las que solemos participar entre dieciséis y dieciocho personas, mientras que en las salidas de un día de duración participan alrededor de veinticinco”. Javier se incorporó al grupo a los dos años de su formación, acostumbrado a caminar empezó con la intención de ayudarles a preparar rutas diferentes a las estrictamente marcadas u homologadas que se realizan habitualmente.

El colectivo aúna a miembros de edades muy variadas. La más joven, una niña de doce años

“En las salidas de un día buscamos sobre todo la cercanía geográfica, en las de fin de semana elegimos lugares y pueblos pequeños como Somiedo, Ancares o Sobrefoz en Ponga porque nos gusta participar en el territorio y dejar dinero en estos sitios pequeños, así colaboramos para que sigan adelante”, explica el laurentino.

El colectivo aúna a miembros de edades muy variadas, la más joven una niña de 12 años mientras que la persona de mayor edad tiene 73. “Los más mayores no fallan, pero la juventud no viene a la montaña. Sin contar la excepción de Antía, los más jóvenes del grupo somos los que estamos en la franja de entre 35 y 45 años” -añade el vocal-.

En salidas cortas, al grupo de senderismo es posible encontrarlo realizando rutas por la Mariña Lucense, recorriendo tramos del Camino del Cantábrico por la costa pero también en itinerarios del interior. Rutas sencillas y aptas para todos los que quieran disfrutarlas.

El primer fin de semana de agosto siempre es una fecha especial para Terras de Lourenzá ya que cada año celebran el Día del Socio en el área recreativa de A Cazolga. “Tenemos pulpeira y churrascada. El río Masma pasa por el área y la gente se puede bañar. Siempre pasamos un día muy agradable”.

La Asociación de Senderismo Terras de Lourenzá en La Ventaniella, Ponga
La Ventaniella, Ponga / Foto cedida por Asoc. Terras de Lourenzá

Entre los recorridos que este caminante destaca por su belleza en su municipio natal se encuentra la ruta del Val de Lourenzá, ahora en desuso y prácticamente impracticable. “Hoy día no es viable hacerla si no la conoces, es preciosa pero hay zonas que no están segadas y es fácil perderse. Son veintiún kilómetros y tiene una dificultad media porque hay bastantes subidas y bajadas. Sale de la capital del concejo, y recorre el valle por un lado y vuelve por el otro”.

El grupo tiene por delante confeccionar el calendario anual de salidas para el próximo 2020 pero entre sus proyectos más importantes ya figura la visita al Parque de Muniellos, en Cangas del Narcea. “Tal vez sea lo más difícil a realizar debido al tema de los permisos que hay que pedir con mucha anterioridad, nuestra intención es hacerlo a final de año”. Sin duda, los lucenses volverán a pisar tierras asturianas, un paisaje del cual Javier y su mujer se confiesan enamorados y al que acuden con frecuencia. Entre sus últimas excursiones está la ruta a la cima quirosana de Peña Rueda, pero en la conversación salen pronto otras como Peña Ten o la zona de Valle de Lago, en Somiedo, donde tienen muchos amigos. “Yo descubrí tarde la montaña, algo de lo que siempre me arrepiento porque empecé con treinta y un años y ahora tengo cuarenta y cuatro. Vamos bastante a Asturias, nos gusta mucho y además hay que tener en cuenta que la montaña ourensana, Peña Trevinca, nos queda más lejos que por ejemplo, Somiedo, una zona que disfrutamos muchísimo”.

Deja una opinión

Por favor Acceder para comentar
  Suscribir  
Notificar