La Ayalga, mucho más que un libro

0
113
Xana y portada del libro La Ayalga
Xana y portada del libro La Ayalga / Fotos cedidas por El Peslle Ediciones
[Total: 5   Promedio: 4.8/5]

¿Es posible que un libro despierte en el lector el espíritu aventurero? ¿Puede conducirle a calzarse unas botas, preparar una pequeña mochila y salir a la búsqueda de un tesoro oculto en algún lugar desconocido? Pues sí, precisamente eso es lo que está consiguiendo una iniciativa editorial que bajo el nombre de “La Ayalga” está impulsando un movimiento diferente entre sus lectores.

El autor, Adolfo Lombardero, tuvo una idea y para darle forma buscó la ayuda de su amigo y escritor Iván Ojanguren. A ellos se unieron diez profesionales asturianos y juntos nació un proyecto novedoso que aúna literatura con mitología, a la vez que conduce a la aventura de encontrar tesoros en distintos escenarios naturales de Asturias.

El origen de ‘La Ayalga’ se encuentra en el descubrimiento de las tablillas de Coaña encontradas por el historiador Xuaco Norniella.

Iván Ojanguren, autor de varias publicaciones, se estrena como editor con este trabajo. “Conocía a Adolfo Lombardero de toda la vida; hace años estábamos los dos en una banda de música llamada Gaia. Durante el confinamiento me llamó y me dijo: ‘Iván, quiero hacer un libro con el que invitemos a la gente a descubrir nuestro patrimonio mitológico y natural al tiempo que les metemos en una aventura de manera que tengan que ir a descubrir tesoros. No se trata solo de ir a visitar un sitio porque sea muy bonito, sino que haya un aliciente extra para salir a conocer Asturias’.

El origen de la publicación tiene su origen en el trabajo realizado por el historiador Xuaco Norniella, que descubrió varias tablillas mozárabes en las que se hablaba de tesoros ocultos. Décadas después, Adolfo Lombardero encontró una de estas tablillas en un cartapacio de cuero en casa de una tía abuela suya. La investigación de este hallazgo ha llevado al escritor a crear una aventura en torno a la búsqueda de ayalgas, como se conoce en Asturias a los tesoros escondidos.

El libro se fundamenta en el acervo mitológico asturiano y a través de diferentes personajes sumerge al lector en amenos relatos que aúnan datos históricos con leyendas fundacionales, mitos y una parte de ficción.

El libro se fundamenta en el acervo mitológico asturiano y a través de diferentes personajes sumerge al lector en amenos relatos que aúnan datos históricos con leyendas fundacionales, mitos y una parte de ficción. En sus páginas encontramos a seres del imaginario popular como el Trasgu, el Cuélebre o la Xana, pero también a otros menos conocidos como Freba, una diminuta hada que lleva las ayalgas y las entrega a otros seres mágicos para que las oculten, la diosa de la creación Deva o el Ojíncano, también conocido como El Pataricu. Treinta ilustraciones y varios poemas completan la información recogida en La Ayalga.

Ojanguren explica que, aunque a través de los textos e ilustraciones es posible deducir el paradero de las ayalgas, “este no es un libro de pistas, ni tampoco un mapa del tesoro. Puedes leer La Ayalga simplemente por el placer de hacerlo, disfrutar de su lectura y si luego te apetece, salir a redescubrir zonas de Asturias”.

En diferentes localizaciones asturianas se encuentran enterradas siete ayalgas y dos llaves que los lectores pueden encontrar siguiendo pistas que se hallan reflejadas en el libro.

Lo novedoso de esta publicación también está implícito en el proceso de realización y en el hecho de ser un proyecto colaborativo en el que han confluido varios artistas asturianos. Además del autor y el productor y editor, han colaborado en él la ilustradora Thanya Castrillón, el diseñador gráfico Diego Cobos, el dibujante y creativo Jorge Rodríguez, el operador de cámara René Silva, el especialista en edición de vídeo Juan Antonio Gulías, la escritora y locutora Laura Virumbrales, la correctora Patricia Cuesta y el distribuidor Juan Cimadevilla. Las urnas funerarias que contienen las ayalgas y que los lectores han ido encontrando en su búsqueda del tesoro son obra de la artesana de la cerámica Maider y las traducciones al asturiano son obra de David Castañón.

Urnas funerarias elaboradas por la artesana de la cerámica Maider
Urnas elaboradas por la artesana de la cerámica Maider que posteriormente se han ocultado en distintos rincones de Asturias.

“Por mí trabajo como escritor -explica Ojanguren- tenía muchos contactos, así que empecé a llamar a gente de mi entorno y les hablé del proyecto. Era algo ilusionante pero también un poco locura porque como les dije a todos ellos ‘en un primer momento vamos a hacerlo por amor al arte y si luego sale adelante ya podremos tener una compensación económica’. Había curiosidad por desarrollar la idea y todos se apuntaron, cada uno poniendo lo mejor de sí mismo y lo hicieron super bien”, comenta orgulloso el editor de La Ayalga.

A través de un crowdfunding el proyecto vio la luz, y el pasado 22 de diciembre se enviaron los primeros ejemplares a los que habían contribuido en el mecenazgo; apenas tres días después un lector les informó del hallazgo de la primera ayalga. Los primeros cien libros se vendieron en tan solo cinco días en las librerías asturianas. “La respuesta ha sido absolutamente inesperada, no nos abrumó, pero sí nos dimos cuenta de las ganas que todos teníamos ganas de salir a la naturaleza, de buscar, ganas de ilusionarnos. Es una buena fórmula para llevar a la gente a conocer el patrimonio histórico, cultural y natural que tenemos en Asturias. Y nos sorprendió mucho que el libro, que está hecho para adultos, también ha llegado al público infantil, incluso hay profesores que lo han utilizado en sus clases”.

Nuevas aventuras y tesoros escondidos

Los promotores de este proyecto no dudaron en enterrar una llave dorada y siete ayalgas, siete urnas vinculadas a seres mitológicos portadoras de gemas preciosas, en lugares de gran belleza natural y también de destacado significado histórico o cultural.
Tres meses después de salir al mercado la publicación, ya han sido descubiertas las siete ayalgas, pero todavía permanece oculta la llave dorada. “Aunque se hayan encontrado las siete, hemos lanzado una segunda búsqueda para que siempre que una persona llegue a uno de estos lugares encuentre algo y que el hallazgo le pueda conducir a otras ubicaciones y continúe la aventura -asegura Ojanguren-. Todas las localizaciones tienen cierta dificultad, pero sí es verdad que con la llave dorada quisimos que fuese un poco más difícil encontrarla, y hasta la fecha no se ha descubierto”.

Ayalgueros
Ayalgueros en el momento del hallazgo en algunas de las ubicaciones secretas.

La llave dorada no es la única que permanece oculta, ya que los creadores del libro han embarcado a sus lectores en una nueva búsqueda: la de la llave de cobre, un tesoro que enlaza con la que será una segunda publicación. Como afirma su productor y editor, “La Ayalga ha venido para quedarse; ya estamos muy metidos en el siguiente libro que seguirá creando aventuras, aunque en esta ocasión el hilo conductor será la Hermandad del Peslle, una hermandad secreta que creemos sigue actuando en Asturias. Tiene relación con los inicios de Covadonga y la historia de Pelayo. Por lo visto durante la batalla de Covadonga enarboló una madera con forma de cruz y sobre esa madera Alfonso III El Magno mandó construir la Cruz de la Victoria. Como se han hecho las pruebas del carbono 14 se sabe que la actual madera no se corresponde con la original, a la cual se atribuían propiedades mágicas que ayudaron a ganar la batalla. ¿Pero quién tiene la original? Ese podría ser el origen de la Hermandad”.

El próximo trabajo que esperan lanzar en el mes de diciembre contendrá, como el anterior, un cóctel de realidad, ficción y leyenda. La trama, sin olvidar la mitología, también abordará aspectos etnográficos, como por ejemplo, la trashumancia. Nuevas aventuras y nuevos tesoros esperan a la comunidad ayalguera, que gracias a esta iniciativa sigue creciendo y ahondando en el patrimonio asturiano, forjando una nueva forma de hacer turismo en la región.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí