Lo que la marea esconde

0
83
Óleo sobre lienzo de 130x89 cm. del artista asturiano Alejandro R. Simón. Obra
Óleo sobre lienzo de 130x89 cm. Obra "sin título" seleccionada en el XX Premio de Pintura “Timoteo Pérez Rubio” de Oliva de la Frontera, Badajoz (2020).
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)

Pies descalzos sobre la arena. Las olas, alternas y despreocupadas, se acercan a la orilla indiferentes invadiendo a su paso cualquier resquicio en una suerte de cadencia infinita. Primeras (o últimas) luces del día. Una respiración profunda, en soledad y en silencio, que se abre camino con la única finalidad de fundirse con el entorno y que permite asumir, en un instante, la realidad inexorable de que el ser humano pertenece, en todo su conjunto, a la mar.

“Lo que la marea esconde” regala al espectador la capacidad de sentir en su propia piel un amplio abanico de sensaciones que emergen al adentrarse en las profundidades de cada obra. La temática principal tiene su origen en un exhaustivo ejercicio de introspección del artista, con el objetivo de hacer pública su mirada particular acerca de la belleza intrínseca, y en ocasiones oculta, de las diversas texturas marinas que componen el paisaje de la costa Cantábrica.

Si bien se trata de un tema que ha marcado indudablemente el carácter y la personalidad de Alejandro desde los inicios de su carrera, el concepto del cual nacen esta serie de obras surge en 2020, en plena pandemia, como una especie de terapia que le ha permitido, a través de la pintura, viajar a esos lugares que, durante ese periodo de tiempo, resultaban inaccesibles.

Desde un punto de vista técnico, cada obra se caracteriza por encuadres particulares y motivos contemporáneos que remiten a estructuras abstractas, localizadas en la realidad del entorno más cercano del artista, en los que el uso del color, con baja saturación y predominio de la monocromía, permite entrever retazos de luces íntimas características de amaneceres y atardeceres.

Entre los tejidos que se reproducen en las obras, los pedreros toman gran relevancia, representando una naturaleza inerte, pero al mismo tiempo llena de vida, en una especie de paradoja entre lo efímero y lo eterno, donde el azar y la inconmensurable fuerza de la mar dan forma a cada piedra y a cada surco de arena tras el paso de la marea. Así, el artista pretende captar aquella naturaleza invisible, indomable y en constante cambio que queda al descubierto en cada bajamar.

En su conjunto, las obras evocan una sensación de calma y sosiego, que, al mismo tiempo, se contrarresta con cierto sentimiento de nostalgia y soledad. Incluso, en aquellas donde las sombras predominan y los paisajes se oscurecen hasta adentrarse en la semipenumbra, la inquietud puede invadir al espectador, ante el descubrimiento de lo que la marea esconde: el infinito y desmedido poder de la naturaleza, que permanece, al igual que lo hace el arte, impasible al transcurso del tiempo.

Rebeca Pérez Alonso

Óleo sobre lienzo, 89x130cm. del artista asturiano Alejandro R. Simón, seleccionado este año en el XXIII Premio de Pintura “Timoteo Pérez Rubio” de Oliva de la Frontera, Badajoz (2023).
Óleo sobre lienzo, 89x130cm., seleccionado este año en el XXIII Premio de Pintura “Timoteo Pérez Rubio” de Oliva de la Frontera, Badajoz (2023).
Cuadro favorito de la gente en la exposición “Lo que la marea esconde”. Óleo sobre lienzo, 130x89cm.Óleo sobre lienzo, 150x150cm. Mención de Honor en el LIV Certamen Nacional de Arte de Luarca (2023)

Alejandro Rodríguez Simón nació en 1993 en Villaviciosa, Asturias. Desde temprana edad mostró un gran interés por la pintura, ya que creció rodeado de las obras de su abuelo Guillermo Simón “el pintor de lo asturiano” y siguió muy de cerca la trayectoria artística y profesional de su primo Guillermo Simón Gallego, dos grandes referentes dentro de su familia.

Tras compaginar sus estudios obligatorios con formación complementaria en el ámbito de la pintura, finalmente, en 2020, se gradúa en Arte con Mención en Pintura por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Como pintor figurativo, su principal fuente de inspiración se encuentra en la naturaleza, especialmente en el entorno marino, con el que siente una conexión especial ya que se trata del paisaje que le rodea. El piragüismo, la pesca, el surf y el haber trabajado como socorrista en la playa de Rodiles durante 7 años han hecho que Alejandro empezase a “educar su mirada” y a “pintar con los ojos” desde bien pequeño. Por todo ello, la temática marina ha sido una de las más trabajadas por el artista.

Sus obras han obtenido reconocimientos en varias ocasiones: en 2019, una de sus obras fue seleccionada en el IX Certamen de Arte Hotel Carlton, organizado en colaboración con la UPV/EHU y el Ayuntamiento de Bilbao. En 2020, otra de sus creaciones fue seleccionada en el Certamen de la UPV/EHU para estudiantes de la Facultad de Bellas Artes y uno de los cuadros de su Trabajo de Fin de Grado fue seleccionado en el XX Premio de Pintura “Timoteo Pérez Rubio” de Oliva de la Frontera, Badajoz. Este año ha sido seleccionado en ese mismo certamen y le han otorgado la Mención de Honor en el LIV Certamen Internacional de Arte de Luarca.

Asimismo, cabe destacar que, en reconocimiento a su talento, Alejandro fue el artista elegido para el diseño y creación del cartel de Semana Santa de Villaviciosa de 2022, donde captó a la perfección la esencia de esta festividad tradicional con un estilo muy personal. También fue el encargado de realizar el cartel de “les Fiestes de Ntra. Sra. del Portal de Villaviciosa 2023” con muy buenas críticas entre sus vecinos.

Finalmente, en la actualidad, se encuentra cursando el Máster en Formación del Profesorado de Dibujo y Artes Plásticas en la Universidad Internacional de La Rioja con el objetivo de poder compaginar en un futuro cercano la docencia con su gran pasión, la pintura.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí