Cristina Espina González, cofundadora de Neonomad

0
80
Cristina Espina González, cofundadora de Neonomad
Cristina Espina González / Fotos: Neonomad
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

En los últimos meses cuando la crisis sanitaria puso de moda el teletrabajo, muchas personas eligieron el Principado para trabajar especialmente en el entorno rural. Los nómadas digitales han abierto un mundo de posibilidades que Cristina Espina y su socio, Fernando San José, quieren explorar a través de su plataforma Neonomad. Objetivo: atraer talento y crear comunidad aquí en Asturias.

Cristina se define como una chica inquieta que no para de generar ideas y, sobre todo, de llevarlas a cabo. Ha sido una nómada digital que ha recorrido medio mundo, ordenador en mano, interactuando con otras personas y aprendiendo en la mejor de las escuelas, la vida. Conoce las necesidades que pueden tener estos profesionales por eso asegura que Asturias puede ser su destino ideal.

-¿Cómo surge la idea de esta plataforma?
-A mi pareja, que es también mi compañero de negocio, lo conocí en Paraisu Startup, un encuentro de emprendedores que se realiza cada año en Somiedo. Allí conocimos a muchas personas que son freelance, que se van moviendo por temporadas aquí y allá. Yo he trabajado mucho por el mundo, he estado de voluntaria en Brasil, en muchos espacios coworking, y entre la experiencia que tenía mi pareja y lo que yo me fui encontrando por el camino, la gente que conocimos juntos, vimos que el mundo está cambiando. Ahora no se viaja de la misma forma, el turismo de negocios se va transformando y ya no es solo de negocios, se convierte también en un viaje de placer donde tú marcas tus prioridades y tu horario laboral. Como mi ordenador es mi medio de trabajo y me acompaña a todos los sitios pues prefiero estar en un lugar que sea bonito, conocer la cultura del lugar, vivir otras experiencias además de la laboral.

Cristina Espina con su socio Fernando San José. Plataforma Neonomad
Cristina Espina con su socio Fernando San José

-¿En qué crees que ha cambiado el nomadismo digital a la cultura del trabajo?
-Sobre todo en la deslocalización laboral. Si hablamos de los profesionales independientes que no tienen un lugar de trabajo fijo que lo pueden hacer desde cualquier lugar con una buena conexión a internet y un ordenador, las posibilidades que se abren son muchas. Hoy en día te puedes mover a donde quieras, las comunicaciones son buenas, las nuevas tecnologías permiten que puedas trabajar en remoto… el cambio viene por aquí, por la deslocalización laboral.

-Más que trabajo parece una nueva forma de vida que demuestra que las cosas se pueden hacer de otra manera. ¿Qué valores potencia?
-Sobre todo potencia la economía local y ayuda a combatir la despoblación rural. Asturias tiene una población muy envejecida y ahora se está gestando un gran tejido empresarial, cosa que me alegra mucho porque todo estaba muy parado. Nuestro proyecto se inició en un núcleo rural como es Somiedo donde se están llevando a cabo iniciativas muy innovadoras. La idea es ayudar a esos pequeños emprendedores que están en el medio rural, queremos promover sus negocios… ¿cómo? Pues nosotros traemos a los nómadas a través de nuestra plataforma, a través de un buscador de espacios de coworking -espacios de trabajo compartido- y también coliving -espacios de vivienda compartidos-, y fomentamos actividades en el medio. Los profesionales que deciden quedarse, por ejemplo en Somiedo, quieren también integrarse en la cultura local, vivir experiencias, conocer la gastronomía del lugar y alimentarse de forma sana; así que nosotros nos ponemos en contacto con negocios locales y ofertamos las experiencias y los servicios. Uno de los objetivos del nómada digital, además de trabajar, es integrarse en el lugar que elige para vivir. Eso potencia la economía circular.

“Uno de los objetivos del nómada digital, además de trabajar, es integrarse en el lugar que elige para vivir. Eso potencia la economía circular”

-¿Tenéis alguna base de operaciones?
-Ahora estamos entre Oviedo y Madrid porque necesitamos medios económicos para lanzar la plataforma. Al principio requiere de una inversión bastante importante sobre todo a nivel técnico, para que funcione como un booking necesita un soporte detrás. Especialmente para poder hacer reservas desde la plataforma y que aparezcan todos los lugares con los que colaboramos.

-¿Qué negocios pueden sumarse a Neonomad?
-Cualquier tipo de emprendimiento local. Ahora la idea es lanzarlo en Asturias que es una comunidad pequeñita donde casi todos nos conocemos. Cuando vas a un lugar y estás trabajando tienes una serie de necesidades: alimentarte -lo quieres hacer de forma sana y a ser posible con productos locales-; dormir bien, así que necesitas un alojamiento. Quieres salir, por tanto, necesitas ocio, quieres conocer otras personas; o necesitas formarte… al final es hacer una vida nómada por un determinado tiempo y en un lugar concreto. En Asturias tienen cabida en esta plataforma muchos tipos de negocios, no nos encasillamos en ningún modelo. Hay gente incluso que quiere viajar con mascota. Así que si hay algún local donde acepten mascotas, pues genial.

“Nosotros atraemos a nómadas digitales a través de la plataforma y los ponemos en contacto con otros emprendedores locales: ofertamos experiencias y servicios”

-¿Qué es lo que convierte a un lugar en destino ideal para un nómada digital?
-Pues una buena conexión a internet y Asturias tiene una de las mejores de toda España. Fuimos la primera comunidad en implantar el 5G. Tener oferta de espacios de trabajo, coworking, donde además de trabajar puedas compartir experiencias con otras personas. Valoran también el poder disfrutar y realizar actividades en la naturaleza y el tener encuentros con otros profesionales (networking). Estas son más o menos las preferencias que nos comentan las personas que hemos encuestado.

-En tu caso, ¿cómo empezaste a trabajar en remoto?
-Siempre he trabajado por temporadas, no he estado fija en ningún sitio. Trabajé en Baqueira en el Valle de Arán, durante seis meses y el resto del año me dedicaba a viajar y a formarme en el mundo, porque al final lo que te aporta la cultura del viaje no te lo da la escuela. Así empecé a conocer personas de otros lugares del planeta y a motivarme hasta que al final se nos ocurrió desarrollar este proyecto.
El año pasado empecé a dar clases online, y antes hice magisterio porque me gusta mucho la docencia y ayudar a otras personas a que puedan conseguir sus objetivos y sueños en la vida. Es algo que me parece muy gratificante. Así empecé a trabajar en remoto. En el caso de mi compañero, como su empresa da soporte informático y comunicación a otras y eso lo puede hacer desde cualquier sitio, pues él siempre ha trabajado en remoto.

“Tenemos playa y montaña a menos de media hora de distancia, naturaleza a borbotones, un clima ideal, se come bien. Asturias es un destino ideal para nómadas digitales”

Cristina Espina González, cofundadora de Neonomad

-En cierta forma habéis creado la empresa en base a lo que os gustaría encontrar a vosotros en cualquier lugar como nómadas digitales.
-Eso es. Lo hicimos en base a nuestra experiencia y también a la de otras personas que fuimos conociendo en los distintos eventos de nómadas y profesionales independientes a los que hemos acudido.

-Hay mucho romanticismo a la hora de hablar del nómada digital y seguro que no todo son campos de flores. ¿Qué otras realidades se viven?
-El tema de estar condicionado por los horarios que tú mismo te has puesto impiden que puedas hacer otras actividades que te gustaría, cuando a ti te gustaría; los cambios horarios, si estas en otro país a lo mejor te toca trabajar de noche; el depender de una buena conexión a internet, puede ocurrir que tengas una reunión y te vuelvas loca buscando cobertura… A ello hay que añadir que si eres autónomo tienes que buscarte tus propios proyectos y no siempre son interesantes.

“Tenemos una de las mejores conexiones a internet de España. Fuimos la primera comunidad en implantar el 5G”

-Me comentabas antes de Asturias como un destino ideal para nómadas digitales. Para ti, ¿qué más cosas tenemos interesantes además de la conexión a internet?
-Tenemos playa y montaña a menos de media hora de distancia, naturaleza a borbotones, un clima ideal para todos los europeos, sobre todo los del norte de Europa que lo valoran mucho. Tenemos una gastronomía a unos niveles envidiables. Se come muy bien, con productos de calidad, algo que, por ejemplo, echo mucho de menos aquí en Madrid. Salimos el otro día para hacer un estudio sobre las terrazas y comprobamos que la comida era penosa: pagas un precio que no tiene un porqué, a lo mejor tienes unas vistas increíbles, pero no pagas por la calidad de un producto. Aquí no ves a una señora en la cocina guisando de verdad como ocurre en Asturias donde, por cierto, hay muy buenos cocineros. Asturias lo tiene todo.

-¿Crees que los nómadas digitales han venido para quedarse?
-Sí y además es una tendencia al alza. Las búsquedas en Google por nómadas, nomadismo, se van incrementando a medida que pasa el tiempo. Asturias es un destino poco conocido, pero cuando se conozca atraerá a muchos profesionales independientes con poder adquisitivo. Necesitamos gente formada con cultura que valore los lugares que visita. Y sobre todo que los cuide.
Recientemente han sacado unas ofertas turísticas para ayudar al sector a recuperarse del Covid-19 con las que estoy totalmente en desacuerdo. No estoy a favor de las rebajas en la oferta turística. En Asturias podemos exigir lo que valemos, no estamos en un mercadillo. Me pareció fatal esa iniciativa de Turismo del Principado. En vez de dedicarse a promocionar y resaltar nuestra riqueza, se dedican a vender bonos baratos. No es esta la política turística que hay que fomentar, ¡no señor!

“No estoy a favor de las rebajas en la oferta turística. En Asturias podemos exigir lo que valemos, no estamos en un mercadillo”

-La Ley de Startup que está preparando el Gobierno será sin duda un empujón a todo este movimiento. Se quiere atraer talento y se van a facilitar las condiciones como el visado para nómadas digitales…
-Es necesario que nazcan proyectos que no necesiten desarrollarse en las grandes ciudades. Que puedas vivir en cualquier parte, que tengas una buena comunicación que te permita trabajar y tener un salario digno. Eso es lo que hay que cambiar en Asturias y me parece muy acertada la ley que se está preparando. Personas de diferentes partidos políticos de la región nos han preguntado por esta nueva tendencia para poder desarrollar nuevos proyectos y nuevas leyes y nosotros les hemos dado nuestra visión y también la de los usuarios de la plataforma. Hay una serie de demandas que hay que satisfacer y Asturias en este sentido tiene que dejar de estar a la cola para situarse a la cabeza.

-Al principio me hablabas de Somiedo como semillero de este tipo de iniciativas.
-La Asociación So’Miedo y Daniel Suárez (CEO de la empresa tecnológica Zapiens) a la cabeza están ayudando mucho a que eso sea así. Y sobre todo el alcalde, Belarmino Fernández, que es una persona muy proactiva, abierta de mente y con mucha cultura emprendedora. Él ha visto en el teletrabajo una alternativa muy interesante para el medio rural y por eso está apoyando mucho a los pequeños emprendedores, gente joven con ideas de futuro, que creen que en Asturias hay un gran potencial. Es una persona que está ayudando a otras a alcanzar sus sueños y juntos conseguir que una parte de Asturias no se muera.
Somiedo es ahora mismo un laboratorio vivo donde se están incubando empresas y la realidad es que se está repoblando la zona con gente joven. Creo que es hacia ahí donde con humildad deberían mirar todos los alcaldes de Asturias.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí