Fidel Zapico, AramoBerry. Arándanos al pie del Aramo

0
1472
Fidel Zapico en la plantación de arándanos de AramoBerry
Fidel Zapico / Foto: AramoBerry
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 4.9)

¿Te imaginas recolectar directamente tus propios arándanos en un entorno idílico? Muy cerca de Oviedo, se encuentra AramoBerry en la Finca La Collá (Riosa). Allí, en medio de unas vistas espectaculares de la Sierra del Aramo, el Monsacro o el Llosoriu, se puede disfrutar de esta experiencia en pleno contacto con la naturaleza. Al frente de esta empresa familiar se encuentra Fidel Zapico que, además de atender a los visitantes, es el responsable de la producción y comercialización de estos arándanos.

-¿Cómo nace la idea de AramoBerry?
-A nivel laboral siempre había trabajado en supermercados. En 2015 estuve en esta misma finca recogiendo arándanos cuando la explotaban directamente sus propietarios, luego seguí con la cooperativa que posteriormente la gestionó. Como vivían en Pravia al final acabé llevándola prácticamente yo. Puedo decir que todo lo que sé sobre cultivo y recolección de estos frutos lo aprendí en ese tiempo.

Por otro lado, siempre me han gustado los arándanos, desde crío los comía cuando iba por el monte. Así que cuando surgió esta oportunidad decidí lanzarme a la aventura. Abrimos el año pasado y me encantaría estar aquí hasta que me jubile. Trabajar al aire libre, en tareas del campo y al lado de casa es todo un sueño para mí. Lástima que no lo hubiese encontrado a los veinte años, hubiese sido la persona más feliz del mundo.

Finca La Collá, plantación de arándanos de AramoBerry
Finca La Collá / Foto: AramoBerry

“Abrimos el año pasado y me encantaría estar aquí hasta que me jubile. Trabajar al aire libre, en tareas del campo y al lado de casa es todo un sueño para mí”

-¿Qué producción tenéis actualmente?
-La finca puede dar unas cuarenta o cincuenta toneladas, pero queremos ir poco a poco. Este año he podado mucho las plantas para acotar la producción y ver lo que puedo asumir. Tenemos 17.000 plantas que producen unos dos mil kilos diarios. Ahora lo he preparado para que produzcan unos trescientos que calculo que se pueden vender bien.

-¿Cómo comercializáis los arándanos? ¿Lo hacéis directamente vosotros?
-El año pasado vendimos prácticamente toda la producción a una cooperativa y algo a particulares. Este año nos hemos planteado hacerlo nosotros directamente con particulares y negocios. Hasta ahora vendíamos en algunas tiendas de Mieres, Tineo, Riosa y Santa Eulalia (Morcín). Ahora queremos empezar a hacer repartos a domicilio en Mieres, Langreo, Oviedo y Gijón.
Luego están los clientes que se acercan hasta la finca para recoger directamente los arándanos, una experiencia que tiene mucha aceptación y queremos organizar mejor. El lugar es muy guapu, tiene unas vistas espectaculares y queremos tenerlo bien conservado. Hay mucho trabajo por hacer porque estuvo dos años cerrada la plantación, pero me gusta.

“Tenemos clientes que se acercan hasta la finca para recoger directamente los arándanos, una experiencia que tiene mucha aceptación y queremos organizar mejor”

Arándanos recolectados en AramoBerry
Arándanos recolectados

-¿Qué acogida habéis tenido en el concejo?
-Muy buena, nos sorprendió gratamente. Te diré que más del 60% de riosanos han subido hasta la finca. Al mes de abrir nuestra cuenta de Facebook ya tenía mil seguidores. Aparte del apoyo, que ha sido mucho, también nos ha llamado la atención la aceptación que han tenido los arándanos. Aquí en España no había tradición de comerlos como en otros países de Europa; en Riosa tradicionalmente se encontraban en forma silvestre por los bosques, pero no formaban parte de la alimentación como ahora. Desde que se descubrieron todas sus propiedades se ha producido un boom del consumo.

-¿Qué proyectos tenéis a medio o largo plazo?
-Primero conseguir vender la producción que nos hemos puesto para este año, unos diez o doce mil kilos. Lo siguiente será ampliar la producción para hacer mermeladas y zumos. Estoy investigando también la posibilidad de congelar los frutos para venderlos fuera de temporada, en invierno, por ejemplo. Si se congela recién recogido el producto no pierde propiedades y se conserva muy bien.

-¿Os afectó de alguna manera la crisis del coronavirus?
-AramoBerry nació prácticamente con la pandemia y he de reconocer que nos afectó, pero positivamente. El año pasado, para ser el primero, vendimos mucho y luego, como no se podía salir, la gente venía aquí para disfrutar de la naturaleza. También ha habido un cambio de mentalidad en este tiempo que nos ha beneficiado y es que el consumidor está mucho más concienciado de comprar el producto local y en comercios de proximidad.

“AramoBerry nació prácticamente con la pandemia y he de reconocer que nos afectó, pero positivamente”

-No deja de ser una paradoja que se acaben comprando manzanas de Polonia o arándanos de Chile cuando se producen aquí y son de muy buena calidad…
-En octubre llega el arándano de Chile o Perú, en primavera de Marruecos o Huelva y luego empieza nuestra producción desde junio hasta finales de septiembre. Es una época muy buena porque así evitamos la competencia. La mayor parte de la producción de las cooperativas se va al mercado nacional y extranjero, para consumo local queda menos que es donde trabajamos las pequeñas plantaciones como nosotros.
En AramoBerry hemos ajustado bastante los precios. En los supermercados venden los arándanos a unos doce euros el kilo, nosotros a siete, nos parece un precio razonable. Quiero ganar lo justo para vivir, poder crear puestos de trabajo e invertir algo en la finca. No soy partidario de las subvenciones, prefiero ir poco a poco.

-¿Los arándanos requieren algún cuidado especial?
-Necesita terrenos ácidos, humedad y le viene bien el frío en invierno, todo eso lo tenemos en Asturias y en Riosa, especialmente. Ahora mismo las plantas están preciosas. Tenemos diferentes variedades que dan frutos de forma escalonada desde finales de mayo hasta septiembre más o menos. En noviembre empiezas a podar y durante todo el año has de realizar tareas de limpieza y mantenimiento de la finca. De momento estoy yo solo, pero en este momento ya habría trabajo para dos personas más, eso sin contar con la recolección. Este año, dada la producción, me arreglaré con doce personas, pero si estuviera esto a pleno rendimiento serían necesarias unas cuarenta.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí