Julia Martínez del Río, cofundadora de Musgo Natural Deco. El bosque en tu casa

0
250
Julia Martínez del Río, cofundadora de Musgo Natural Deco
Julia Martínez del Río / Fotos cedidas por Musgo Natural Deco
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 12 Promedio: 4.5)


Las creaciones de estas dos hermanas asturianas tienen la capacidad de adentrarnos en nuevos espacios. Para algunos el de la naturaleza y las cosas vivas, para otros, el de un mundo relajante, casi etéreo perdido en el tiempo. Ambas son las responsables del mural -recreación natural del logotipo-, Siero Verde, marca del concejo.

Julia Martínez del Río -la parte creativa-, junto a Sara, son las fundadoras de Musgo Natural Deco, empresa pionera en Asturias de plantas preservadas. Julia nos explica el secreto de este arte y cuáles son sus fuentes de inspiración.

Sara y Julia del Río ante la composición realizada en el espacio de coworking El Camaleón de Rubik
Sara y Julia Martínez del Río ante la composición realizada en el espacio de coworking El Camaleón de Rubik

-Musgo Natural Deco no es un negocio al uso, ¿qué os animó a crear esta empresa?
-Tanto mi hermana como yo estudiamos Administración de Empresas. Estuve trabajando en el mundo del marketing y la comunicación hasta hace tres años que decidimos lanzar juntas la marca. Yo me metí de lleno en el proyecto, soy más la parte creativa, y ella lo compagina con su trabajo en el mundo empresarial. ¿De dónde nos viene la idea? Se podría decir que lo mamamos de pequeñas porque mi madre siempre se dedicó a esto en plan aficionado. Antiguamente, cuando se podía coger musgo en los bosques, ella lo recolectaba y luego lo preservaba en casa con glicerinas vegetales; también prensaba flores y con todo ello hacía composiciones. Amaba las plantas, la botánica, nuestra casa estaba decorada con sus creaciones, algunas existen todavía. Fue una pionera en esta manifestación artística, nueva en nuestro país, pero conocida y utilizada desde hacía años en otros lugares de Europa. Con este proyecto unimos nuestras dos grandes pasiones: la naturaleza y la decoración.

-¿Qué hace diferente a vuestra empresa de otras que se dedican a lo mismo?
-He visto proyectos de preservado en Asturias, pero son realizados por empresas de fuera, no conozco a nadie de aquí que haga un trabajo parecido al nuestro. Lo que nos hace diferentes es el diseño y es por lo que la gente nos reconoce ya en muchos sitios. Somos delicadas, nos gusta la sencillez no lo recargado, somos detallistas y perfeccionistas en cuanto a los acabados. Trabajamos en plan artesanal y nos adaptamos a lo que el cliente necesite. Hay otras empresas que son más industriales y trabajan con planchas determinadas, a nosotras nos gusta pensar en el cliente y en base a ello crear. No tenemos dos piezas iguales.

“El color verde, y por tanto las plantas, ayudan a equilibrar el estrés, la ansiedad por eso los elementos vegetales con cada vez más utilizados en centros de trabajo, oficinas o restaurantes”

-¿Qué aportan vuestras creaciones al espacio donde se instalan?
-El beneficio del color verde está más que demostrado. Aporta confort, bienestar, calma e induce, a quien lo contempla, a sensaciones de serenidad, armonía, conexión con la naturaleza. Nosotras trabajamos con planta natural cien por cien preservada, pueden ser por tanto el complemento perfecto para cualquier estilo decorativo. También equilibra el estrés, la ansiedad, por eso los elementos vegetales son cada vez más utilizados en centros de trabajo, oficinas, restaurantes… En España lo podemos ver en las grandes ciudades en cambio en Europa es de lo más habitual tanto en vertical como en horizontal. Yo creo que en nuestro país hemos ido desconectando de la naturaleza poco a poco. Antes, te hablo por los años sesenta, era habitual ver plantas en todas las casas, ahora no sé si por el ritmo de trabajo o la falta de tiempo, hemos ido prescindiendo de ellas. Afortunadamente, la tendencia está cambiando, las plantas están volviendo a nuestras vidas para aportarnos luz y energía.

-¿Cuáles son las ventajas de las plantas preservadas? ¿Cómo se realiza el proceso?
-Las plantas, los musgos y líquenes con los que yo trabajo los compro directamente preservados y eso se realiza a nivel industrial porque ahora nada de eso lo puedes coger de la naturaleza, esta prohibido. Luego a partir de ahí realizo los diseños. Lo que sí hago de forma artesanal son los prensados de flores y hojas con los que luego hago cuadros.
El preservado se realiza con plantas vivas que luego pasan por un proceso de estabilización con unas glicerinas que sustituyen a la sabia de la planta, eso permite que mantengan su textura fresca en el tiempo como si estuvieran recién cortadas. No necesitan ningún tipo de mantenimiento solo una vez al año desempolvarlas un poco. No necesitan luz porque están estabilizadas, pueden estar en lugares oscuros, es un producto cien por cien para interiores.

“He visto proyectos de preservado en Asturias, pero son realizados por empresas de fuera, no conozco a nadie de aquí que haga un trabajo parecido al nuestro”

"Mapa de carreteras" en la oficina Vectio (Oviedo) realizado por la empresa Musgo Natural Deco
«Mapa de carreteras» en la oficina Vectio (Oviedo)

-¿Con qué soportes trabajáis?
-Cuando se trata de jardines primero tenemos que panelarlo, proyectamos el diseño sobre planchas más pequeñas que luego ensamblamos y rematamos in situ para que no se vean los cortes y parezca una estructura única. También hacemos cuadros, con o sin marco, rectangulares o redondos; jardineras para restaurantes, columnas, las superficies son de lo más variado y sobre ellas pegamos las plantas. Nos adaptamos a todos los espacios.

-Además del musgo, ¿qué otras plantas se pueden encontrar en vuestras creaciones?
-Tenemos de todo. El catálogo de planta preservada es muy amplio y las posibilidades de combinación, infinitas. Si hablamos de vertical por lo general nos piden más plantas, a nivel de arte floral podemos hacer lo que se quiera. Hay combinaciones que son preciosas. La empresa tiene abiertos dos centros de trabajo, uno en Asturias -donde está mi hermana- y otro en Tenerife que es donde vivo yo, aunque la verdad es que me pasó más tiempo allí que aquí. También tenemos tienda online donde vendemos móviles de pared, ramos, cuadros, para toda España.

-¿Cuáles son vuestras fuentes de inspiración?
-La naturaleza. Me encanta caminar por el monte, los bosques, ver rocallas, me gustan los paisajes visuales, tengo un libro de fotos aéreas con imágenes espectaculares que son realmente inspiradoras. El mural que hicimos para el Ayuntamiento de Siero se asemeja a una foto aérea de un bosque asturiano, querían un diseño sencillo y esa nos pareció una buena idea. El liquen, al ser como bolitas, se parece a las copas de los árboles, luego juegas con el diseño, creas prados, entradas a bosques… al final todo suma. La idea que querían proyectar con el lema ‘Siero Verde’ era la de sostenibilidad y conseguimos con este mural dar un apoyo al concepto. Quedaron encantados con el resultado final.

“La naturaleza es nuestra fuente de inspiración, siempre te sorprende”

Cuadro realizado por la empresa Musgo Natural Deco

-¿Qué os ha supuesto esta experiencia?
-Siero es el lugar donde nacimos, es nuestro ayuntamiento, nuestra empresa es asturiana, así que el hecho de que hayan elegido a Musgo Natural Deco para apoyar a una campaña tan fuerte como Siero Verde ha sido todo un orgullo. Es genial apoyar lo local. Nosotros les estamos muy agradecidas. Te podría decir que es el proyecto más emocional que he hecho hasta el momento, el que más ilusión me ha generado.

-Hablamos entonces de un negocio con futuro…
-Sí, está en auge y tendrá mucho recorrido. Mi idea no es crear un gran negocio, industrializarlo sino mantener la línea artesanal. Al final lo que nos diferencia es el diseño, la obra única, lo que plasmas en cada pieza que es tu seña de identidad. Hay personas que nos ayudan en las etapas previas pero la creación y el diseño de cada obra es algo que hago yo personalmente. Quiero que cada cliente se lleve una parte de mí en cada cosa que adquiera. Para nosotras es básico hablar con el cliente, generar cercanía, confianza. A partir de ahí hacemos arte natural personalizado, cuidando hasta el más mínimo detalle. La decoración verde está en auge, cada vez hay más clientes que lo demandan. De hecho, tengo una larga lista de espera para los proyectos. Estoy muy contenta porque veo aumentar el volumen de trabajo y eso es bueno.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí