Polígono Industrial de Barres. Castropol. Tercera fase

0
104
Polígono Industrial de Barres
Polígono Industrial de Barres/ Foto: Valvanera
[Total:0    Promedio:0/5]

Los siete años de existencia del Polígono de Barres podrían resumirse bajo el lema de ‘crecimiento continuo’. En la actualidad se afronta la tercera fase, con mejoras que repercutirán en toda el área industrial.

La andadura de este polígono se remonta a 1991, año en el que se redacta el estudio de viabilidad. En 1992 continúa su andadura con el Proyecto de Urbanización, y entre el 94 y el 95 se adquieren los terrenos que vendrían a constituir las dos primeras fases. Barres I se inauguró en agosto de 2002, con sus 56.710 m2 de superficie bruta, y Barres II lo haría en marzo de 2004. Su superficie bruta alcanza un total de 42.210 m2. El polígono fue considerado como actuación de interés comarcal incluida en el Plan de Promoción del Suelo Industrial del Principado de Asturias (2001-2004). En cuanto la primera fase comenzó a caminar, fue grande la sorpresa del Ayuntamiento y de Sogepsa, porque lo que se perfiló como un pequeño polígono industrial tenía una aceptación sin precedentes en el occidente asturiano. Las parcelas se vendieron tan bien que rápidamente se vio la necesidad de aumentar el polígono.

La Asociación de Empresarios del Polígono forma parte de la Sociedad de Gestión Conjunta.

En las primeras fases se instalaron tanto empresas asturianas que necesitaban mucho espacio para ubicarse, como gallegas que vieron Barres como una buena opción de estar presentes en ambas comunidades autónomas. En la actualidad la crisis ha obligado a cerrar alguna de ellas, pero forman un conjunto heterogéneo: desde construcción a comida para ganado, pasando por una asfaltera y astilleros. Uno de los mayores atractivos que encuentran los empresarios en este polígono es su cercanía a la Autovía del Cantábrico, que estará lista en 2010 si todo sale como se espera. Sus tramos abiertos facilitan ya el acceso a Oviedo, Gijón y Avilés, y también a Coruña, Santiago y Lugo; desde estos puntos se abre el tráfico marítimo y aéreo. Para facilitar la circulación, se ha solicitado un acceso directo a esta Autovía, algo que ha prometido públicamente el Consejero de Industria, y que mejoraría en gran medida este polígono.

La Asociación de Empresarios ha solicitado al IDEPA una subvención para instalar cámaras de vigilancia en el polígono.

Oficina de ASPOBA, en el Polígono Industrial de Barres
Oficina de ASPOBA, en el Polígono Industrial de Barres/ Foto: Valvanera

ASPOBA, el motor de Barres

Las fases I y II que se entregaron a los empresarios no estaban como ahora las conocemos. Tenían la mayoría de los servicios a punto, pero era muy difícil ubicarse en ellas. Para solucionarlo y gestionar el polígono, en 2003 nació la Asociación de Empresarios del Polígono de Barres (ASPOBA). Una de sus labores más importantes es formar parte de la Sociedad de Gestión Conjunta que, junto al Ayuntamiento de Castropol, se encarga de mantener a punto el polígono y mantener una conexión constante con el Principado de Asturias a fin de canalizar las subvenciones. De las primeras cosas que hizo ASPOBA cuando comenzó su andadura, fue instalar un panel directorio de empresas a la entrada, pintar las calles y poner placas con sus nombres, además de instalar las señales de tráfico. Su actual presidente, José Fernández Pérez, indica que en este año 2009 su “mayor logro ha sido la instalación de una caseta -con licencia de obra temporal-, que alberga una pequeña oficina para las tareas administrativas de la Asociación, y una sala de reuniones en la que se pueden organizar cursos y charlas. Se permite el uso también a los no asociados, mediante el pago de una cuota mayor que el asociado. “Con el tiempo, la oficina estará permanentemente abierta, atendida por una persona de cara al público”, afirma Pérez. Desde ASPOBA ya están organizando cursos para 2010, para lo cual se ha hecho una encuesta en cada empresa.
En este año también se ha conducido el gas natural hasta esta zona industrial, aunque otro de sus proyectos estrella tiene que ver con la seguridad en el polígono, mediante la instalación de cámaras de seguridad. En palabras del presidente de ASPOBA: “Este año hemos solicitado al IDEPA una subvención para instalar cámaras en el polígono, y estamos pendientes de que nos den una respuesta. El tema de la seguridad y los robos en los polígonos preocupan mucho a los empresarios, aunque aquí nunca se hayan producido. En total solicitamos 44.533 con los que podremos poner cámaras, vigilar entradas, perímetros y calles”. Sin embargo, Barres es uno de los polígonos asturianos más seguros debido a que la Guardia Civil de la zona pasa por aquí entre cinco y seis veces al día, lo que asegura una buena vigilancia y disuade a quien quiere perpetrar un robo, realizar alguna gamberrada en las naves o circular a alta velocidad por el polígono.
Otro motivo de seguridad tiene que ver con la cercanía del Parque Comarcal de Bomberos, con el que se logrará una rápida respuesta en caso de un incendio. Además, la ubicación de los bomberos logra reducciones en las cuotas de los seguros contratados por las empresas del Polígono de Barres.
A través de sus reuniones periódicas con el Ayuntamiento -como parte de la Sociedad de Gestión Conjunta-, ASPOBA ha indicado al Consistorio que solicite ayudas para arreglar unas alcantarillas que están tupidas y que generan desbordamientos cuando llueve mucho. Y también el Ayuntamiento se encargará próximamente de acondicionar las zonas verdes: 7.605 m2 en la Fase I y 4.852 en la Fase II. Con ello se logrará un polígono más estético, pero también una zona de trabajo que permite el esparcimiento y alegra la vista entre tanto cemento.
“También estamos luchando por conseguir un punto limpio industrial -continúa el presidente de ASPOBA-, que recoja aceites industriales, baterías, escombros y residuos peligrosos de todas las empresas de los concejos circundantes. Si nos lo conceden, algo que también han solicitado otros polígonos, se instalaría en la tercera fase porque se necesita capacidad para albergarlo. Además la presencia de muchas empresas en un mismo lugar es un foco de atracción importante para lograrlo. En esto estamos apoyando al Ayuntamiento al cien por cien en sus negociaciones”.
Cabe señalar que los logros de ASPOBA no están dedicados únicamente a los asociados, como se puede deducir fácilmente, lo que da fe de su trabajo desinteresado en pro del beneficio de todos y permite pensar que cuantos más participen en la asociación, mayores recursos personales y económicos se podrán dedicar a mejorar el polígono.
Hasta el momento forman parte de la Asociación empresarial los propietarios de 50 de las 107 parcelas de las dos primeras fases. Son quince personas, a las que se suman seis empresarios que tienen parcela alquilada. En algunos casos están asociados el propietario y el empresario de una misma parcela, sumando un total de veintiuna personas en la asociación. Si recordamos que tienen una cuota baja -que además desgrava-, y que están deseosos de recibir nuevas ideas, quizás haya más iniciativas para asociarse, por el bien general y el propio.

‘Estamos luchando por conseguir un punto limpio industria’. (José Fernández Pérez, presidente de ASPOBA)

Polígono Industrial de Barres
Polígono Industrial de Barres/ Foto: Valvanera

Tercera fase en marcha

En la actualidad, otro de los temas que centran la atención de ASPOBA es la tercera fase del polígono, que desean que se construya sin las limitaciones de las dos anteriores. El asesoramiento de la Asociación ha sido fundamental a la hora de diseñar una fase tres sin problemas con la luz y dotada de múltiples aparcamientos, de los que carecen las fases anteriores. José Fernández informa sobre la situación: “Van a comenzarla ya. Tuvimos una reunión con el director de Sogepsa para subsanar algunos puntos del proyecto que nos parecía que había que cambiar. Nos recibieron en Oviedo y parece que hay intención de corregir esos defectos, que no son muchos pero sí importantes. De todos modos, no afectan al presupuesto”. Más que defectos quizá sería más acertado llamarles mejoras, puesto que permitirán que el polígono en su conjunto funcione mejor. La más importante de estas indicaciones señaladas por ASPOBA tiene que ver con la entrada al Polígono de Barres, que será única para todos y soportará gran volumen de tráfico, ya que esta última fase es mayor que la suma de las dos primeras. “Hicieron un estudio, muy bueno en lo que tiene que ver hasta la carretera de acceso, pero que no contempla nada desde ese lugar hacia dentro del polígono. La entrada proyectada está muy bien porque tiene carril de aceleración y desaceleración, con lo cual quedará perfecta. El problema es que llevan hasta ahí el tráfico pero a la hora de meterlo dentro todo se complica. Así que tienen que hacer un estudio del tráfico interior y ver cómo paliarlo”. Al solucionar este problema con la circulación de vehículos se prevé asimismo solucionar la falta de aparcamientos en las dos primeras fases, pues si en varias calles se instala el sentido único se podría aprovechar el otro carril para generar más aparcamientos.
Otra de las sugerencias de ASPOBA para la tercera fase es que además de separar las aguas negras de las pluviales -algo que no se contempló en la parte del polígono ya existente-, se instale una estación de bombeo en condiciones, y se construya un tanque grande para que no se desborde el agua. “Nuestra sugerencia es que esa fosa grande se haga en la primera fase, porque la tercera queda más alta y puede llegar mejor el agua. Así se haría una sola estación de bombeo, en lugar de dos, con lo cual se ahorra en gasto y mantenimiento de motor”.
ASPOBA espera que las parcelas dotacionales de esta fase permitan ya construir un edificio polivalente para la asociación. Con todo, Barres se convertirá en un polígono completo, novedoso y uno de los más modernos del Principado. De momento sólo falta introducir las mejoras señaladas y adjudicarlo, algo que debe comenzar este año. El presupuesto está aprobado y el terreno listo. Si todo sale como se espera, 2010 comenzará con un polígono ampliado, renovado y a punto.

Para que empiece la tercera fase sólo falta mejorar el proyecto y comenzar la adjudicación este año.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí