Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) Avilés

0
246
Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) Avilés
Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) Avilés / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

En los terrenos de la antigua Ensidesa, en las afueras de Avilés, el PEPA, Parque Empresarial del Principado de Asturias, es el símbolo de la nueva actividad empresarial asturiana.

El PEPA fue inaugurado en diciembre de 2002 por Francisco Álvarez-Cascos. El entonces Ministro de Fomento afirmó de este Parque que “es el más moderno y dinámico de España, hecho con el máximo respeto al medio ambiente y fruto del trabajo de quienes creyeron en las posibilidades de Avilés”. El Parque Empresarial se enmarcaba dentro de un programa de reindustrialización y creación de nuevos focos de inversión y empleo, y para ello centralizaba esfuerzos en una de las zonas más afectadas por la reconversión de la siderurgia en los años ochenta, donde el paro había hecho estragos.
Utilizando 2,1 millones de metros cuadrados, se rentabilizan de este modo los terrenos que habían pertenecido a la antigua cabecera siderúrgica de Ensidesa. Para ello se diseñó un Parque Empresarial funcional y moderno, poniendo especial interés en la sostenibilidad medioambiental y en la dotación de servicios e infraestructuras. El SEPI, Sociedad Estatal de Promociones Industriales, se hizo cargo del proyecto a través de su empresa de gestión inmobiliaria, Infoinvest, que prestó especial atención a la creación de un plan de gestión medioambiental para el reciclado de los materiales y el tratamiento de los desechos.

La excelente ubicación geográfica del PEPA fue desde el principio uno de los grandes argumentos a su favor.

El diseño urbanístico contempló espacios amplios, aparcamientos y zonas verdes, buscando la creación de una zona limpia y ordenada; para ello hubo que desmantelar parte de las instalaciones existentes, demoler estructuras y limpiar grandes superficies. Como recuerdo de la historia del terreno quedó una de las glorietas de entrada al Parque, una enorme masa de hierro fundido que ya está ligada al terreno para siempre. También se conserva la “Chimenea del antiguo Sínter 5”, como símbolo representativo de la importancia histórica de la siderurgia en la zona.
La excelente ubicación geográfica del PEPA fue desde el principio uno de los grandes argumentos a su favor: ya cuenta con conexión al puerto y el centro urbano de Avilés, y la próxima inauguración de un acceso directo a la Autovía A-8, la antigua “Y”, dejará al Parque perfectamente comunicado con las grandes vías de transporte y con el cercano aeropuerto, permitiendo además el acceso a la ría de Avilés y a la margen derecha del puerto, que también está en proceso de ampliación. Se trata de un nudo de carreteras de doble carril, con ramales a distintos niveles, en un terreno situado entre el barrio de Garajes y las instalaciones de los hornos de ArcelorMittal. Se calcula que las obras terminen en 2010.

Los proyectos empresariales ubicados en el Parque han generado ya 2.400 puestos de trabajo, un 60% de ellos de nueva creación.

Más proyectos

Hasta el momento, la inversión pública en el Parque supera los cien millones de euros. La inversión privada, por otra parte, se calcula en seiscientos millones. El pasado mes de abril se inauguraron nuevas infraestructuras, como la zona APR.E-3, en la parte noroeste. Se trata de una superficie bruta de casi 70.000 metros cuadrados, de los que cerca de 41.000 se dedican a parcelas destinadas a la instalación de PYMEs. También se inauguró el Vial Norte, o Avenida de la Siderurgia, que constituye un importante eje de comunicación para toda la comarca, con casi tres kilómetros de extensión. Además, pronto concluirán las obras de dos edificios de oficinas para empresas vinculadas a las nuevas tecnologías.
Los proyectos empresariales ubicados en el Parque han generado ya 2.400 puestos de trabajo, un 60% de ellos de nueva creación, y se calcula que en los próximos meses lleguen a 3.000 empleos.

Una zona en expansiónNo sólo el PEPA es una zona de desarrollo e inversiones. En los alrededores se encuentra el Centro Cultural Óscar Niemeyer, que busca poner Avilés en el mapa de los grandes circuitos culturales mundiales. Buena prueba de ello son las visitas de grandes figuras como Brad Pitt, Kevin Spacey o Norman Foster, que vienen a conocer el proyecto de primera mano y a interesarse por posibles formas de colaboración. En el entorno del Niemeyer se proyecta la Isla de la Innovación, un proyecto de recuperación de la ría de Avilés que contará con un nuevo puerto deportivo, una terminal de cruceros, y un gran eje urbano con forma de bulevar. Todo ello con grandes zonas verdes, oficinas, hoteles, locales de ocio y comerciales, apartamentos, lofts, espacios expositivos y de congresos… Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos que se pueden ver en nuestro país y, a su finalización, convertirá a Avilés en un modelo de gestión cultural y arquitectónica, reinventando la degradada ría como un lugar de referencia y modernidad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí