Boal. La visita más dulce

0
253
boal intro cab
[Total: 0   Promedio: 0/5]

La miel de Boal es famosa por su calidad y su elaboración estrictamente artesanal. La mezcla entre el saber hacer de los apicultores y unas estupendas condiciones de flora autóctona hacen de éste el producto estrella del concejo. A él se dedica una feria que lleva ya veintiocho años de andadura.

Río Urubio (Boal)
Río Urubio /Foto: Fusión Asturias

El origen de la Feria de la Miel fue estrictamente ése: crear un espacio para la venta y exposición de productos apícolas, junto a conferencias y actividades de interés para los profesionales del sector. De la mano de sus promotores -la Asociación local de Apicultores y el Ayuntamiento de Boal- la convocatoria se fue ampliando, y hoy en día esta Feria es un evento multitudinario donde no puede faltar la miel, pero tampoco el mercado de diversos productos agroalimentarios, las conferencias, exposiciones, actuaciones musicales y teatrales, exhibición de deportes tradicionales, torneo de bolos, talleres y actividades infantiles… Por supuesto se celebra el concurso de platos elaborados con miel, y también se entrega el premio «El Cortín», a personas o colectivos que destaquen en su trabajo para el apoyo o promoción de la apicultura.
La Feria de la Miel tiene lugar el primer fin de semana de noviembre, y se puede complementar con la visita a la Casa de la Apicultura, en la localidad de Los Mazos, con una exposición permanente con piezas originales, antiguas y modernas, que ilustran los distintos tipos de apicultura. En verano se recomienda reservar la visita guiada, para asegurar la plaza, y durante todo el año existe la opción de adquirir una entrada única para varios museos y centros de interpretación de la comarca: El CI de la Emigración e Instrucción Pública, el CI de la Artesanía del Hierro, además de los vecinos Museo Etnológico de Pesoz y las Cuevas de la Andina, en El Franco. Sin salir del concejo, el CI Lavadero de Boal es de entrada libre y gratuita, y el Museo Etnográfico de Rozadas, de propiedad privada, son también visitas recomendables.
La Casa de la Apicultura, además de ser uno de los referentes turísticos de Boal, es punto de partida para una de las rutas de senderismo más famosas del concejo: la Ruta de Los Castros. Se trata de catorce kilómetros de dificultad media que pasan por el Castro de Pendia y los Túmulos de Penácaros, en el alto del mismo nombre, con un precioso bosque autóctono. Son los puntos más destacables de un recorrido que no tiene desperdicio: tras atravesar el puente de piedra junto a la localidad de las Viñas se va siguiendo el curso del río Pendia, donde se encuentran tres molinos típicos y un lavadero. Pequeñas muestras de etnografía que visten el camino y dan un atisbo de cómo era la vida en un lugar que ha sabido conservar su esencia natural.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí