Cangas del Narcea. Una escapada a la naturaleza y la gastronomía asturiana

0
125
Atleta entre viñedos en el Trail Tierras Pésicas (Cangas del Narcea)
Atleta entre viñedos en el Trail Tierras Pésicas / Foto: Rubén Fueyo
[Total:0    Promedio:0/5]

Grande en su continente pero también en su contenido, este concejo puede presumir de muchos y variados atractivos. La tierra de la pólvora es también un paraíso para el avistamiento de osos, un lugar donde disfrutar del running de montaña, pasear entre los robles de Muniellos o disfrutar de su gastronomía tradicional.
La presencia de un pueblo ejemplar, Moal, es el complemento perfecto.

La ubicación de este concejo, en el suroccidente asturiano, un territorio montañoso y con un aislamiento secular debido a las malas comunicaciones, ha contribuido a forjar una tierra con mucha personalidad. Mala suerte o buena suerte, la realidad es que Cangas se ha hecho a sí misma, y hoy día tras la mejora de las carreteras ha dejado de ser un paraje remoto a ojos del centro de la región y se aprecia lo mucho que tiene para ofrecer. Es el municipio más extenso de Asturias con 822,9 km² y alberga 311 núcleos de población.
El concejo limita al norte con Allande y Tineo, al oeste con Ibias, al este con Somiedo y al sur con Degaña y el leonés valle de Laciana, al que se accede a través del Puerto de Leitariegos. El río Narcea vertebra el municipio de norte a sur configurando con otros caudales como el del Coto o el Naviego, una red fluvial que alimenta parajes naturales de gran belleza. Y en esta zona hay nombres propios, como Muniellos, la reserva integral que mantiene el mayor robledal de España y que junto con la reserva natural de Cuetu d’Arbás forma parte del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, un parque en el que también participan dos concejos limítrofes.

Oso Pardo /

El Parque de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias es el mayor espacio protegido de Asturias y uno de los que destaca por la presencia, entre otras especies, del oso pardo. El avistamiento de estos animales en determinadas épocas del año está incrementando la afluencia de ecoturistas que provistos de prismáticos y aconsejados por guías locales van en busca del plantígrado. El oso es el principal señuelo pero en realidad en el Parque viven algunos de los últimos urogallos cantábricos y una importante población de lobo ibérico, entre otras muchas especies.

Foto: Turismo Asturias

Para conocer lo que ofrece este espacio natural es recomendable visitar la Casa del Parque, ubicada en las antiguas caballerizas del Monasterio de Corias (985 81 39 81) o acercarse hasta el Centro de Interpretación de Muniellos, en las inmediaciones del bosque que lleva su nombre (607 83 96 70). La naturaleza de este concejo atrae no solo a senderistas dispuestos a conocer el terreno, también permite otras actividades como el descenso en canoas por el Narcea, o la práctica del snowboard o esquí en el cercano puerto de Leitariegos. El running también está aportando su granito de arena en dar a conocer este paraje gracias a dos carreras que año tras año ganan seguidores: la Puerta de Muniellos que se organiza en Moal y el Trail de las Tierras Pésicas. Este último, en noviembre, no solo muestra la belleza de la geografía canguesa con su recorrido por montañas y cimas míticas como el puerto del Acebo, sino que también revela otra de sus señas de identidad, la cultura del vino. En una imagen inusual para una carrera, los atletas atraviesan zonas de viñedos en las cercanías de la villa de Cangas.
A la viticultura de esta zona se le atribuye la condición de heroica, una afirmación con bases fundadas dadas las circunstancias orográficas en las que se lleva a cabo, muchas de ellas en inclinadas laderas que no permiten la mecanización, robándole espacios a la montaña. Esta labor viene de antiguo siendo fundamental el cultivo de vides que iniciaron los monjes del monasterio San Juan Bautista de Corias, en el siglo XI. En la última década los vinos de Cangas se han revalorizado. Actualmente son catorce los caldos que cuentan con la “Denominación de Origen Protegida Cangas”, cosechando grandes logros en certámenes internacionales. Y aunque el vino es el embajador por excelencia de esta tierra hay otros productos sobresalientes y que, como ocurre con la gastronomía local, definen cómo ha sido y es la vida en este paraje.

El aislamiento que ha marcado la geografía del concejo ha favorecido que se mantengan tradicionales ancestrales como la matanza del cerdo

El aislamiento que ha marcado la geografía del concejo ha favorecido que se mantengan tradiciones ancestrales como la matanza del cerdo, obteniéndose buenos embutidos y salazones, como el chosco o el butiel.lo. Por eso Cangas puede presumir de un compango excepcional, ideal para acompañar su plato más típico: el pote de berzas. Aquí la gastronomía tradicional se caracteriza por una alimentación contundente, rica en calorías y con base en productos locales como las patatas, las fabas, el maíz, las castañas o leche, y la ternera asturiana. En el apartado culinario la restauración canguesa ha demostrado su capacidad de adaptación a las diferentes necesidades y también ha dado un paso adelante en la alimentación para celiacos convirtiéndose en destino preferente para los que sufren de esta intolerancia alimentaria. La causa es la elevada tasa de celiaquía existente en la población, que triplica la media nacional. La localidad se ha convertido en el primer destino de España sin gluten, un paraíso para los turistas celíacos que encuentran todo tipo de productos y menús, desde magdalenas artesanas, croquetas caseras, empanadas, pizzas, bollos preñaos y pan del día hasta embutidos sin gluten y elaborados menús en la amplia red de negocios de restauración. El casco histórico de la capital del concejo bien merece una visita, así que por qué no dar un tranquilo paseo por las calles de Cangas del Narcea tras cargar las pilas gastronómicamente hablando. En la calle Mayor, eje comercial de la localidad, se encuentran edificaciones singulares como el Teatro Toreno, el Palacio Peñalba o la capilla del Santísimo y cercano a la Casa Consistorial, el palacio de los Condes de Toreno. Aunque lo que se torna imprescindible es conocer la Basílica de Santa Magdalena, de arquitectura barroca clásica y cruzar el puente romano para visitar la emblemática capilla del Carmen y el barrio de Entrambasaguas. El aislamiento que ha marcado la geografía del concejo ha favorecido que se mantengan tradicionales ancestrales como la matanza del cerdo


María de los Ángeles Aller García (a la izda.) recogiendo el premio al mejor Pote Asturiano en Cangas del Narcea
María de los Ángeles Aller García (a la izda.) recogiendo el premio / Foto: Casa María Luisa

Un pote asturiano de premio

Que en Cangas el pote es un referente gastronómico está más que demostrado. Tanto es así que aquí se celebra un concurso para nombrar el mejor pote asturiano de España, en el que participan establecimientos de distintos puntos del país. Y la buena noticia es que a siete kilómetros de la capital, en el pueblo Las Mestas, se puede disfrutar del segundo mejor pote de España. La artífice es María de los Ángeles Aller García, más conocida como Geli, cocinera y propietaria del restaurante María Luisa, que junto con su marido José María hacen un tándem perfecto. “Fue él quien me animó a participar, así que el día del concurso dimos las comidas en el restaurante, recogimos y fuimos con el pote que habíamos elaborado” explica Geli, quien aprendió a cocinar de la mano de su suegra. “Las fabas las dejo a remojo el día anterior. Al día siguiente las lavo y las pongo a cocer en agua fría con el compango, en un primer momento en la cocina de gas y cuando comienza a hervir continúo en la de carbón. Después echo las berzas picadas que son de mi huerta y al final las patatas hasta que estén en su punto. A la hora de servir el compango lo pongo aparte”. El magnífico resultado salta a la vista como pudo comprobar el jurado en el Parador de Corias, el pasado 20 de marzo, y como podrán hacerlo todos aquellos que se acerquen hasta Las Mestas.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí