Caravia se luce

0
61
Playa La Espasa (Caravia)
Playa La Espasa / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Situado en una de las zonas más concurridas de Asturias (entre Colunga, Ribadesella y Parres), Caravia cuenta con atractivos suficientes para competir en primera línea del desarrollo turístico.

Está en una de las zonas más transitadas del verano astur, pero es una pequeña joya por descubrir. Tanto, que hay que saber cómo llegar: en la salida 337 de la Autovía del Cantábrico, dirección Ribadesella. Siguiendo la misma carretera N-632 se atraviesa el concejo, dividido en Caravia Baja y Alta, y en esta última está situada la capital, Prado, donde se centralizan gran parte de los servicios: ayuntamiento, oficina de turismo, biblioteca, farmacia…
Una vez aquí, hay que tener claras dos referencias para situarse: mar y montaña. Al primero se accede a través de las tres playas del concejo: el Arenal de Morís, La Beciella y La Espasa. Al estar situado en Prado, el Arenal es de las más concurridas. Tiene forma de concha y es una playa ventosa, y por lo tanto muy valorada para la práctica de deportes como la vela, el surf o el windsurf. Se puede acceder en coche (hay aparcamiento) y dispone de servicio de socorrismo. La Beciella en cambio es una playa más agreste, de acceso peatonal, y con una ocupación media. Por último La Espasa, de más de un kilómetro, cuenta con todos los servicios, incluyendo accesos e instalaciones adaptadas para sillas de ruedas: rampa, duchas y silla anfibia. El nombre de esta playa, de arena fina y clima ventoso, viene dado por la desembocadura del río Espasa, que ejerce de frontera natural entre los concejos de Colunga y Caravia.

El concejo se divide en Caravia Baja y Alta; en esta última está situada la capital, Prado, donde se centralizan gran parte de los servicios.

Por otro lado, la montaña aquí tiene nombre propio: la Sierra del Sueve. Es una formación calcárea que surge del mar, y ejerce de barrera para las brumas, de modo que las nieblas son habituales y crean un ambiente casi misterioso, de donde surgen bosques de hayas y tejos, acebos y espineras, entre otras especies. Lógicamente la fauna autóctona es abundante, y el observador avezado y silencioso puede ver zorros, gamos, jabalíes, corzos o tejones, entre otras especies; aunque es el asturcón, el caballo astur, el que más abunda y el que encuentra en estos prados el lugar perfecto para vivir. El desnivel entre playa y cumbre supera los mil metros en apenas cuatro kilómetros, convirtiendo la sierra en el mirador perfecto. Desde Caravia se puede acceder de forma sencilla al Mirador del Fitu, en el límite del concejo, que en un día despejado permite una vista única de la playa y el mar, y los también cercanos Picos de Europa. Para llegar hay que ir dirección a Duyos, y una vez pasada esta localidad torcer en la carretera hacia la izquierda, que se sitúa ya en la subida hasta el Mirador.
Casona indiana Villa Rosario (Caravia)
Casona indiana Villa Rosario / Foto: Fusión Asturias

Tanta riqueza paisajística anima a recorrer la zona a pie, ya que existen varias rutas de senderismo en el concejo. La ruta de la costa es la más concurrida, probablemente por su baja dificultad, y también la más conocida, ya que coincide con el Camino de Santiago y el Camino Real. Nace en la playa de la Espasa y pasa junto a La Beciella; aquí desemboca el río de Los Romeros, que toma su nombre de la tradición peregrina de la senda. Continúa junto al Arenal de Morís hasta dejar el concejo en el Puente de Antuerbos. La longitud total de esta senda peatonal en el concejo de Caravia es de 4.200 metros.

Ver y probar

El patrimonio artístico de Caravia tiene uno de sus puntales en la Iglesia de Santiago, en Carrales. Se trata de un templo del siglo XVII, aunque con reformas y añadidos posteriores. En su exterior se encuentra la llamada Estela de Duesos, de origen romano pero con elementos indígenas astures.
Otros lugares de interés son las ermitas de San Lorenzo y Valle, y el austero templo de Nuestra Señora de la Consolación, en Prado. Es más abundante la arquitectura civil, con muestras como la casona de El Francu, en Duesos, o la casa de la familia González Cutre, en Prado. También hay varias casas de indianos, entre las que destacan Villa Rosario, Villa Concha, y la casa de los hermanos Prieto.

Caravia cuenta con tres arenales. De ellos, La Beciella es el más agreste, a diferencia de los otros que cuentan con acceso rodado y numerosos servicios.

Para hacer coincidir la visita con algún acto festivo o cultural, hay que tener en cuenta que Caravia Alta celebra sus fiestas patronales el primer domingo de septiembre, dedicadas a Nuestra Señora de la Consolación. El siguiente fin de semana se celebra también la feria anual de ganado y la muestra de artesanía, productos típicos y gastronomía local, que cierra una semana de fiestas. Caravia Baja espera al último fin de semana de octubre para honrar a Nuestra Señora del Rosario, en torno a la cual se programa un calendario de actos festivos y tradicionales. Muy cerca en el calendario (en torno al puente de Todos los Santos) se organizan las Jornadas de las Setas, de la mano del Hotel Restaurante Caravia, con gran aceptación de público. La gastronomía es siempre un reclamo importante para el turismo, que viene buscando los platos y productos de la zona: fabes con andariques, pulpo con patatines, fabes con jabalí, boroña preñada… Entre febrero y marzo se celebran también las Jornadas del cachopo y el emberzado (morcilla típica de Caravia), lo que permite probar nuevos y consistentes sabores, preparados con mano experta.

Semilla empresarialAdemás del turismo, existe una incipiente actividad industrial, centralizada en el Polígono Empresarial de Carrales. Son 25 parcelas de fácil acceso desde la carretera nacional, con una rápida comunicación con la A-8. En la actualidad hay seis empresas funcionando, aunque hay más naves construidas, de modo que la ocupación se verá incrementada en un futuro cercano. La superficie neta de parcelas es de 22.744 m2, mientras que la superficie bruta de actuación es de 43.094 m2.
El polígono se creó por iniciativa municipal, como una forma de generar empleo en el concejo. Cuenta con espacio para aparcamiento, y está rodeado de zonas verdes, respetando el entorno natural característico de Caravia.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí