Castropol. Aguas llenas de color y sabor

0
214
Panorámica de la villa de Castropol / Foto: Josequín Miláns del Bosch
[Total:1    Promedio:5/5]

Abraza la Ría del Eo configurando parajes únicos. Acaricia arenales como Penarronda y en ocasiones se torna violenta y golpea las rocas que encuentra a su paso, moldeándolas en caprichosas formas. Desafía la altura en saltos como el Cioyo y discurre tranquila por cauces como el Porcía. Se presenta en nuestras mesas a través de un tesoro gastronómico, las ostras. Así es el poder del agua en este municipio asturiano.

Castropol es el último concejo asturiano que se asoma al mar en su extremo occidental. Y a pesar de ser el paisaje final antes de adentrarse en tierras gallegas por el Puente de todos los Santos, tiene en sí mismo el suficiente gancho para conquistar al visitante. Lo lleva haciendo desde tiempos atrás, la historia da fe de ello. El municipio llegó a ser capital de catorce concejos, en 1808, e incluso capital del Principado de Asturias años más tarde. De su esplendor decimonónico quedan visibles legados en forma de un patrimonio histórico y arquitectónico tan relevante que en la capital del concejo, la villa de Castropol, ha adquirido el rango de Bien de Interés Cultural. Y frente a esta localidad, separada solo por las aguas de la ensenada La Linera, el pueblo marinero de Figueras, conocido en la antigüedad por la caza de ballenas y hoy día por los astilleros y el encanto turístico de sus estrechas callejuelas y el puerto pesquero.
La Linera vio desarrollarse durante varias generaciones una carpintería de ribera que hizo famosa la zona; hoy las aguas de la ensenada se dedican al cultivo de ostras, el producto estrella del concejo. En ellas, también permanece el Turullón, un pequeño islote que albergó uno de los numerosos ‘caleiros’ -hornos de cal- que hay dispersos por el concejo. La zona, como ocurre en otros puntos del estuario, tiene un alto valor ornitológico y propicia el turismo de naturaleza. La marea baja atrae a limícolas, gaviotas y garcetas, pero también a cormoranes, patos y garzas que descansan durante la marea alta. Precisamente la avifauna junto con la vegetación es uno de los elementos más preciados de la Reserva Natural Parcial Ría del Eo, un paisaje protegido, que también se ha catalogado como Zona de Especial Protección para Aves (ZEPAs).

Castropol es una villa silenciosa pero llamativa por su majestuosa ubicación. Encaramada a un montículo, se adentra en la ría como si fuera un vigía de la misma instalado en una península propia

La mayor parte de los recursos turísticos que alimentan el atractivo de este concejo de 125,77 km² tienen que ver con las posibilidades que permite el escenario acuático en el que se halla inmerso. En su litoral costero, mirando al Cantábrico, se encuentra el arenal de Penarronda de 800 metros de longitud, galardonado con bandera azul en 2018. Las dunas y especies vegetales que alberga le hacen merecedor de ser declarado Monumento Natural. Bastante más protegida se encuentra la playa de Arnao, su ubicación en una hondonada y con una longitud de 400 metros la convierten en un buen lugar para el baño. Remontando las aguas del Eo hay dos pequeñas calas de grava y arena, San Román y Figueras, a las que se puede acudir en marea baja. Ambas son perfectas para quienes buscan tranquilidad, aunque no disponen de acceso rodado. A éstas hay que añadir la zona del Penedón, en el núcleo de Castropol, que se ha convertido en una zona de baños muy frecuentada en época estival.

Escenario naútico de primera
Gracias a las condiciones de navegabilidad que ofrece la ría, Castropol mantiene un importante calendario de competiciones y una amplia oferta de actividades náuticas. A medida que se acerca la época estival se incrementa la ocupación de la ría, en cierta medida gracias al creciente número de empresas que ofrecen experiencias náuticas o material para realizarlas. Es posible dar paseos en lancha por las aguas del Eo y conocer de este modo los cultivos de ostras, o rincones tan emblemáticos como la ensenada de La Linera o El Tesón.
Las condiciones geográficas de la desembocadura la convierten en un escenario ideal para una gran variedad de prácticas deportivas y de ocio. El alquiler de todo tipo de embarcaciones (barcas con motor para los que no se precisa titulación, raqueros, kayaks, vela, canoas…), así como tablas de paddle surf permiten que visitantes de todas las edades puedan disfrutar del entorno natural.

Actividad de vela en Figueras, a cargo del Club Náutico (Castropol)
Actividad de vela en Figueras, a cargo del Club Náutico / Foto: C.N. Figueras

Colectivos como el Club Náutico de Figueras contribuyen a dinamizar la ría a través de la Escuela de Vela que funciona de junio a septiembre. Con la ayuda de dos monitores, los jóvenes que quieran iniciarse o perfeccionarse en esta práctica disponen de embarcaciones laser bug, raqueros y hasta una embarcación intermedia. No es el único club que promociona este tipo de deportes, el Club de Vela de Castropol tiene también una larga tradición, y junto a este se añade el Club de Remeros que han paseado el nombre del concejo en incontables competiciones nacionales.
Los aficionados al surf tienen un escenario perfecto en la playa de Penarronda donde escuelas locales aleccionan a los que quieran aprender a montar sobre las olas.

Camina y disfruta
Varias son las rutas de senderismo que ofrece este municipio, que con una amplia rasa litoral alcanza en el Pico el Filso, Sierra de La Bobia, su altura máxima (1.201m).
El interior del municipio reserva rincones muy interesantes como la Cascada del Cioyo, a la cual es posible llegar a través de una ruta de senderismo que se inicia en las antiguas escuelas de Vilarín. El recorrido, aunque corto, (3 km) tiene una media dificultad debido a un desnivel pronunciado de aproximadamente 150 metros.
Pero si lo que se desea es conocer parte del pasado industrial del concejo, el itinerario a realizar es la Ruta das Minas (5 km), un recorrido que permite conocer una mina de hierro abandonada que estuvo en funcionamiento hasta mediados del siglo pasado. La ruta, que está señalizada, parte del área recreativa de Fontequías y atraviesa zonas ganaderas, praderías y maizales y un tramo boscoso para regresar al punto de inicio.

Son varias las rutas de senderismo que ofrece este municipio que, con una amplia rasa litoral, alcanza su altura máxima en el Pico el Filso, Sierra de La Bobia (1.201m)

La Senda Costera en el tramo Castropol-Figueras (8 km) es una de las más transitadas. Apta para todas las edades por su baja dificultad, ofrece magníficas vistas de la ría del Eo. Comienza a la entrada del pueblo de Castropol donde es posible dejar nuestros vehículos en un aparcamiento, y a pocos metros un panel informativo detalla el recorrido que efectuaremos bordeando la ría. El paso por La Linera, el Molino de las Acías y uno de los puntos habilitados para el avistamiento de aves son algunas de sus características más atractivas. Al igual que las dos anteriores, esta ruta de senderismo de pequeño recorrido está señalizado y se puede descargar directamente en el móvil desde la web del Ayuntamiento de manera gratuita a través de Wikiloc.
Por el municipio también pasa la senda costera GR E9 que recorre la costa asturiana, entra en Castropol desde Tapia de Casariego y continúa en dirección a Vegadeo.
La Ruta Literaria por la Villa de Castropol, diseñada por la Biblioteca “Menéndez Pelayo” realiza un viaje por los escenarios que conoció el poeta Luis Cernuda en el verano de 1935, mientras que la peregrinación a Santiago de Compostela a través del Camino Norte, permite a los caminantes recorrer parte del municipio a través de un trazado interior por Tol, que posteriormente sufre varias ramificaciones.
Para los amantes de la bicicleta está especialmente recomendada la ruta BTT que se inicia en la Sierra de La Bobia y que tras recorrer 31 kilómetros finaliza en Castropol. El itinerario transcurre por el Campo de La Bobia, Arco, Cioyo, Balmonte y Pousadoiro y tiene una duración aproximada de 2-3 horas.

Un Corpus lleno de color

Alfombra floral con motivo del Corpus Christi, en Castropol
Alfombra floral con motivo del Corpus Christi / Foto: AC El Pampillo

La villa marinera de Castropol luce sus colores más vivos el día de Corpus Christi, y lo hace a través de una fiesta de hondas raíces, declarada de Interés Turístico de forma más que merecida. La atracción principal de esta fiesta se debe a las bellas y elaboradas alfombras florales que recubren las calles del casco histórico y que se realizan gracias a la cooperación vecinal. La Asociación El Pampillo es la custodia de esta tradición que viste las calles con pétalos de flores, semillas, conchas, piedras, posos de café… El diseño de los tapices y dibujos, la recolección de los materiales y finalmente, la noche anterior a la fiesta la elaboración minuciosa y artesanal de las alfombras requieren de muchas horas de trabajo. Tras la misa solemne, la procesión en honor al Cristo recorre las calles alfombradas acompañada de la música de las gaitas. Es el momento culmen de una fiesta llena de color y emoción.


Ostras de Castropol
Ostras / Foto: Turismo Asturias

Somos la ostra

Mayo es uno de los meses más sustanciosos del año gracias a un producto autóctono: la ostra del Eo. Este manjar ha conseguido situar a Castropol como una de las capitales gastronómicas que mejor preparan este molusco bivalvo. Bajo el lema ‘Somos la Ostra’, la capital del municipio se prepara para vivir el que será el sexto Festival, tres días de intensa actividad turística-gastronómica, desde el viernes 3 de mayo hasta el domingo 5. El evento, que está plenamente consolidado, atrae a aficionados a las ostras no solo de Asturias, sino de otras comunidades como Galicia, País Vasco y Madrid, principalmente.
La degustación de este manjar en su versión elaborada tendrá lugar el sábado y domingo a partir de las doce de la mañana en la carpa del muelle. Como en anteriores ediciones, es uno de los actos más esperados. Serán las Escuelas de Hostelería de Tapia de Casariego y Moreda las encargadas de preparar las tapas, que además de sorprender gratamente por su sabor destacan siempre por sus vistosas presentaciones.

Festival “Somos la Ostra”, en Castropol
Festival “Somos la Ostra” / Foto: Ayto. de Castropol

Para los que prefieren degustar el producto al natural, sin ningún tipo de pre-elaboración, los productores locales, Acueo y Ostrastur las sirven de esta forma durante todo el festival.
Los niños y niñas también se llevan un bonito recuerdo de este Festival gracias a la actividad el “Pequechef”, en la cual pequeños y no tan pequeños se ponen manos a la obra bajo la supervisión del cocinero asturiano Christian González.
No faltan en estos días las actuaciones musicales, los concursos, los paseos en lancha por la ría, las rutas de senderismo guiadas y muchas otras actividades. La Ruta de Tapeo entre los bares y restaurantes del municipio de Castropol complementa a la perfección lo que de por sí ofrece el Festival. La hostelería comarcal se vuelca en estas fechas ofreciendo paquetes turísticos que incluyen además del alojamiento experiencias gastronómicas y rutas guiadas para hacer del Puente de Mayo unos días inolvidables en el concejo.

Más información del VI Festival ‘Somos la Ostra’ en
www.castropol.es/somoslaostra y en facebook-logo FestivaldelaOstradeCastropol


Barres, un polígono para Asturias y Galicia

Polígono de Barres (Castropol)
Polígono de Barres / Foto: Fusión Asturias

A las diferentes caras que hacen de Castropol un concejo atractivo para el visitante, hay que añadir su faceta industrial gracias al desarrollo alcanzado por el área empresarial ubicada en Barres. La cercanía del polígono a la comunidad gallega y las buenas comunicaciones de las que dispone -con enlace a la Autovía A8- consiguen que este espacio industrial resulte de interés no solo para empresarios asturianos, sino también para emprendedores de la Mariña Lucense. La buena oferta del suelo y la videovigilancia son también dos razones para instalarse en el polígono, que además según lo anunciado recientemente, dispondrá de fibra óptica antes de que finalice 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí