La mejor imagen de la sidra. Jose Ornia; Fotógrafo y autor de la imagen del Cartel del Festival de la Sidra de Nava 2015

0
189
Jose Ornia. Fotógrafo
Jose Ornia. Fotógrafo. /Foto: José Ornia
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Cambió su estudio profesional en Barcelona, como fotógrafo publicitario, por volverse a su Nava natal ‘porque como en casa no se está en ninguna parte’. Hijo y nieto de lagareros, vive con intensidad la sidra en su faceta cultural, como sello de identidad de una comarca y vínculo entre generaciones de asturianos.
La foto elegida para el cartel de este año, aclara, no tiene retoques digitales de relevancia, más allá de quitar algunas motas de polvo. La llamativa distorsión del vaso está lograda a la manera tradicional. Es una artesanía fotográfica modelada con mano de artista.
-Un cartel que apetece bebérselo. Desde luego cumple con su cometido: invitar a la gente al Festival de la Sidra.
-Es una foto que resume mis dos pasiones: una la fotografía, otra la sidra, que como digo yo siempre es mi religión. Soy hijo y nieto de lagareros y de hecho, si mi familia no hubiese cerrado el negocio hoy yo sería lagarero y no fotógrafo, así que desde pequeño me ha gustado esta cultura. Por eso en cuanto me hablaron de hacer una foto de sidra inmediatamente se me vinieron a la cabeza miles de imágenes.
-Empiezas a hacer fotografía de «guaje». ¿Cómo eran esas primeras instantáneas?
-Exactamente a los 13 años me compré mi primera cámara, que recuerdo perfectamente que me costó 11.000 pesetas. Para un chaval era un gasto muy importante. En cuanto me vi con ella en la mano, fotografiaba todo lo que había en el entorno, pero no había un estilo definido. Empezaba a tratar de captar lo que ahora mismo, a mis 51 años, me sigue interesando: la luz, los contrastes, la esencia de la fotografía.

«La foto del cartel resume mis dos pasiones: una la fotografía, otra la sidra, que como digo yo siempre es mi religión»

-¿Cuánto ha cambiado la fotografía con el paso de lo analógico a lo digital?
-En esencia no ha cambiado nada desde el mismo momento de la invención de la fotografía. Sobre todo lo que más aporta lo digital es la capacidad de manipulación posterior. Antes, si se te quemaba una fotografía porque medías mal, así se quedaba para toda la vida. Hoy está asumido que hay una postproducción, y que existe la posibilidad de corregir, aunque siga siendo una mala práctica. Hablo de fotografía profesional o de aficionado avanzado. Si nos remitimos a lo que se hace con los teléfonos podríamos hablar de un millón de cosas más.
Cartel del Festival de la Sidra de Nava de José Ornia-Tras estudiar fotografía en Cataluña finalmente decides montar tu estudio en Nava. ¿Como en casa en ningún sitio?
-Exacto. Yo estaba muy a gusto en Barcelona a nivel profesional y no tenía ningún motivo para volver… más que me gusta vivir en Asturias. Profesionalmente he perdido y sigo perdiendo mucho por trabajar aquí y no en Barcelona. Fue el peaje que tuve que pagar por vivir aquí.
-¿Qué significa para ti como naveto el Festival de la Sidra?
-Es la quintaesencia de la sidra. Son unos días dedicados a exaltar su cultura y mantener la calidad de la sidra tradicional. Y a la vez es una fiesta para la gente más joven. Personalmente vivo más la parte cultural y técnica de la sidra que la parte lúdica. Los auténticamente sidreros venimos a ver el concurso y a impregnarnos de sidra y todo su proceso: los lagares, la manzana, la producción. No todo es beber. Hay mucho más para disfrutar.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí