De fiesta con la patrona

0
13
Romería del Bollo en Pravia
Romería del Bollo. / Foto: Pablo Martínez
[Total:0    Promedio:0/5]

Muchos son los eventos que se organizan en Somao durante el año pero las fiestas de la patrona, Sant’Olaina brillan con luz propia.
Todo el pueblo está implicado no solo con la asistencia masiva a cada una de estas citas, sino previamente con la confección de elementos para adornar las calles, las alfombras de sal, poner melodía a la Santa Misa (Coro Santa Eulalia), arreglar la Iglesia para todos los actos que se van a celebrar, reparto del Bollo… Por supuesto, de manera altruista. Todo es posible gracias a la labor colectiva y esa buena organización se nota en la calle.
Las fiestas de Santa Eulalia o como prefieren los vecinos, de Sant’Olaina se celebran el último fin de semana de agosto. Comienza el viernes con la quema de cohetes, el repique de campanas y la primera gran verbena. Continúa el sábado con juegos tradicionales para todas las edades y actividades de animación infantil, seguidos de la segunda verbena.
El domingo amanece con olor a sal y a flores. La iglesia, los lavaderos y las calles del pueblo se visten de gala con las alfombras ornamentales y detalles florales.
Primero se celebra la misa cantada por el Coro de Somao y luego tiene lugar la procesión en honor a Santa Eulalia. El público espera con entusiasmo el momento en que la Virgen y los acompañantes, pisen los tapices. Detrás de cada una de estas obras de arte se encuentran muchas horas de trabajo y devoción, de convivencia, charlas y risas pero también nervios y esfuerzos para que todo salga a la perfección en este día.
Todos ponen aquí su granito de arena para mantener viva esta tradición de arte efímero que se repite año tras año. Por la tarde, se celebra el tracicional partido de fútbol de solteros contra casados y la emocionante carrera de cintas a caballo con premio para los tres mejores jinetes.
El lunes es el broche de oro de las fiestas patronales. Por la mañana se celebra la Misa de Gaita, declarada en Asturias Bien de Interés Cultural, seguida de la sesión vermú, reparto del bollo con sus interminables colas, y romería y verbena hasta altas horas de la madrugada.
Este final de fiesta tiene sus raíces en las tradicionales fiestas de prao que conseguían reunir a familia y amigos al son de las gaitas para disfrutar juntos del bollo preñao, empanada, tortilla y sidra. Lejos de perderse la costumbre, cada año este evento tiene mayor poder de convocatoria. En 2017 se llegaron a repartir cerca de tres mil bollos. Una cifra más que llamativa si tenemos en cuenta que Somao no supera los trescientos habitantes.
Qué mejor manera de despedir el mes de agosto que irse de romería a Somao, conocer a sus gentes, probar ricos manjares acompañados de unos culines y todo ello… de manera sencilla y campechana.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí