Jornadas para recordar

0
35
Fartukarte
Fartukarte. /Foto: Lorena Alal
[Total:0    Promedio:0/5]

Además de la buena mesa que los restauradores riosellanos se encargan de suministrar día tras día, hay fechas concretas en las que determinados ingredientes o formas de hacer toman el protagonismo. Las Jornadas Gastronómicas del concejo abarcan desde las fechas ya consolidadas hasta nuevas propuestas que entran con fuerza.
Este año ya se han celebrado las Jornadas del Arcín y la Sidra, en febrero, y las Jornadas Gastronómicas del Mar, en junio. Las primeras aprovechan la temporada del arcín, oricio o erizo de mar, manjar típico asturiano que permite elaboraciones para todos los gustos: desde la preparación más innovadora hasta la presentación en crudo con limón, para aprovechar el sabor al máximo. Las segundas son pioneras en su ámbito, ya que el Ayuntamiento de Ribadesella fue el primer concejo asturiano en organizar unas jornadas de estas características, reivindicando los pescados y mariscos del Cantábrico. En ambos casos los establecimientos participantes presentan sus propios menús personalizados, con los ingredientes propuestos por las jornadas; en ambos casos, también, es recomendable hacer reserva, o es muy probable quedarse sin mesa. Existe además la opción, nada desdeñable, de tapear por los distintos locales.

Comida sobre ruedas

La cita gastronómica más cercana en el calendario es Fartukarte, festival de comida callejera que este año celebra su segunda edición. Según explica desde la organización Raquel Baragaño, la anterior edición coincidió con la emisión del primer programa de Cocineros al Volante, reality dedicado precisamente a los Food Trucks, o furgonetas de comida para la venta ambulante. «Al principio los comerciantes y hosteleros de la zona no veían muy claro el Festival, pero el Ayuntamiento de Ribadesella, y muy concretamente la alcaldesa, apostó por el último fin de semana de agosto. Es una fecha en la que ya se suele notar el final de temporada y parecía una buena forma de revitalizar la zona. La verdad es que fue un éxito total, y muchos hosteleros riosellanos se han puesto en contacto con nosotros para colaborar este año».

Fartukarte, festival de comida callejera, es la jornada gastronómica más cercana, el último fin de semana de agosto.

A estas alturas, desde la organización ya está colgado el cartel de completo, y ha habido que seleccionar a los participantes. «Hemos tenido más de doscientas solicitudes de Food Trucks, cuando en el Paseo de la Grúa caben poco más de veinte, porque tampoco queremos saturar. Así que hemos contado con la misma gente que apostó por nosotros el año pasado y ha podido entrar alguno más». Pero no todo es comida: Fartukarte se centra también en sectores como la artesanía, moda, deporte o arte en la calle, con actividades como un mercado vintage y de productos artesanos que contribuye a atraer al público. Además se programan actividades culturales y musicales, con los Morrigans como cabeza de cartel. Se trata de una propuesta familiar para disfrutar de los últimos días de buen tiempo al aire libre.
Con los ecos del verano en la cabeza, la agenda riosellana no descansa, y presenta en octubre el Campeonato de Pinchos, pequeños bocados pensados para sorprender y, cómo no, para ganar prestigio gracias al fallo de un jurado especializado.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí