Siero, capital ganadera

0
42
José Villanueva Reguera, dueño de la Ganadería El Carbayu (Lugones)
José Villanueva Reguera / Foto: Fusión Asturias.
[Total:0    Promedio:0/5]

El Mercado de Ganados de Siero es el que más transacciones realiza de toda España. Su fama es tal que vienen a comprar animales desde Galicia, Cantabria o Cataluña. José Villanueva Reguera, dueño de la Ganadería El Carbayu (Lugones), conoce la realidad actual del sector.

-¿Cómo se encuentra la prestigiosa Feria de Ganado de Siero?
-En Siero había un mercado los lunes que era para ganado de carne, para sacrificio tanto de vacas como terneros. Los martes eran para el llamado ganado de vida, donde se vendían las vacas paridas, preñadas, las vacas frisonas que son para ordeño. Y los jueves era el mercado de los terneros, los lechones con tres semanas de vida, que se vendían prácticamente para Barcelona. Todavía se mantiene el de los jueves, pero el mercado de los martes desapareció debido al descenso de demanda y ahora se concentra todo en el lunes.
-Incluso así, sigue siendo el primero del país en cuanto a transacciones…
-Sí, es donde más ganado se mueve. De Galicia, Cataluña, Cantabria vienen a comprar aquí para los terrenos pequeños, y los grandes cebaderos industriales de vacas como el de Valladolid o Salamanca también compran en Pola de Siero. Creo que se debe a que hay tradición de toda la vida, y estamos en el corazón de Asturias. Además ahora se ha construido un gran mercado, con un gerente que lo potencia. Había mercados en Avilés y otros sitios, y prácticamente los absorbió todos.
-Su carne tiene la IGP Ternera Asturiana. En tiempos de crisis, ¿sobrevive la calidad?
-Sí, tiene importancia. Si tienes varios terneros, el que no está marcado con la IGP Ternera Asturiana cuesta mucho venderlo. Para lograr la IGP tienes que tener a los terneros amamantados de la leche de la madre hasta los 4-5 meses, a libre disposición por el campo, luego estabulados y alimentados con piensos que contienen una serie de cereales…
-Ahora que la ganadería de leche atraviesa momentos difíciles, ¿el vacuno de carne es la esperanza del sector ganadero?
-La diferencia entre el ganado de leche y el de carne es el manejo. Mientras que el de leche necesita poco terreno, el de carne precisa mucho pasto. Asturias tiene dos zonas: la montañosa y la central, donde vivimos nosotros. Y aquí son todo inconvenientes porque hay muy pocas fincas, y si quieres una grande hay que pagar mucho por ella. El problema es que la gente de montaña disfruta de pastos en verano y en invierno bajan a la llanura y pagan fortunas por tener las vacas seis meses en esta zona, lo cual encarece el pasto para todos. Además esos ganaderos cobran subvenciones de su pueblo para que no desaparezca allí la ganadería, aquí no se cobran, porque no somos zona de montaña.
-¿Es complicada la vida de ganadero ahora mismo?
-Es muy sacrificado porque no hay domingos. En verano es la recogida de forraje, hacer el ensilado para la primavera, y en invierno la estabulación de vacas y llegan los partos. Una vaca pare a las cuatro de la mañana y pasas toda la noche de pie; luego si el ternero no mama tienes que estar pendiente de él mañana y tarde; un animal que se pone enfermo… nunca sabes qué va a pasar. Disfrutas de mucho tiempo libre cuando tienes las vacas en las fincas, pero también hay días que no tienes horas para ellas. Yo lo hago porque fue una afición que viví desde pequeño y porque antes se veía que había un futuro largo. Si fuera ahora mismo está clarísimo que no empezaba con ello. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí