Surf: Danzando sobre el mar

0
11
Surf en Tapia de Casariego. Foto cedida por A.S.P. Europe
Foto: cedida por A.S.P. Europe
[Total:0    Promedio:0/5]

Las olas que se forman en algunas playas del concejo tapiego han enamorado a los amantes del surf. Sobre su tabla se deslizan suavemente, en busca de una ola sobre la que permanecer suspendidos en el mar, fundidos con su movimiento.

Inicialmente el surf comenzó en el Pacífico como una relación mística con el mar, que a menudo servía como duelo, apuesta o prueba de valentía. Con el paso del tiempo entró dentro de la categoría de los deportes extremos, pero todavía son muchos los que sienten una unión especial con el mar cuando cabalgan una ola o se deslizan suavemente con la tabla sobre la superficie del océano. Incluso hay quien ha declarado que “el surf es una conexión con el universo. A todo el mundo le relaja”.

Sólo existen trece pruebas de longboard en el mundo y en Tapia se celebra una de ellas.

La historia del surf en Tapia se remonta cuarenta años atrás. Cuando en el Occidente nadie había probado a deslizarse en tabla sobre las olas, llegaron dos surfistas australianos a Tapia y se enamoraron a primera vista. Su mar, sus gentes, los atardeceres, el entorno, pero sobre todo las olas cantábricas se quedaron grabadas en sus genes. Se llamaban Peter y Robert Gulley, volvieron año tras año, y con su dominio de la tabla consiguieron que los tapiegos pasasen de la sorpresa inicial a aficionarse a un deporte que dominaban los nativos de Hawaii. Como testigo de su insistencia, en 1993 se fundó el club de surf Gulley Brothers, que se encarga de organizar el campeonato que se celebra cada Semana Santa en Tapia, así como el Memorial Peter y Robert Gulley. Concretamente este 2009 tuvo lugar en las aguas tapiegas la VIII edición del Campeonato del Mundo de Surf de Longboard, Men & Women. Esta modalidad se practica con largos tablones, que sustituyen a las tablas de surf convencionales. La particularidad es que sólo existen trece pruebas en el mundo puntuables para esta modalidad y en Tapia de Casariego se celebra la única que tiene lugar en Europa. Por esa razón, ganar aquí significa alzarse con la “corona europea”, por lo que no es extraño que acudan decenas de competidores llegados de todo el planeta. Los ganadores de esta edición fueron Candice O’donell en la categoría femenina y Ben Skinner en la masculina, ambos de Gran Bretaña. Miles de personas acudieron esta Semana Santa a ver un espectáculo único en el mundo, lo cual confirma que el surf además de deporte es aquí una baza turística de primer orden. §

La historia del surf en Tapia se remonta cuarenta años atrás.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí