A Santiago por Tineo

0
76
cab tineo-ermita-de-san-roque
[Total:0    Promedio:0/5]

Más de 10.000 peregrinos pasaron en 2015 por el concejo de Tineo. Una cifra muy superior a años anteriores. El Camino primitivo, la ruta original que albergó la primera peregrinación, está despertando un creciente interés entre los peregrinos que se dirigen a Compostela. Y se espera que la cifra siga creciendo tras haber sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Ermita de San Roque (Tineo)
Ermita de San Roque / Foto: Lucía Ruiz Galán
Aunque el Camino Francés es el itinerario más popular entre los peregrinos que quieren llegar a Santiago de Compostela, existen otras rutas que transitan por la península ibérica. Una de ellas, el Camino Primitivo une la ciudad de Oviedo con su destino final recorriendo el interior de Asturias. Este último itinerario pasa por la villa y el concejo de Tineo y es precisamente el camino primigenio, ya que como explica Laureano García Díaz, Presidente de la Asociación Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaico
«según todos los historiadores y los cronistas, cuando se hallaron los restos del Apóstol en Iria Flavia, el fin de la tierra conocida, Alfonso II el Casto decidió viajar hasta estos confines y lo hizo por el único itinerario posible, la calzada romana que unía Lucus Asturum (Lugones) con Lucus Augusti (Lugo)».
El concejo de Tineo, en el suroccidente asturiano, tiene una interesante historia jacobea, que se certifica con datos sorprendentes como que precisamente en Borres, la localidad donde actualmente se halla uno de los albergues municipales, se fundó el primer hospital de peregrinos del que se tiene noticia, allá por el siglo X, y que incluso tres siglos más tarde el Rey Alfonso IX de León obligaba a todos los peregrinos a pasar necesariamente por la Puebla de Tineo y por Santa María la Real de Obona, con la amenaza incluso de ser castigados de no hacerlo.
El paso del tiempo no fue sin embargo tan benévolo con el Camino Primitivo que perdió seguidores ante la creciente influencia del Camino Francés a partir de los siglos XVI y XVII. «El flujo de peregrinos se va desviando hacia la meseta a medida que se produce la liberación de la dominación musulmana con lo que es más fácil circular. Además los reyes de Castilla hacen permanentemente fundaciones de pueblas y arreglos de puentes para facilitar el camino a los peregrinos», explica Laureano. A esto hay que sumar la dificultad añadida de la orografía norteña, con caminos más difíciles de practicar, que paulatinamente van siendo abandonados, mermando así el paso de peregrinos.
La recuperación del Camino tras siglos de cierto olvido -aunque siempre acogió a algún caminante– se inició a partir de los años 80 del siglo XX. El presidente de la Asociación Astur-Galaica lo achaca a varios factores como el impulso que produjo la visita del papa Juan Pablo II a Compostela o la labor de promoción del Camino desarrollado por dirigentes gallegos como Fraga Iribarne. A nivel local, el impulso necesario llegó con la creación de la Asociación que ahora preside Laureano García, «fue hace 25 años, y surgió a raíz de una conferencia impartida dentro del programa de San Roque a cargo del cronista oficial, Julio Antonio Fernández Lamuño y Jose Joaquín Milans del Bosch, primer presidente de la Asociación Amigos del Camino de Santiago en Asturias».
Afortunadamente, ahora están cambiando las tornas y los números hablan por sí solos. Mientras que en el año 1991 tan solo tres peregrinos pernoctaron en el territorio tinetense, en 2012 se sobrepasó la cifra de 5000 y tres años más tarde casi se duplica. Tras las cifras hay una importante labor de señalización, recuperación de los caminos originales y promoción del Camino.
Los datos indican que buena parte de los caminantes en peregrinación son extranjeros, «de los 629 que este año pasaron por la oficina de turismo, -explica la responsable de esta entidad-, 393 eran extranjeros». Es que el Camino Primitivo está atravesando un momento dulce y se prevé que próximamente su proyección internacional sea aún mayor tras ser incluido por la Unesco -junto con el Camino del Norte- en la declaración de Patrimonio de la Humanidad que ya ostentaba el Camino Francés. «Es una muy buena noticia -añade Laureano-, y aunque no tendrá aparejada ninguna aportación económica sí supondrá una promoción impresionante, ya que hay turoperadores que se dedican a recorrer lugares que son Patrimonio de la Humanidad».
El presidente de la asociación asturiana no tiene dudas a la hora de vincular el futuro turístico del concejo con el Camino de Santiago, «que va a tener mucha más proyección». De momento, en el concejo hay dos albergues de peregrinos municipales gestionados por este colectivo, uno en Borres y otro en la villa de Tineo, y al cobijo del Camino ha crecido también una oferta de carácter privado para el peregrino en el pueblo de Campiello y en la villa de Tineo.
En total son cinco los albergues existentes en el concejo, una oferta muy completa para el peregrino que elige el Camino Primitivo. A diferencia de otros itinerarios más frecuentados, este es el ideal para los que buscan disfrutar de la soledad del Camino y de unos parajes naturales casi vírgenes. Eso sí, no faltan las pendientes para poner a prueba la resistencia de los caminantes.
Tres son las etapas del Camino Primitivo que discurren por el concejo de Tineo: las dos primeras son Salas–Tineo (18 km) y Tineo–Borres (18 km). En la localidad de Borres el peregrino se encuentra ante una disyuntiva y tendrá que escoger entre dos opciones; continuar por la ruta conocida como de Los Hospitales (Borres–Berducedo), porque en ella se encuentran los restos de los antiguos hospitales de peregrinos, y en cuyo caso recorrerá 26,5 km hasta el final de etapa en Berducedo. O bien, transitar por una vía más moderna (Borres– Pola de Allande) que se despide de tierras tinetenses en el Alto de la Lavadoira para continuar en dirección al concejo de Allande, y que tras recorrer 13 km finaliza en su capital.
Con independencia del trazado escogido por el caminante, a buen seguro éste saldrá satisfecho del trato recibido en el concejo de Tineo, con una larga tradición en cuidar y apoyar al peregrino.

En ruta por TineoEl concejo de Tineo bien merece una visita tranquila para conocer algunos de sus recursos más apreciados. Estas son algunas de las sugerencias que recomendamos al peregrino que disponga de más tiempo, aún a sabiendas que existen muchas otras que merecen igual atención.

Embalse de Pilotuerto (Tineo)
Embalse de Pilotuerto / Foto: Juanjo Arrojo

• Visitar los pueblos Ejemplares de Navelgas (año 2003) y Tuña (año 2000). Ambas localidades destacan por su interés en la conservación de las tradiciones populares, siendo citas importantes El Festival de la Lana en Tuña, en el mes de julio, mientras que en Navelgas son inolvidables El Esfoyón en noviembre y el Campeonato de bateo de oro a finales de julio.

• Disfrutar de la fauna local mediante la observación de aves acuáticas en el bello paraje del embalse de Pilotuerto o en una interesante jornada de pesca en alguno de los numerosos caudales trucheros.

• Realizar algunas de las rutas más espectaculares, como la de las Hoces del Esva que comparte con el vecino concejo de Valdés y cuyo trazado está especialmente recomendado en épocas de menor pluviosidad.

• Conocer uno de sus árboles centenarios más destacados: el Carbayo de Valentín, catalogado como Monumento Natural.
• Visitar algunos de los seis espacios museísticos del concejo. En la villa de Tineo encontrarás el Museo de Antigüedades Valentín Alba, el Museo de Cera-Infanzón y el de Arte Sacro. En Naraval, el Museo Vaqueiro de Asturias, en Muñalén el Museo del Bosque, en Sorriba el Aula Conde de Campomanes y finalmente, en la localidad de Navelgas el Museo del Oro.

• Ahondar en la historia del concejo a través de su patrimonio. El Monasterio de San Miguel, en Bárcena del Monasterio, o el de Santa María la Real en Obona dan muestra del importante patrimonio religioso que atesora el municipio. En aras de la historia, también merece la pena conocer el dolmen de Merillés, uno de los monumentos megalíticos de Asturias mejor conservados.

• Por último, y por si todavía no lo has probado, no es posible despedirse del concejo sin degustar su producto gastronómico más emblemático, el chosco, un embutido elaborado a base de carne de cerdo, lengua y lomo, adobado con pimentón y que se presenta embutido en la tripa de cerdo. El chosco se consume todo el año pero tiene una fecha señalada en el calendario, el Festival del Chosco que se celebra en el mes de agosto.

Información para el peregrinoAlbergue Municipal de Tineo
C/ Cabezas de San Juan, s/n.
Contacto:
– 985 80 10 67 (Asoc. de Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaico del Interior)
– 985 90 02 02 (Oficina de Turismo)

Albergue Municipal de Borres
Borres, s/n
Contacto:
– 985 80 10 67 (Asoc. de Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaico del Interior)
– 663 78 52 66 (Bar de Borres, «El Barín de Borres»)

Ayuntamiento de Tineo
Plaza del Ayuntamiento s/n. Tineo.

Ayuntamiento y Oficina de Turismo de Tineo
Ayuntamiento y Oficina de Turismo de Tineo / Foto: Fusión Asturias

Tlfno: 985 800 232

Oficina de Turismo de Tineo
Plaza El Fontán, 22
Teléfono: 985 90 02 02

Asociación de Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaico del Interior.
Avenida González Mayo, nº 3 – Tineo
Teléfono: 985 80 10 67

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí