Turismo rural del cielo a la montaña

0
13
Playa Los Molinos, en Barcia (Valdés)
Playa Los Molinos. Barcia / Foto: Juanjo Arrojo
[Total:0    Promedio:0/5]

En Valdés la naturaleza domina: noches estrelladas, actividades en el río, descanso en el mar, paseos en la montaña. El mejor modo de disfrutar del entorno natural que conforma este concejo es hospedarse en alojamientos de turismo rural. Lejos del ruido y de las prisas es más sencillo abrir los ojos a lo que nos rodea.

El cielo

Levantar de vez en cuando la mirada cuando caminamos es lo que proponen desde AVATUR (Asociación Valdesana de Turismo Rural). Lejos de los tópicos de los días nublados, Valdés es el único concejo de occidente que dispone de un Observatorio -en Muñas de Arriba-, y un Planetario -en el Parque de la Vida-. La sugerencia es admirar el cielo y volar hacia las estrellas.

La mar

La costa marina siempre tiene mucho que ofrecer, y la topografía valdesana reafirma este hecho. Las playas Barayo -reserva natural-, Otur, Luarca, La Cueva y Cadavedo, con su fina arena permiten los paseos por la orilla, tomar el sol, nadar o practicar deportes acuáticos. Y todas estas actividades se completan con pesca de caña o submarina, así como paseos costeros entre acantilados y playas.

El río

Los ríos más importantes del concejo son el Río Esva y el Río Negro, así como arroyos cristalinos que les surten de caudal. En sus aguas se puede practicar piragüismo, y hay rutas de senderismo que discurren a la orilla de los cauces, como la ruta de las Hoces del Río Esva. Sin embargo su gran atractivo es la pesca. Concretamente el Río Esva posee cotos de pesca de trucha y de salmón, así como zonas libres.

La montaña

No faltan las alturas en Valdés, en contraposición a la costa. Típicas son las brañas vaqueiras, donde antaño se llevaba a pastar al ganado en verano y que hoy son consideradas miradores naturales a los que se llega tras un bello paseo. Para los más intrépidos, la sugerencia consiste en subir al techo de Valdés : el Pico Capiella Martín (986 m.). Desde su cima se aprecia, en un día despejado, el mar Cantábrico, los valles de Valdés, y el Cordal de Bobia y Buseco.
Para disfrutar de las cuatro opciones propuestas, los servicios hosteleros son esenciales. Desde AVATUR ofrecen todo tipo de alojamientos rurales destinados a integrar al turista en la vida natural. De la Asociación también forma parte algún restaurante, puesto que la gastronomía local es otro de los atractivos de Valdés. Y como complemento, empresas de turismo activo facilitan que disfrutar del cielo, el mar, el río y la montaña sea más sencillo. Además de conocer los mejores lugares, disponen de material y monitores para realizar las actividades con la máxima seguridad. Como además este es año Jacobeo y el Camino del Norte pasa por el concejo, destacar que AVATUR dispone de alojamientos con precios especiales para el peregrino.
Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí