9.9 C
Oviedo
martes 23, abril 2024

La banca no siempre gana

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Posiblemente el nombre de Unai Alonso, así de primeras, no les diga nada. Les pongo en antecedentes: es un abogado asturiano especializado en derechos de los consumidores que por dos años consecutivos encabeza el Top 20 de abogados en España que más demandas ha ganado a la banca. No trabaja solo, es el abogado de la Unión de Consumidores de Asturias.

En una entrevista que le hicieron recientemente comentaba que en estos momentos estaban trabajando en una avalancha de reclamaciones por ciberestafa en Unicaja. Muchas veces se habla de ciberestafas, pero por lo general se suele omitir el lugar donde se producen.

Por lo visto, según palabras de este abogado, podría haberse producido una brecha en los datos de Liberbank durante el proceso de absorción de Unicaja, un fallo en los sistemas de seguridad. Y aunque hay casos de ciberestafas en todos los bancos, curiosamente el 80% de los que se han producido en España –fishing– se concentran en esta entidad y concretamente en Málaga y Asturias. Algo raro ha pasado aquí, ¿no?

Hay varios métodos por los que llegan los ciberdelincuentes a hacerse con el dinero de la gente: bien a través de una falsa aplicación de móvil que envían a nuestro correo o con una llamada a nuestro teléfono donde se hacen pasar por agentes del banco y solicitan datos bancarios. Así, a través de transferencias sacan el dinero de las cuentas de las víctimas.

En este caso, cuando posteriormente los clientes han ido a contar lo que les ha pasado a la entidad, no han recibido el mejor trato, pasan de ellos e incluso ha habido casos -según relata el abogado- donde el empleado de turno ha borrado del móvil del cliente la aplicación fraudulenta o el correo con la estafa, eliminando así las posibles pruebas.

Lo que decía Unai Alonso es que, aunque el dinero es difícil recuperarlo, lo que sí se puede exigir es responsabilidad a los bancos por no haber evitado la acción de los ciberdelincuentes. Insiste en que los bancos no son invencibles. A día de hoy, el Tribunal de Justicia de la UE está dando la razón a los consumidores -a diferencia del Tribunal Supremo de nuestro país que suele dar la razón a los bancos-; y como el derecho comunitario está por encima del nacional, se están ganando muchas sentencias a favor de los consumidores.

Y no ocurre sólo con los casos de ciberestafas bancarias sino también en el tema de las cláusulas abusivas, las comisiones desproporcionadas, los cobros excesivos por algún servicio o, directamente, la invención de gastos, que también ha ocurrido. ¡Se está ganando a los bancos!, recuerda el abogado.

La banca española acaba de cerrar un año de ganancias sin precedentes, más de 26.000 millones de beneficios netos que por lo visto superan los 46.600 si se añade el dinero que destinan a provisiones. El aumento del precio del dinero -Banco Central Europeo- les ha permitido ganar algo más de 6 euros con el mismo negocio que el año pasado les rentaba 5, según fuentes financieras. Eso es insultante, se mire por donde se mire, y más en estos períodos de crisis donde familias y empresas están haciendo lo indecible para poder sobrevivir. Y más aún cuando siguen catalogando de injusto y discriminatorio el impuesto que han de pagar para el sostenimiento de lo común. Su cuenta de resultados demuestra que pueden asumir esto y también demuestra que han perdido la idea de la función que desempeñan dentro de la sociedad.

Esos beneficios se repartirán no solo entre los accionistas sino también entre los salarios de los jefes de la gran banca. Y aquí va un dato muy ilustrativo que ha salido publicado en estos días para que sepamos de qué estamos hablando. Entre los doce banqueros de sueldo millonarios en nuestro país, el primero de la lista, -en este caso la primera-, es Ana Patricia Botín (Banco Santander) que gana al día 33.805€ brutos o lo que es lo mismo, 1.408€ la hora. Un salario que no tiene nada que ver con el que gana la mayoría de los españoles.

Nos encontramos en un país donde es obligatorio tener una cuenta bancaria: nómina, prestaciones, pago de impuestos, recibos. La función de la banca es la de administrar el ahorro y financiar recursos a quien lo necesita para seguir creando riqueza y cubrir necesidades. Hablamos de servicios esenciales. Si hay beneficios y se consiguen dividendos, esos no deberían de ser sólo para repartir sino para dedicarlos a prestar un mejor servicio. Si la retribución es alta y el servicio al ciudadano es deficiente, algo no encaja.

Es importante recordar que los españoles aún estamos pagando la factura millonaria por el rescate a la banca que tuvo lugar en 2012 -Gobierno de Rajoy-. Así seguirá siendo hasta 2027. Eso nos da derecho a alzar la voz y por supuesto a defender nuestros derechos. Se trata de nuestro dinero.

Hay un dicho popular que dice “En el arca del avariento, el diablo yace dentro”. Lo que hay detrás del vergonzoso beneficio de la banca es solo avaricia.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 4)

Más del autor /a

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos