13.3 C
Oviedo
lunes 20, mayo 2024

Langreo, Ayuntamiento previsor

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Como en tantos otros sitios, se hacen ahora obras que no se abordaron en los cuatro años anteriores. Elecciones a la vista. Mieres ensancha la zona para personas en el entorno de la Plaza de Abastos, Langreo levanta las calles peatonales para reponer adoquines; la alcaldesa inauguró entre sonrisas la estatua de Villa (el futbolista, del otro prefieren no acordarse), proclamando: “Un pueblo que no reconoce a los suyos no se merece nada”.

Una Comisión Ciudadana trabaja desde hace once meses en conseguir el reconocimiento en el callejero de la figura de Aquilino Moral, ejemplo de bonhomía y sindicalismo. Entra la solicitud en la comisión informativa municipal y se aprueba por unanimidad, para certificar las palabras de la primera edil; es bueno que se reconozca a los trabajadores, no sólo a capitalistas, presbíteros e ingenieros.

Se abre a continuación un proceso público de alegaciones, pero algo no estaba bien explicado; uno siempre supone que deben presentarse por escrito, sin embargo, algún salvaje, sin duda menos versado en el lenguaje administrativo, prefirió la acción directa e incendió la sede del Centro La Xusticia, humilde heredero del construido hace más de un siglo.

Incendio La Xusticia

La Historia no es lineal, se mueve en círculos; Aquilino cuenta en sus Memorias como en 1912, como consecuencia de una huelga de larga duración, hubo un intento frustrado de meter fuego al primer edificio. Asegura que los obreros de Duro encontraron en los archivos datos que implicaban en el atentado fallido a los Urquijo, mayoritarios entonces en el consejo de administración.

Construido con el esfuerzo físico y financiero de los propios trabajadores, el Centro Social La Justicia fue desde 1905 el faro que iluminó a los siderúrgicos y otros gremios en La Felguera; allí no sólo se aprendía sindicalismo, sino cultura general, y cuando era menester, a leer y escribir. Fue expoliado por los militares golpistas en 1937 y posteriormente vendido a los Dominicos. Su lugar lo ocupa hoy una iglesia sin uso.

Justo andábamos por la Casa Consistorial langreana, a vueltas con el expediente de honores, cuando observamos en el tablón de anuncios la mejor prueba de que el Ayuntamiento tiene la vista puesta en el futuro; sirva, para ejemplo del siglo, que esta corporación ya piensa en los empleos de 2029. Vean, vean…

Oferta de empleo en Langreo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Más del autor /a

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos