Panzada de inglés

0
25
El Rincón de Teobaldo
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Vémonos en el barEstábamos mirando a los niños afanarse con el barro, aprendiendo a fabricar potes con pequeñas ruedas de alfarero, en las fiestas de la vendimia de Cangas de Narcea. Ha mejorado mucho el vino, por cierto, este año descubrimos uno joven particularmente interesante. Le pregunté si podía hacer una foto de la camiseta; encantado. “¿De ónde la sacaste, ye de algún chigre de aquí?” “No, comprela por ahí, en un mercadillo, a mí gústame andar así. Antes yera azul, pero metila en lejía…” Y por ahí anda, anunciando que nos vemos en un bar hipotético.

Llevamos en ocasiones mensajes cuyo alcance desconocemos. Así veo al señor alcalde de Siero, ya la cuarta ciudad asturiana por población y uno de los municipios más extensos, vestido de sudadera. Ahora es moda entre las autoridades no llevar corbata, queda bien lucir camisetas y eso, aunque el mensaje no sé si es el más apropiado: “Good sex, no stress”.

Advierto que la imagen era anterior al viaje a Sevilla. Lo digo para evitar maledicencias, porque el desplazamiento, -para ver allí la nave de Amazon-, parece de poco sentido, antes, al contrario, una actividad más lúdica que comercial. Sea como fuere, estimo que es una buena observación, todos los que se preocupan de nuestra salud mental dicen que el ejercicio erótico relaja, espanta tensiones; aunque algo falla en el caso del probo regidor, puesto que hace poco se vio ante los tribunales, acusado de amenazas a un vecino. ¿Liga poco?

No me consta que se desplace en transporte público, o, cuando menos, no suelo coincidir con él en las estaciones. Digo esto porque en ocasiones trenes y buses pueden ser malos para los nervios, tanto que la Empresa Municipal de Transporte Urbano de Gijón acaba de inaugurar una línea de “extrés”. Hay pruebas:
Bus extrés

Debo reconocer que en el fondo está bien pensada: empieza en un barrio obrero, castigado con el desempleo, los sueldos que no se estiran hasta final de mes, la amenaza de alargar la vida laboral a límites irracionales, y la espada de Damocles de la pobreza sobre el 26% de las proletarias cabezas. Recorre la ciudad de oeste a este, y acaba en el Hospital de Cabueñes. Health&Wellness Section, I supose.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí