14.7 C
Oviedo
jueves 30, mayo 2024

El Sueño

Lo más leído

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 11 Promedio: 5)

El ser humano vive inmerso en el Sueño que una Mente poderosa creó como si el protagonista de una película se tratara, sólo que en este caso no conoce el guion, ni tan siquiera se imagina al Soñador, al Creador del Sueño.
Pero la existencia de la humanidad se desarrolla en el Sueño, porque el Sueño fue imaginado para el ser humano, porque el hombre y su futuro es el argumento fundamental del Sueño, un futuro que desde este presente conflictivo y contradictorio no se puede imaginar, pero que fue ya anunciado por los enviados del Soñador, aunque muy pocos supieron comprender más allá de las interpretaciones y desviaciones de la mente humana.

El Sueño
Dibujo: @Arabesko3

Vivir en el Sueño es como ascender una gran montaña, en cuya aventura el escalador tiene que utilizar todas sus facultades, arriesgarse hasta llegar al límite, luchar contra las fuerzas que tratan de desanimarle, y nunca, nunca, considerar a la montaña como a su enemigo, sino como una entidad que le pone a prueba, que le exige y le premia con igual intensidad.

La Vida, por tanto, nunca es nuestro enemigo, porque la Vida es la expresión del Sueño, el camino y sus circunstancias, lo que te prueba, te examina y, a cambio, te da más y más fuerzas, más y más control, más y más seguridad en ti mismo, porque te aporta el descubrimiento de unas facultades que desconocías, de una capacidad que no te imaginabas, y que te va mostrando paso a paso el hombre nuevo que mora en tu interior y que es, al final, el objetivo del Sueño y la Idea del Soñador, mostrar que todos somos “a su imagen y semejanza”, o sea, Dioses.

Vivir en el Sueño es como ascender una gran montaña, en cuya aventura el escalador tiene que utilizar todas sus facultades.

Pero la “autopista” del Sueño es muy amplia y, sobre todo, no depende del tiempo, sino del Espacio.
Se trata de recorrer un Espacio, el que existe entre nuestra mente limitada y la Mente del Soñador.
De la misma forma, el escalador vive en el valle y penetra en el espacio de la montaña “soñando” con su cumbre.
Tiene que recorrer un Espacio, pero en ese Espacio existen las condiciones que la montaña marca, impone.

El Sueño es la cumbre, la montaña, el valle y el escalador. Todo ello es Uno, porque todo está comprendido en la Mente del Soñador, y porque Él sabe que los que se conforman con vivir en el valle algún día mirarán hacia la montaña y empezarán a sentir la necesidad de alcanzar su cumbre. Sólo es cuestión de tiempo, pero en la Mente del Soñador ese tiempo no importa, porque el Sueño es la conquista del Espacio y lo que éste aporta al caminante.

Cada prueba, cada dificultad, cada examen, esconden en su interior una enseñanza, y también un premio.
Pero no hay premio sin esfuerzo, sin riesgo, sin sacrificio. Quien persiga la placidez de una vida cómoda, sin riesgos, está negando el principio básico de la existencia, está negando el Sueño y autoeliminándose del futuro.

El Sueño es la cumbre, la montaña, el valle y el escalador. Todo ello es Uno, porque todo está comprendido en la Mente del Soñador.

A veces ocurre que la montaña lo pide todo, que el precio de la cumbre exige el valor de la misma vida, pero en el Sueño vida y muerte son dos caras de una misma existencia, dos estados que se complementan y se suceden en el sendero infinito del Sueño.

Por eso, cuando la montaña se queda con la vida, en la búsqueda incansable de la cumbre, en realidad te está conduciendo hacia otro sendero, más interno, donde vas a experimentar otra faceta del Sueño, otro aspecto que complementará y enriquecerá tu existencia. Porque el Sueño está diseñado para que el hombre se acerque más y más al Soñador, pero es el Soñador quien decide qué es lo que necesitas y en qué momento.

La mejor forma de comprender el Sueño es desarrollando la capacidad de soñar, porque al soñar manejas la sustancia madre del Sueño, aquello que te conecta con tu más pura y preciada naturaleza y que te revela tu condición de Hijo del Soñador.

El Sueño está diseñado para que el hombre se acerque más y más al Soñador, pero es el Soñador quien decide qué es lo que necesitas y en qué momento.

Y para soñar sólo tienes que utilizar la imaginación, porque imaginar es entrar en un espacio reservado para los soñadores, un espacio que aporta los “materiales” necesarios para crear sueños que luego se llevan al mundo externo y se convierten en realidades, en creaciones.

Volviendo a la comparativa de la montaña, el material utilizado ahora en las escaladas es muy superior al que utilizaban los primeros montañeros, los primeros “soñadores” de las cumbres.
Y eso es así porque los soñadores siempre buscan mejorar aquello que facilite el cumplimiento de sus sueños y, como consecuencia, lo que se manifiesta es una evolución que beneficia a todos los que vengan detrás, a todos aquellos que tengan nuevos sueños, que imaginen nuevas conquistas, nuevos retos.

Si puedes soñar, si puedes imaginar, es porque estás dentro del Sueño, y es lo que te puede convertir en un Creador, porque precisamente ese es el objetivo del Sueño, “fabricar” soñadores que puedan cambiar el futuro de esta humanidad, que conecten y lleven a la realidad la “intención” del Soñador, su “Sueño”.

Si puedes soñar, si puedes imaginar, es porque estás dentro del Sueño.

Y, como siempre, no es difícil, es sencillo, porque esa capacidad la llevamos todos en nuestro interior. Sólo tenemos que creerlo y luego utilizar la imaginación para plasmar ese sueño en algo real.

Si somos hijos del Soñador somos herederos de Su Poder, y si sentimos, vivimos, la unidad con la humanidad, sintiéndonos parte de ella, entonces nuestros sueños serán útiles para todos, beneficiosos para todos.

Ese es nuestro futuro. Eso es lo que contiene el Sueño. Eso es lo que somos y lo que espera por todo aquel que se reconozca y reconozca a los demás.

Es sencillo. Es fácil. Es el camino a seguir para quien quiera comprender y vivir el Sueño en el que todos estamos inmersos, ser conscientes de Él y, como consecuencia, colaboradores de Él.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 11 Promedio: 5)

Más del autor /a

Guerra entre poderes

Miedo a la Verdad

1 COMENTARIO
  1. Gracias as conseguido que vibre mi cuerpo.Que sienta el vértigo de estar viva..porque solo a veces pareciese que uno ni siente ni padece y allí muy dentro está esa necesidad salvaje espoleando a no conformarme.Gracias por ayudarme a querer soñar con más ilusión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimos artículos