Encantadores de serpientes

0
311
Un encantador recitando sus palabras al áspid, una sierpe monstruosa según el "Bestiario de Oxford" (siglos XII-XIII)
Un encantador recitando sus palabras al áspid, una sierpe monstruosa según el "Bestiario de Oxford" (siglos XII-XIII)
[Total: 0   Promedio: 0/5]

En conceyos como Carreño, Gozón o Grau se cree que pronunciando unas palabras determinadas las culebras quedan quietas, inmóviles como por encantamiento.

Este conxuro es: «Encántate sierpe, ánxeles siete, piedrines del mar, piedrines de sal, nun te muevas d’equi, hasta qu’alcuentre piedra o palu d’ablanar con qué te dar».
Se cree que, con sólo rozar con una vara de ablanu (avellano) a la culebra, ésta cae muerta al instante. En algunos pueblos de Teberga, la sierpe contesta: «Aunque las tripas me saques, la cabeza nun me machaques, que del llunes al vienres, ya criaré yo tripas bastantes».
La creencia en estas palabras mágicas ya viene de antiguo, en El Thesoro de Brunetto Latini (1220-1295) comenta que existen encantadores que recitan encantamientos a una sierpe muy venenosa llamada áspid, ésta tiene en su cabeza una piedra preciosa. (Se trata de un mito similar a la piedra de la culiebra, generada entre siete ofidios, tema bastante conocido en Asturies). Nos dice: «Sabet que aspis trae en su boca noble piedra, e muy luziente que llaman carvuncla et quando el encantador te quiere coyer la piedra, dice sus palabras de encantamiento (…)», añade que la sierpe intentará tapar sus «orejas» con la cola y con todo para no oír las mágicas palabras.
En Los Abruzzos italianos se hablaba de unos encantadores de serpientes llamados «ciarauli» que con sus palabras inmovilizaban a los ofidios para obtener unas piedras maravillosas que tenían en sus cabezas y servían para curar sus mordeduras. En la Edad Media se hablaba del «serpasio» o «culebrero», dedicado a estos menesteres.
Volviendo al conxuro asturiano se invoca la sal y la mar, consideradas sagradas. En cuanto a los siete ángeles mencionados, podría tratarse de los siete arcángeles que derrotaron al demonio en las mitologías cristianas, aunque, actualmente, la Iglesia solamente admite tres (Miguel, Rafael y Gabriel).

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí