Alberto Sastre, músico. Cuando lo común se convierte en extraordinario

0
403
Alberto Sastre, músico
Alberto Sastre / Foto: Daniela Cohen
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Alberto Sastre acaba de sacar su primer disco en solitario, Estación. Ida y vuelta, un relato sonoro inspirado y fundamentado en los textos de la que ha sido su musa, la escritora Rosa Chacel (1898-1994).

Sastre arrastra una curiosidad congénita por experimentar y descubrir cosas y por eso, no es músico de un solo proyecto. Tan pronto podemos ver al gijonés participando en el Coro Al Altu La Lleva como tocando el bajo en el grupo que lidera la argentina Daniela Cohen o trabajando en un proyecto de música electrónica y voz con Willy Demaneses. Pero sin duda, su apuesta más personal es el nuevo trabajo que presenta ahora y con el que ya podemos verle en escenarios asturianos.

"Estación. Ida y vuelta", primer disco en solitario de Alberto Sastre
Portada del disco «Estación. Ida y vuelta»

-Formas parte de varios proyectos musicales, ¿por qué te surgió la necesidad de hacer un disco en solitario?
-Fue debido a la pulsión que experimenté al leer el libro de Rosa Chacel, Estación ida y vuelta, sentí una fuerte conexión. Yo venía de años tocando en grupos y tenía musicalidades claras, no tenía pensado hacer un proyecto en solitario, pero al leerlo me encajó todo y todo se confabuló. Me parecía que la obra de Rosa era muy comunicable y quería reflejar el impacto que tuvo en mí.

-¿Conocías anteriormente el trabajo de la escritora vallisoletana?
-Conocía su nombre y que era una escritora de la Generación del 27 pero nunca me había puesto a leer un libro suyo y fue un poco de casualidad. Estaba en la Biblioteca Jovellanos buscando algo que me marcara y creo que con lo que más conecté fue con la forma de contar las cosas, porque el libro habla de una historia mil veces contada, de una ida y una vuelta de un viaje, pero el punto de vista con que lo trata y la forma de expresarse me pareció que lo hacían extraordinario. Ese acto de hacer algo común extraordinario me marcó un montón.

“Chacel usa para escribir lo que ella llama ‘literatura viva’, una literatura basada en las experiencias de una persona pero relatadas de forma no autobiográfica pura y dura sino de una forma que conecta con las experiencias de quien la lee”

-Y obtuviste el consentimiento de sus herederos para utilizar sus textos, ¿fue difícil conseguirlo?
-Tuve que hacer bastante trabajo de investigación para ver quién tenía los derechos de la obra de Chacel. Cuando conseguí conectar con ellos, les pasé los textos del disco, con la parte de Rosa y la mía, y les pareció buena idea. Estoy muy agradecido de que hayan dado el visto bueno para hacerlo.
No sé hasta qué punto les llegarán propuestas sobre la obra de Rosa, supongo que más de una porque tiene una obra increíble, pero sí que lo apreciaron: musicar textos y de esta forma tan poco ortodoxa les llamó la atención y les gustó.

-¿Con qué parte emocional te conecta este libro?
-Yo creo que con la conexión de las experiencias, porque Chacel cuenta en entrevistas que el método que usa para escribir es lo que ella llama ‘literatura viva’, una literatura basada en las experiencias de una persona pero relatadas de forma no autobiográfica pura y dura, sino de una forma que conecta con las experiencias de la persona que la lee y lo recibe. Ella es una maestra en eso y yo procuro usar esos conceptos a la hora de hacer las letras del disco. No es una plasmación literal del libro, pero procuro usar las ideas de literatura viva para reflejar la conexión que tuve con él y también para mostrar vivencias compartidas que tenemos varias personas.

“Cada canción se grabó de forma distinta, para que fueran particulares en sí y para que en el conjunto fuera más constructivo”

-Entonces, en este caso ¿podemos hablar de música viva, un viaje de ida y vuelta también para quienes te escuchan?
-Sí, claro. A mí a veces me preguntan si hablar de cosas íntimas da reparo y sí que entronco un poco con la analogía de música viva ya que todos tenemos vivencias personales. Todos tenemos nuestra parte de intimidad y hablar sobre ello genera una cierta comunidad entre las personas.

-¿Cómo definirías este primer disco?
-Como un relato sonoro, es un disco muy narrativo, un disco conceptual. Traté que todas las canciones funcionaran de manera individual y que escuchadas en conjunto crecieran. Cada una se grabó de forma distinta, para que fueran particulares en sí y para que en el conjunto fuera más constructivo.
También veo importante que es un trabajo en el cual las letras tienen tanta importancia como la música y los arreglos están escogidos de manera que aporten al relato sonoro, que al final es la historia que cuenta.

“Las letras tienen tanta importancia como la música y los arreglos están escogidos de manera que aporten al relato sonoro”

Alberto Sastre, músico
Presentación del disco en el bar gijonés El Patio de la Favorita,el pasado mes de febrero. Foto: Amanda Gris

-Haces una apuesta arriesgada y novedosa, con siete canciones, algunas muy largas de hasta 5 minutos, nada que ver con lo que impera en el mercado musical. ¿Cómo lo vives tú siendo tu primer trabajo en solitario?
-Se sale de la radio fórmula, fue experimentación. Siempre tuve mucha curiosidad por ver cómo se hacen las cosas y a la hora de hacer las estructuras de las canciones y componerlas también procuré experimentar. Algunos temas no tienen estribillos porque la idea es que vayan siempre hacia adelante, en analogía a una novela en la que no hay capítulos que se repitan. Es una de las formas de estructura con la que quería experimentar. Otras canciones tienen interludios un poco más musicales y también las hay que tienen una estructura piramidal. Fui probando con varias cosas, procurando no seguir un canon establecido que tampoco tenía necesidad de seguir, porque lo importante es que la obra quede bien y tenga sentido en sí más que cumplir expectativas.

-¿Ha sido un ejercicio de libertad?
-Un poco sí. Si haces lo que quieres sin pretensiones ni expectativas, sin puntos que cumplir, ni gente a la que satisfacer de mano, eso te da una libertad que de otra forma estaría un poco más coartada.

-Un disco en el que se plasma tu intimidad y en el que también aparece tu gente, todo tu entorno ¿es un disco al desnudo?
-Sí, pero todos tenemos nuestra parte desnuda y no hay nada malo en ello. Lo prefería así antes que vestir el disco en exceso sin necesidad.

“Siempre tuve mucha curiosidad por ver cómo se hacen las cosas, y a la hora de hacer las estructuras de las canciones y componerlas también procuré experimentar”

-¿Hay alguna canción que sea especial para ti?
-Yo diría que la última, Mis protagonistas, porque es en la que más gente participa, gente a la que quiero un montón y eso me hace mucha ilusión. Participan en ella el Coro Al Altu La Lleva, Ana Fernández Palacio, Susana Feito, Naomi Suárez y Andrea Calvo. Me gusta que la canción sea tan comunal, me gusta la sensación de colectivo, de compartir. Todo es mejor cuando lo compartes.

-¿Cómo concibes la música? ¿Es una forma de expresión, una herramienta política, un divertimento o una forma de compartir?
-Depende del momento, no somos la misma persona todo el rato, pero respondiendo a la pregunta la música es importantísima en mi vida. Supone un acto de reflexión con uno mismo, sobre todo el acto de hacer canciones y grabarlas, porque supone conocerse mejor, tener activo el cerebro y a mí me llena mucho por esa parte. Después, cuando ves las cosas hechas y te parece que das en el clavo, las sensaciones son increíbles. También veo muy importante la parte de compartirlo; cuando tocamos por ahí y a la gente le gusta, está atenta y se emociona. Es una sensación increíble que no consigo en otra cosa.

“La música es importantísima en mi vida. Supone un acto de reflexión con uno mismo, sobre todo el acto de hacer canciones y grabarlas, porque supone conocerse mejor”

-Imaginaste un proyecto y te lanzaste a hacerlo, ahora, ¿tienes ganas de más retos o por el momento disfrutar del presente y ver a dónde te conduce?
-Yo creo que lo mejor es no tener pretensiones expresivas, ir haciendo lo que quieres, donde quieres y estando convencido de ello, y lo que tenga que llegar llegará. De momento estoy disfrutando de ello, buscando conciertos fuera de Asturias, que está teniendo buena recepción, y moviéndome todo lo que puedo.

-¿Te sorprendió ver tu nuevo disco nominado a los premios AMAS en Disco Otras Escenas?
-De mano fue muy entusiasmante porque ocurrió a las dos semanas de haberlo sacado y que a un jurado independiente, que está vivido en mil batallas, les haya parecido lo suficientemente bueno para nominarlo es un orgullo y lo agradezco muchísimo. El disco está hecho con todo el cariño del mundo y con lo que creía que podía aportar y que lo reconozcan es un valor añadido muy bonito. También por ser una auto producción, porque está hecho a partir de mí y con la gente que conozco. Tengo la suerte de compartir vida con gente muy talentosa y que lo hayamos hecho entre todos me parece un logro.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí