Parque Empresarial de Argame (Morcín). El impulso necesario

0
58
Parque Empresarial de Argame (Morcín)
Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

En el centro de Asturias, y en un entorno natural privilegiado, el Parque Empresarial de Argame resiste los embites de la crisis gracias a su situación y a un planteamiento novedoso, con empresas no contaminantes, preferiblemente pymes que puedan generar sinergias entre ellas.


Es uno de los polígonos más modernos de la región, con todos los servicios cubiertos: fibra óptica, suministro de gas, alumbrado, recogida de basura… además de un trazado ordenado, zonas verdes y espacio para aparcamiento ya planteado en el proyecto original. Todo ello fruto de la colaboración entre la entidad pública Sepes y el Ayuntamiento de Morcín, que insistió en la viabilidad del proyecto como modo de revitalizar una economía duramente tocada por la reconversión minera. El declive de la mina como fuente de empleo y riqueza obligó a buscar nuevas formas de dinamizar el concejo, y unos terrenos vacíos a la ribera del Caudal parecían cumplir todas las condiciones necesarias para un asentamiento industrial. Así ha sido: en 2008 comenzaron las obras de adecuación, financiadas en gran parte por los Fondos Mineros, y hoy en día el Parque Empresarial de Argame tiene una alta ocupación, aunque lógicamente también se ha resentido con la crisis global.
El Parque Empresarial toma su nombre de la cercana localidad de Argame, al otro lado de la carretera, que todavía conserva un cierto carácter rural, sin renunciar a todas las ventajas de la cercanía a la capital: a escasos kilómetros de Oviedo, muy cerca de un acceso a la A-66, desde donde desplazarse en cualquier dirección, tanto hacia la costa como hacia la meseta. Un emplazamiento atractivo para cualquier empresario. Además, está muy cerca la capital del concejo, Santolaya, donde se pueden realizar trámites administrativos en el Ayuntamiento, así como tener acceso a oficinas bancarias, sucursal de correos, y diversas tiendas y servicios, como una guardería.

Para la adjudicación de las parcelas se tuvo muy en cuenta que se tratase de empresas no contaminantes, de acuerdo con el entorno, lleno de zonas verdes.

Para la adjudicación de las parcelas se tuvo muy en cuenta que se tratase de empresas no contaminantes, de acuerdo con el entorno, lleno de zonas verdes, montañas míticas como el Monsacro, y a un paso del Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo. También se priorizaron las pymes y las empresas con arraigo en las Cuencas Mineras, buscando además sinergias entre los distintos negocios aquí asentados. Destacan las iniciativas relacionadas con el sector alimentario, pero también hay sector textil, madera, distribución, mudanzas, servicios… Para ordenar una mezcla tan heterogénea y coordinar necesidades y soluciones, se optó por organizar el polígono bajo la forma de una Entidad de Conservación, en la que participan el Ayuntamiento de Morcín y los propietarios de las naves. La Entidad se ocupa de los servicios y mantenimiento del Parque, evitando la degradación de otras zonas industriales.
Además de las infraestructuras habituales en una instalación de este tipo, existe un edificio polivalente en el que se cuenta con una sala de reuniones -disponible para la junta directiva de la Entidad de Conservación, pero también para las empresas del parque- un aula, una oficina habilitada para el conserje del Parque y una zona de almacenaje de aperos. A pesar de su modesto tamaño, en comparación con los grandes polígonos asturianos, desde la Entidad consideran que está perfectamente dimensionado y cubre los servicios necesarios para la actividad diaria del Parque.

Previsiones de futuro

Lamentablemente, la crisis ha bajado las expectativas de empleo que generó el Parque en sus orígenes, cuando se llegó a hablar de ochocientos puestos de trabajo para el concejo. Al no cubrir sus previsiones de crecimiento, algunas empresas no han podido cumplir sus compromisos y han tenido que dejar el espacio libre; un espacio que en su mayoría ya está cubierto por otras empresas, atraídas por las ventajas de esta ubicación y el buen precio. A pesar de que sí se han generado puestos de trabajo (en total en el Parque trabajan unas trescientas cincuenta personas, entre las que se cuentan los empleos de nueva creación), también se tiene en cuenta que aún faltan varias empresas por empezar su actividad, lo que, de forma directa o indirecta, repercutirá positivamente en la economía morciniega y en su entorno de influencia.
Además, existen unos terrenos preparados para una segunda fase, que de momento deberá esperar a circunstancias más propicias. Los Fondos Mineros previstos para esta ampliación se han suprimido, y no parece momento de ponerse a buscar financiación alternativa, ni abordar los cambios urbanos que serían necesarios. A pesar de todo, la posibilidad y los terrenos están ahí, y se confía en que en algún momento pueda acometerse, a medio o largo plazo, cuando exista una demanda real.
De momento, que no es poco, la actividad empresarial supone un impulso para la economía del concejo, generando un movimiento económico imprescindible en la coyuntura actual.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí