Polígono Industrial de Mora Garay (Gijón)

0
4
mora_garay_intro
[Total:0    Promedio:0/5]

Situado en Tremañes, dentro de la zona industrial de Gijón, este polígono industrial se beneficia de la cercanía a las principales ciudades asturianas. El éxito de las empresas aquí situadas hace que se planteen posibles vías de expansión, y el nuevo Centro de Servicios da salida a las necesidades de los empresarios.

Más servicios

Recientemente se han terminado las obras del reclamado Centro de Servicios del Polígono de Mora Garay, que dará respuesta a muchas de las necesidades de empresarios y trabajadores. En cuanto se dote al edificio de los servicios necesarios, como luz y teléfono, el Ayuntamiento de Gijón recepcionará las instalaciones, que empezarán a funcionar como sede de nuevas empresas, y a dar servicios tan demandadados como una cafetería-restaurante, salas de reuniones y salón de actos.
El origen del Polígono de Mora Garay data de 1987, aunque no fue hasta más tarde cuando el Ayuntamiento comenzó a vender parcelas a los empresarios. Su incorporación a la Asociación de Polígonos Industriales de Asturias no tuvo lugar hasta el 2002. Es en ese año cuando se crea la Asociación de Empresarios del Polígono, que son desde entonces quienes coordinan necesidades y soluciones. Según esta Asociación, en Mora Garay hay ciento veintisiete empresas asentadas, repartidas entre los más de 250.000 metros cuadrados de superficie. Ellas se aprovechan de la situación privilegiada de la zona, con acceso a las principales poblaciones asturianas: a Oviedo y Avilés por la A-66 y a Gijón por la AS-19.
El mayor problema es la falta de espacio, ya que a muchas empresas les gustaría asentarse en la zona y no pueden encontrar una parcela para ello. Por eso se está estudiando, por ejemplo, qué hacer con una zona de prados situada entre el polígono y la autovía, que bien podría servir para hacer una ampliación. De momento, se planea mejorar los accesos a la autovía, lo que facilitará considerablemente el trabajo de las empresas, y también mejorar las instalaciones interiores, sobre todo en lo relativo al tráfico: señalización, aparcamientos, asfaltado… §

Angel Iglesias Breijo

Presidente de ASEMBAGAL (Asociación de Empresarios del Polígono de Mora Garay)

Angel Iglesias BreijoUno de los puntos fuertes del Polígono Mora Garay es la Asociación de Empresarios. Ángel Breijo, su presidente, pronostica un año de muchos cambios: la inauguración del Centro de Servicios, el asfaltado del Polígono o la mejora de las comunicaciones son algunos de los proyectos en marcha.

“Las zonas industriales son el motor de la economía”

-¿Qué instalaciones ofrece el nuevo Centro de Servicios?
-Este Centro, que está cofinanciado entre el Plan Urban y el Ayuntamiento de Gijón, está ya terminado. En el momento en el que se solucionen los pequeños problemas pendientes, como la luz y el teléfono, empezará a funcionar. Primero hay unas naves que pertenecen al Ayuntamiento y son para alquilar probablemente a empresas de nueva creación. Además hay un bar-restaurante-cafetería que saldrá a concurso público. También hay un salón de actos, para las juntas de la Asociación del Polígono, que son en asamblea, un salón pequeño para las reuniones ordinarias de la Junta Directiva y dos oficinas: una será para el presidente y en la otra intentaremos que esté una persona para atender todo el tema del asociacionismo.
-¿En qué consistirían sus funciones?
-Queremos que esté allí todo el día, o al menos en jornada de mañana. Atendería temas relacionados con el asociacionismo y a su vez iría pasando por los talleres y demás. Esa persona tiene que moverse, y no solamente para el Polígono Mora Garay, sino a lo mejor para el resto de polígonos que circunvalan la zona de Tremañes.
-¿Cuál ha sido la implicación de la Asociación de Empresarios en el desarrollo de este centro?
-Lo que nosotros hicimos fue solicitarlo al Ayuntamiento, habida cuenta de que en el Polígono no había un sitio donde la Junta Directiva pudiera reunirse. En su día esto se le demandó a Pedro Sanjurjo, que fue el encargado de mover los hilos para que se hiciera realidad.
-¿Con la creación de este centro se satisface la demanda de los empresarios?
-Queremos que se asfalte de nuevo todo el Polígono, porque es muy necesario. Hemos presentado el proyecto al Ayuntamiento, para que se haga desde el puente de la vía del Carreño hasta abajo. Una vez esté hecho esto, que tardará unos tres meses, porque la Administración tiene sus plazos, también hemos negociado poner señalización vial en el interior del Polígono.
También queremos poner algún tipo de barrera a los aparcamientos para que sean solamente para el Polígono, y no sea utilizado por personal ajeno a él.

“El nuevo Centro de Servicios contará con un salón de actos y dos oficinas. Habrá una persona fija para atender temas relacionados con elvasociacionismo”

-Uno de los temas de los que siempre habla la Asociación es de la seguridad.
-Eso depende más de APIA, que tiene el proyecto de unir a varios polígonos por el sistema wi-fi. El problema es que el Ministerio del Interior sólo considera polígonos aquellos que están cerrados por tres caras, y tienen un portón de entrada en donde hay que meter una tarjeta, o hay un vigilante que controla la puerta. Con esas características sólo hay dos en Asturias: el Parque de Nuevas Tecnologías de Llanera y el de Silvota. Así que se hizo una gestión con el Delegado de Gobierno para ver si el Ministerio pone una coletilla que diga que polígono es todo aquel que tenga equis naves industriales y esté cerrado por tres caras, y que se puedan poner las cámaras de forma que no estén enfocadas al portón de la nave, que es muy limitado.
-A más largo plazo, se habla de la mejora de las comunicaciones, del acceso a la autovía.
-Hay un proyecto que está en marcha en la parte final de Mora Garay, en la cara que da al norte de Gijón. Se trata de desdoblar el puente para que sólo entre una línea de ferrocarril de vía estrecha, cuando ahora entran dos. De este modo quedará una salida al polígono por la parte que va a la autovía, dejándolo así a tres minutos del centro de Gijón. Parece ser que el año que viene empezarán las obras.

“Hay un proyecto de dar una salida al polígono por la parte que va a la autovía, dejándolo así a tres minutos del centro de Gijón”

-¿Se contempla una ampliación del polígono?
-El Ayuntamiento está estudiando un plan de actuación para los prados que están entre el Polígono y la autovía, pero aún no sabemos en qué quedará. Calculo que al final será para hacer ampliación para naves, porque lo que necesita Gijón es terreno industrial.
-Con Mora Garay, junto a los polígonos cercanos como Bankunión o incluso Somonte, y con la creación del nuevo macropolígono que se espera para la zona de Tremañes, esta zona industrial se convertirá en una de las más grandes de toda Asturias.¿Tal aglomeración de naves industriales será beneficiosa o perjudicial en algún sentido?
-Es beneficioso, tanto para Gijón como para Asturias. Todo aquello que sea zona industrial, que es el segundo sector de la economía, es un motor dinamizador. Si no funciona el segundo sector, el tercero, que es el de servicios, hay que darlo por perdido. Y el primer sector, que es la agricultura, pesca y ganadería, está prácticamente caduco en Asturias, así que nos queda la industria. Aunque sea pequeña industria, pero que ocupe mano de obra, como es el caso de Tremañes o Porceyo. Lo lógico es que estén cerca de la ciudad para que los desplazamientos no sean muy largos. §

Centro de Servicios de Mora Garay

Recepcionado por el Ayuntamiento de Gijón, el nuevo Centro de Servicios se complementa con catorce naves industriales para alquilar, más veintinueve ya vendidas. En total son 3.500 m2. Se trata de una de las últimas actuaciones enmarcadas en el proyecto europeo Urban, con un coste de dos millones de euros.

Nuevas iniciativas

Centro de Servicios de Mora GarayEl Centro Municipal de Empresas es quien se ocupa de la gestión de las naves en alquiler, así como de la del resto de residencias empresariales municipales. Cada nave cuenta con una superficie entre 155 m2 y 340 m2, en la que se encuentran oficinas amuebladas y vestuarios para mujeres y hombres. Además, los empresarios tienen acceso a servicios comunes: locales para la asociación de empresarios del polígono, salón de actos y cafetería.
Existen unos requisitos para poder acceder al alquiler de una de estas naves: que la empresa tenga menos de cinco años desde su constitución (excepto aquellas que se trasladen desde otra residencia empresarial gestionada por el Centro Municipal de Empresas). Su actividad debe ser productiva, manufacturera o de taller, y debe tener además un mínimo de dos trabajadores. Por último, su cifra de negocio no debe superar los dos millones de euros en el año precedente a la solicitud de ingreso.
El Ayuntamiento de Gijón ya había construido veintinueve naves en Mora Garay, en tres fases entre 1999 y 2005. Todas ellas fueron vendidas a pequeñas y medianas empresas, sin embargo, ésta es la primera vez que el Centro Municipal de Empresas oferta naves industriales en alquiler. De este modo se completan los servicios empresariales que gestiona: despachos de alquiler en Cristasa y el Parque Científico y Tecnológico, suelo industrial en los polígonos y el PCTG, venta de naves modulares, etc. Esta nueva iniciativa está dentro del Pacto Gijón Innova, suscrito por el Ayuntamiento con sindicatos y empresarios para favorecer el desarrollo económico de la comarca de Gijón. §

Las normas y los requisitos completos pueden consultarse en la web del Ayuntamiento, www.gijon.es

Fotos: Fusión Asturias

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí