Una gestión eficiente. Entidad de Conservación del PEPA (ENCO PEPA)

0
313
Daniel Couso y Lorenzo Cerón. Entidad de Conservación del PEPA (ENCO PEPA)
Daniel Couso y Lorenzo Cerón / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

El Parque Empresarial del Principado de Asturias (PEPA) se gestiona a través de una Entidad de Conservación. Esta figura jurídica ha reactivado los servicios del área industrial, como indican Daniel Couso y Lorenzo Cerón, Presidente y Secretario de ENCO PEPA.

-Llevan funcionando a pleno rendimiento desde 2008. ¿Qué balance hacen de los cambios que ha propiciado esta Entidad de Conservación en el polígono?
-Daniel Couso: La Entidad de Conservación es una figura relativamente nueva, y a la que es obligatorio pertenecer. Por ese motivo estamos en la Entidad de Conservación todos los que formamos parte de las parcelas originales del PEPA, que somos la gran mayoría. Somos muchas empresas con un órgano de gobierno que es la Junta Directiva, constituida por varios empresarios; está también Infoinvest, que fue el promotor que vendió las parcelas, y el Ayuntamiento de Avilés.
Tenemos que reunirnos en las asambleas cuando lo requieren las cuestiones de la Entidad para tomar decisiones, lo que ayuda a tener más relación entre nosotros. Y como hay gente que pertenece a la Junta y también a la Asociación de Empresarios del PEPA -que es de carácter voluntario-, es muy práctico coordinarnos con ella y recabar al final de las reuniones la información con los empresarios.
Por contra, la Entidad de Conservación tiene unos costes para el mantenimiento.
-¿Qué servicios ofrece la Entidad de Conservación?
-D.C.: Entre empresarios y Ayuntamiento llegamos a un acuerdo para limitar los servicios que da la Entidad de Conservación del PEPA, que son el servicio de limpieza y de jardinería, el de recogida de residuos sólidos urbanos y la seguridad privada, sin perjuicio del servicio que dan los cuerpos de seguridad -policía local, policía nacional, guardia civil-, que por supuesto tienen abierta la entrada. De hecho, el servicio de vigilancia privada tiene unos horarios determinados que van parejos con ellos, hay una labor conjunta en la que además tenemos en cuenta la economía.

Daniel Couso: “Que haya una asociación de empresarios crea una situación complementaria, pero no extraña. La pertenencia a la Entidad de Conservación es obligatoria, y asociaciones puede haber las que quieras”

-¿No es peculiar que un polígono tenga tanto una Entidad de Conservación como una asociación de empresarios?
-D.C.: No mucho, porque la pertenencia a la Entidad de Conservación es obligatoria y asociaciones puede haber más de una. Son complementarias, pero no extraña. En el PEPA habrá empresas que estarán asociadas en Femetal, o a la asociación de su ramo; un restaurante estará en Fade o en la Asociación de Hosteleros… y obligatoriamente en la Entidad de Conservación.
En nuestro caso, no rehuímos participar cuando nos llaman por un tema de representatividad, porque aunque no es una función que tengamos atribuida entendemos que ayuda a nuestra labor. Al tener alguna cabeza visible, cuando se tienen que dirigir a nosotros como grupo rápidamente nos coordinamos y les atendemos. Al final estamos en la sociedad, en buena sintonía con las empresas del polígono, con la alcaldesa, con el puerto de Avilés, con la Cámara de Comercio… trabajando a gusto y produciendo, intentando ayudarnos entre todos y colaborar con todo el mundo. Porque si tenemos el mantenimiento compartido con el Ayuntamiento, es imprescindible apoyarte en una buena comunicación y coordinación. Y si hay alguna deficiencia, tenemos a APIA como gestora, como punto de contacto donde la gente puede llamar e informarse.
-¿Cuál es el papel del Ayuntamiento como miembro de la Entidad de Conservación?
-D.C.: No podría concretártelo jurídicamente. Están en la Junta, tienen una presencia como institución porque los estatutos de la Entidad así lo recogen, y por otro lado tienen una presencia física también porque hay parcelas de su propiedad en el Polígono.
-¿Qué supone presidir la Entidad en un polígono tan grande y emblemático como este? ¿Es una labor compleja?
-Lorenzo Cerón: Al principio fue un trabajo arduo. Ponerlo en marcha implicó mucha dedicación debido a las dificultades que teníamos, que iban desde crear la cuenta del banco, hasta cobrar a la gente que no pagaba. Ahora mismo ya se ha cogido una dinámica y todo funciona a través del gestor, con lo que se nos han quitado bastantes preocupaciones.
-D.C.: Éste es un trabajo que se desarrolla por voluntad de querer hacer las cosas. El trabajo adicional que puede suponer se ve compensado por la gente que conoces y el agradecimiento de los miembros de la Entidad, que valoran mucho nuestra labor. Todo el mundo sabe que trabajamos con una vocación de participar y de ayudar.

Lorenzo Cerón: “En principio las Entidades de Conservación tienen que asumir completamente todos los servicios. Gracias a las negociaciones con el Ayuntamiento, que se brindó a colaborar, nosotros los repartimos”.

-La figura de la Entidad de Conservación es relativamente reciente y tiene cada vez más implantación en los polígonos asturianos. ¿A qué se debe este éxito?
-L.C.: En principio las Entidades de Conservación tienen que asumir completamente todos los servicios. Nosotros, gracias a las negociaciones que hicimos en su día con el Ayuntamiento -que se brindó a colaborar-, repartimos una serie de servicios. Si no, habría que pagar todo el saneamiento, el alcantarillado, la recogida de basura, el alumbrado, los viales, etc.
-D.C.: Supongo que en cada caso, dependiendo del tipo de polígono, eso se pacta de una u otra manera. La obligatoriedad que supone pertenecer a la Entidad de Conservación tiene su peaje, aquí hay unos costes. Nosotros tenemos servicios que no son baratos, aunque sí competitivos.
-¿Cómo puede afectar la apertura del Niemeyer al polígono?
-D.C.: Diría que lo que más puede preocupar a algún empresario pueda ser la cercanía al puerto, tradicionalmente industrial. Se entiende que con la ampliación que se está llevando a cabo en el mismo y con los nuevos accesos, se suplemente lo que de alguna manera se lleva el Niemeyer. Avilés tiene una gran tradición industrial y su gente es muy comprensiva con la industria, le gusta porque sabe que eso da vida. Mientras las cosas se hagan correctamente y coordinadas con las autoridades, todo es posible. Por otro lado, se está haciendo una barrera de árboles y jardines para tapar la parte industrial, y ya lo tienen bastante avanzado.
-L.C.: Mi valoración es que quizás se derive de todo ello algún acceso mejor para el polígono y mayor estética, pero creo que no repercutirá mucho. La vida se la da la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí