Polígono industrial de Roces Porceyo. Un área en constante movimiento

0
172
Polígonos industriales de Roces Porceyo
Polígonos industriales de Roces Porceyo / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Muy cercana a la urbe gijonesa, la zona industrial de Roces Porceyo es un poderoso motor empresarial para toda Asturias y fuente de empleo para más de 5.000 familias.

La baza más importante del  polígono de Roces Porceyo es sin lugar a dudas su ubicación, que le permite una excelente comunicación con el resto del área metropolitana asturiana y por supuesto con la ciudad de Gijón. Con este núcleo poblacional establece una estrecha relación a través de los viales AS-18 y AS-246. La Autovía del Cantábrico, la Autovía Minera, la Autovía I y la A-66, con las que conecta directamente, consiguen que este espacio industrial mantenga su atractivo para las diferentes empresas. Actualmente acoge a más de cuatrocientas, la mayoría pymes y micropymes que a su vez se distribuyen en diez áreas diferenciadas, ocupando un total de 1,7 millones de metros cuadrados (Roces-Puente Seco, Roces 1, Roces 2, Roces 3, Roces 4, Roces 5, Roces 1B, Porceyo I-12, Porceyo I-13 y Porceyo I-14).

La cercanía a la ciudad de Jovellanos favorece que este macro polígono esté modificando su perfil, creciente en servicios y comercios en detrimento de la actividad puramente industrial. Así lo explica Marta Fernández, gerente de Gespor, la Asociación de Empresarios de Roces Porceyo. “Se aprecia un mayor movimiento del cliente final que antes no se acercaba al polígono, básicamente porque la mayor parte de las empresas eran mayoristas. También hay mucho espacio ocupado para almacenes, posiblemente será debido al incremento de la venta online”.

Entre las peticiones hechas por Gespor al Ayuntamiento está la renovación de la iluminación a focos LED

La Asociación empresarial integra al 40% de las empresas de Roces Porceyo, una elevada fracción que les consolida como interlocutores ante las administraciones. Con una larga trayectoria a sus espaldas, el colectivo se encarga, en coordinación con el Ayuntamiento de Gijón, del mantenimiento y los servicios públicos obligatorios.

Equipado como un polígono moderno, el área cuenta con sistemas de seguridad videovigilada. “Recientemente -explica la gerente- se finalizó la IV fase del proyecto de videovigilancia con la adquisición de dos nuevas cámaras. En total son veinte distribuidas en los principales cruces y accesos, cuya labor principal es disuasoria pues este es un polígono que presenta muchísimos accesos y caminos”. Para afianzar la seguridad desde la Asociación también se contrata vigilancia a través de una patrulla nocturna que realiza rondas por el polígono durante todos los días del año.

Equipado como un polígono moderno, el área cuenta con sistemas de seguridad videovigilada

Entre las peticiones que Gespor ha efectuado al Ayuntamiento se encuentra la renovación de la iluminación para que a través de focos LED sea más eficiente. “Creemos que es algo inminente. Si no se ejecuta este año seguramente se lleve a cabo el próximo porque el Ayuntamiento está apostando por ello en todo Gijón. Esto favorecerá al polígono porque puede mejorar la vigilancia y dará más tranquilidad sobre todo en zonas que están más sombrías”.

Los empresarios también han mostrado su preocupación ante la construcción de un carril bici que atraviesa el polígono y que consideran supone un grave riesgo tanto para los usuarios del mismo como para posibles clientes y trabajadores del área. “Hay que tener en cuenta que el carril atraviesa un área de actividad comercial y de servicios muy transitada -explican desde Gespor-. Al pasar por delante de los accesos y portones de las empresas y debido a la estrechez de los viales se generan situaciones de alto riesgo, ya que las maniobras de carga y descarga en las parcelas y naves se realizan siempre marcha atrás”. Desde la Asociación ya han solicitado la eliminación del carril y próximamente se reunirán con el Consistorio para avanzar en este tema.

Fin

Senda Verde a su paso por el polígono
Senda Verde a su paso por el polígono / Foto: Fusión Asturias

De camino a La Camocha

La estampa de caminantes atravesando el polígono de Roces Porceyo es algo habitual gracias a la Senda Verde que cruza la zona industrial gijonesa. La ruta, de 7 kilómetros, conecta el poblado industrial de Tremañes, Santa Bárbara, activo en los años cincuenta, con el Pozo La Camocha. Y en su discurrir, gran parte por el trazado del ferrocarril minero, la Vía Verde acompaña al arroyo Pilón en tramos de abundante arboleda y vegetación de ribera. También atraviesa un túnel de 350 metros y varios puentes. En el polígono, el acceso a este recomendable paseo se puede realizar a través de la calle Luis Pasteur y asegura una actividad de ocio y relax para todos aquellos que quieran disfrutar de un agradable paseo.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí