Oscos-Eo. Color y sabor otoñal

0
41
Os Teixois, en Taramundi
Os Teixois, en Taramundi /Foto: Valvanera
[Total:0    Promedio:0/5]

Caen las hojas de los árboles, descienden las temperaturas y cambia el ritmo natural. La Comarca Oscos-Eo muestra sus encantos, que se descubren a través de paseos entre bosques dorados, charlas al calor del fuego y buenos platos a base de productos de la zona. Estamos en una Reserva de la Biosfera.

En esta comarca formada por siete concejos son muchos los que afirman que es el otoño el momento ideal para conocerla. El frío se olvida rápidamente ante la postal que ofrecen las grandes olas que llegan hasta las playas de Castropol y el color plomizo que adquieren las aguas de la ría del Eo. Bosques y montañas cambian de tonalidad, mientras la fauna busca cuevas y nidos en los que pasar el frío, por lo cual es posible divisar aves migratorias en la ría o mamíferos que se esconden con sus crías en la espesura del bosque.
Diversas rutas de senderismo recorren de norte a sur y de este a oeste la comarca, para conocer de primera mano Villanueva de Oscos, San Martín de Oscos, Santa Eulalia de Oscos, Taramundi, San Tirso de Abres, Castropol y Vegadeo. La arquitectura tradicional permanece recia y orgullosa, mostrando en sus piedras la historia de Oscos-Eo y su modo de vida a través de casas, palacios, hórreos, fuentes, mazos, molinos, batanes, cortines y otras construcciones.
En los paseos otoñales también destacan el olor a leña quemándose en las chimeneas y el aroma de platos que cuecen a fuego lento. La gastronomía es una tentación y por ello en noviembre se desarrollan las III Jornadas Gastronómicas Oscos-Eo. Comenzaron a finales del mes pasado en Vegadeo, donde los restaurantes participantes prepararon menús con productos del campo y el mar, y continúan el 5, 6 y 7 de noviembre en los tres concejos de Oscos en base a la carne de ternera. Del 12 al 14 San Tirso de Abres pone en el plato productos de la huerta y el río, del 19 al 21 de noviembre en Taramundi preparan recetas en torno a productos autóctonos y derivados de la matanza, y se cierra el programa el último fin de semana del mes en Castropol, donde sus restaurantes traen a la mesa alimentos procedentes del mar y la ría. Junto a la gastronomía, se oferta un 15 % de descuento sobre el precio habitual de los alojamientos. Oscos-Eo invita a un turismo otoñal lleno de color y sabor. Pinche aquí para ver más reportajes de esta comarca

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí