Bimenes. Esencia asturiana

0
65
Vista general de Bimenes
Vista general de San Julián de Bimenes / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Teniendo en cuenta que más de la mitad de su territorio son zonas boscosas, es fácil adivinar la belleza tranquila de este concejo, situado en la Comarca de la Sidra y orgulloso de seguir manteniendo su identidad y sus tradiciones.

Bimenes fue el primer concejo en declarar la oficialidad del idioma asturiano en su territorio. La decisión se tomó en pleno del Ayuntamiento en el año 1997, y aunque más tarde el Tribunal Superior de Justicia anuló la moción, en Bimenes siguen luchando por la llingua. Por eso una de las fiestas grandes del concejo es la Fiesta de la Oficialidá, que se celebra todos los años el día 4 de julio y que supone una celebración de la identidad asturiana. Ese día se programan, entre otros actos, actuaciones de grupos folklóricos, una feria de artesanía y una comida típica asturiana. Los yerbatos, pues así se llaman los habitantes de la zona, se muestran orgullosos de su tierra, y presumen de su identidad por donde quiera que vayan.
No es para menos: el visitante no puede dejar de sorprenderse ante la belleza del lugar, bien sea recorriendo alguna de las muchas rutas de senderismo o disfrutando del patrimonio. El Palacio de Martimporra, está declarado Monumento Histórico-Artístico, y se considera como uno de los más bellos palacios rurales de la región. La Iglesia de San Julián, del siglo XIX, está construida según los esquemas tradicionales del templo asturiano. La ermita de la Virgen de la Velía se encuentra en la subida a Peña Mayor, y combina el interés arquitectónico con el paisajístico. Otros lugares de interés son las iglesias de Santa María de Suares y la de San Emeterio de Melendreros, que presenta un cuidado trabajo en piedra; también el conjunto de viviendas que rodean a la capilla de San Juan de Tabayes. Además, por todo Bimenes se encuentran muestras de arquitectura popular de interés, y otras construcciones más modernas como el edificio del Ayuntamiento o la Casa Sindical.
La agricultura tradicional es una de las principales fuentes de riqueza del concejo, aunque en los últimos años se dedica más al autoconsumo. También la ganadería tiene su importancia, orientada a la producción de leche y carne. Esto influye en la gastronomía típica, en la que destaca el cabrito de Peña Mayor y los embutidos. Las casadielles tienen merecida fama como postre, y la sidra, que da nombre a toda la comarca, es la bebida estrella.

Una de las fiestas grandes del concejo es la Fiesta de la Oficialidá, que se celebra todos los años el día 4 de julio y que supone una celebración de la identidad asturiana.

Bimenes verde
Peña Mayor con 1.144 m. es la cumbre más alta del concejo.
Peña Mayor con 1.144 m. es la cumbre más alta del concejo / Foto: Fusión Asturias
Más del 60% del territorio yerbato son bosques de castaño, roble, haya, álamo y pino, lo que da idea de la riqueza paisajística de la zona. Para recorrerla hay distintas rutas de senderismo señalizadas, como la llamada Ruta de los Molinos, de dificultad baja. Este recorrido nos lleva del pueblo de Rozaes a Melendreros, y en él encontramos hasta siete molinos diferentes. Entre ellos está el Molín de Fermina, que ha sido restaurado como Centro de Interpretación. También es recomendable la senda Peñamayor-Trigueiros, que bordea la cumbre más alta del concejo: Peña Mayor, con 1.144 metros. Otras rutas, de dificultad baja, son las de Peña del Hombre, el Túnel de Saús, Monte la Zorea y La Baúa.

La Casa de les RadiosUna de las curiosidades que Bimenes ofrece al visitante es un original museo situado en Suares: la Casa de les Radios. En él se encuentran dos colecciones relacionadas con la historia de la radiodifusión, una de ellas perteneciente a José Alonso Onís, y la otra reunida por la Asociación de Vecinos de Suares. En total 484 piezas, de las que actualmente hay en exposición más de ciento cincuenta. Una de las piezas más características es una reproducción en porcelana del cuadro “La voz de su amo”, en la que se muestra a un perro escuchando un gramófono y que es la conocida imagen de marca de la discográfica Gramophone Company, como símbolo de la calidad de reproducción que podía conseguirse con el sonido grabado. Además de esta figura, en la Casa de les Radios pueden verse gramófonos, gramolas, radios, discos, micrófonos, distintos tipos de receptores…
Los amantes de la radio disfrutarán sin duda de la visita, y los demás podrán iniciarse en este apasionante mundo, que tanto ha influido en la historia reciente. Los paneles informativos repartidos por el museo cuentan la historia de la radio, poniendo especial énfasis en España y en Asturias.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí