Asociación El Pampillo. Arte efímero que no conoce fronteras

0
215
Asociación El Pampillo (Castropol)en Santiago de Compostela, en noviembre de 2017 / Foto: AC El Pampillo
El Pampillo en Santiago de Compostela, en noviembre de 2017 / Foto: AC El Pampillo
[Total:0    Promedio:0/5]

Crean un tipo de arte que nunca pasa desapercibido por su belleza y colorido. La Asociación Cultural El Pampillo se ha convertido con sus alfombras florales en una de las principales embajadoras del concejo dentro y fuera de la península.

Las alfombras florales que exhibe la villa de Castropol durante la jornada del Corpus Christi han dado a conocer el nombre de El Pampillo. Pero no es la única tarjeta de presentación de una asociación que también muestra su arte por distintos puntos de la geografía nacional e internacional.
Aunque fue en el año 2008 cuando se constituyó este colectivo, los alfombristas que forman esta asociación comenzaron su andadura mucho antes. En el año 2004 fue la ciudad italiana de Fabriano quien les brindó la oportunidad de mostrar la manera de hacer alfombras de Castropol y los puso en contacto con la comunidad de alfombristas de Europa. Su segundo puesto en este certamen les sirvió para conocer la tradición de la Infiorata en Italia y para establecer contacto con artistas de otras partes de España. En el currículum de la Asociación destaca que fueron los primeros invitados de fuera de Cataluña que participaron en la IV Trobada de Catifaires en Ripollet. A partir de aquí fueron muchos los viajes, encuentros y certámenes en los que han participado, llevando el nombre de Castropol por todos los rincones del mundo. Otra fecha importante en la trayectoria de El Pampillo es marzo de 2012. En este mes se celebró una reunión en Barcelona a fin de constituir una comisión gestora internacional de alfombristas de arte efímero, la organización castropolense se convirtió desde el minuto uno en socio fundador aportando así su conocimiento y su trayectoria.

Una de las características principales de estas alfombras es que todas las flores que se emplean en ellas proceden de los jardines de la comarca

El pasado año realizaron diversas actividades entre las que destacaron en junio un taller en colaboración con la escuela de Castropol, y el alfombrado de las calles para la procesión del Corpus Christi. A finales de mes asistieron al VII Congreso Internacional de Arte Efímero en Elche de la Sierra, Albacete, donde presentaron su alfombra “Centenario de Covadonga”. A mediados de julio participaron con la alfombra titulada “Ellas” en el Encuentro Internacional de Floristas en Bueu (Galicia), celebrado con motivo de la festividad de la Virgen del Carmen. En agosto, en el Brussels Flower Carpet, alfombrando la Grand Place de Bruselas y formando parte de la delegación española que representó a Asturias en la alfombra de España realizada en la Plaza de la Bolsa. Y en noviembre, elaboraron la alfombra conmemorativa del X Aniversario de Foro de Comunicación y Escuela donde se les concedió la Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio. Por último, el 22 de diciembre hicieron la alfombra vertical navideña en el pórtico de la Iglesia de Santiago Apóstol de Castropol.
La próxima fecha para disfrutar de sus especiales creaciones será el día de Corpus Christi, el 20 de junio, en una de las jornadas más emocionantes para los vecinos de Castropol. Y es que hay un rasgo fundamental que hacen de estas alfombras algo vivo: todo el pueblo participa. Cada uno a su manera y en la medida de sus posibilidades, pero todos forman parte: unos diseñan los bocetos o hacen las plantillas, mientras que otros pueden perfilar con concos, picar ciprés, recolectar flores, deshojar pampillo, deshacer flores… Tareas que se hacen en común y a las que también es normal que se sume algún que otro visitante que no puede resistir la tentación de echar una mano y participar así de estas creaciones que llenan las calles de colores. Otra de las características principales de estas alfombras es que la totalidad de las flores que se emplean en los diseños proceden de los jardines de la comarca, son donadas por los propietarios o se recolectan directamente del entorno rural. Cuando el material obtenido a través de estas vías no es suficiente, los miembros de la Asociación no dudan en teñir virutas, serrín u otros materiales para poder rematar las obras.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí