Colunga Jacobea

0
44
Peregrino en la playa de La Isla (Colunga)
Peregrino en la playa de La Isla / Foto: Noé Baranda. Turismo Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Colunga es uno de los lugares por los que transcurre el Camino de la Costa. Miles de caminantes cada año descubren aquí una sinfonía de paisajes que fusiona la atmósfera cantábrica, la Sierra del Sueve y los verdes pastos. Un viaje lleno de atractivos donde la naturaleza tiene una presencia constante y es la verdadera protagonista.

Colunga, su importancia en el Camino

Un escrito del año 793 habla de la importancia del concejo en el Camino de Santiago. Colunga, que antaño fue lugar de encuentro y refugio de peregrinos, hoy sigue atrayendo a miles de caminantes que siglos después hacen aquí un alto en el camino para disfrutar de su hospitalidad.

El peregrino entra en el concejo por el puente de La Espasa que antiguamente era de piedra, como aún se puede comprobar en bajamar. Desde aquí algunos se dirigían directamente a Santiago de Gobiendes donde había un monasterio y un hospital en el que, como era costumbre, se atendía al caminante con “leche, lecho y alimento”. En ese bello paraje donde estaba ubicado, un bonito promontorio sobre el Cantábrico, se encuentra la iglesia de Santiago de Gobiendes construida en el siglo X, una joya del Arte Prerrománico Asturiano que bien merece una visita. En su entorno está el Palacio de Gobiendes, construido en los siglos XVI y XVII, adosado a una torre del siglo XV. Un conjunto arquitectónico austero, sencillo, no exento de belleza.

Iglesia de Santiago de Gobiendes / Foto: Fusión Asturias

Desde aquí continuaban el trayecto hacia el monasterio de Pernús donde hoy se encuentra la iglesia de San Pedro de Pernús, que conserva una bonita espadaña en la fachada principal que está decorada con motivos vegetales y una cruz de piedra. Posteriormente continuaban al monasterio de La Llera, cuya hospedería en la actualidad se puede contemplar ya en ruinas, y de aquí seguían ruta hacia Villaviciosa. Desde este lugar se puede contemplar una hermosa panorámica del concejo y de la ría de la vecina Villaviciosa.

Otros peregrinos, según este antiguo escrito, preferían desplazarse a La Isla donde se encontraba el monasterio de Santa María de Tona, hoy ocupado por la iglesia del mismo nombre. Esta localidad siempre fue un importante lugar de paso y de asentamiento. En época de los romanos se sabe de la existencia de una villa de la que se han encontrado columnas, mosaicos, monedas y una lápida dedicada al dios Mitra. En época medieval albergó también un castillo y un asentamiento castreño. Hoy además de la iglesia parroquial se pueden ver en La Isla antiguas casonas blasonadas, hórreos y paneras. Junto con la capital del concejo y Lastres, La Isla es una de las localidades más significativas e importante centro de veraneo de la zona.

Desde aquí continuaban trayecto hasta la villa de Colunga, una población medieval y moderna que tenía un hospital de peregrinos justo en el mismo sitio donde hoy se encuentra la capilla de Santa Ana, en pleno centro urbano. Fue levantado por la Cofradía de Santa Ana. También había una iglesia dedicada a San Cristóbal, hoy capilla del cementerio. A las afueras de Colunga, donde está el campo de fútbol, aún se pueden ver las ruinas de lo que en su día fue el monasterio de San Juan de Duz. En la Villa se puede visitar también el palacio de los Alonso Covián del siglo XVI y sus típicas casas con soportales del siglo XVII y XVIII. Desde aquí, el Camino de Santiago continúa rumbo al concejo vecino de Villaviciosa.

Lastres en la ruta jacobea marítima

El consistorio colungués ha trabajado duramente para incluir a Lastres el denominado Camino de Santiago Marítimo. Una original alternativa llamada Navega el Camino, organizada por la asociación North Marinas que pretende ser un complemento al tradicional Camino de Santigo por la Costa.

Foto: Esther Freile

Se trata de una travesía de una veintena de veleros que salen de Francia y después de arribar en el puerto de Hondarribia (Guipúzcoa) recorren distintas etapas por mar y a pie entre diferentes puertos del País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia hasta finalizar con la visita al Apóstol en la Catedral de Santiago, tras una caminata desde el Monte do Gozo.
Con esta nueva ruta jacobea, que consta de diez etapas náuticas y una a pie, se consigue la misma credencial que en las versiones tradicionales; el requisito es recorrer como mínimo cien millas marítimas y completar la ruta hasta Santiago a pie.

Cada día se recala en un puerto distinto y se realizan visitas guiadas y actividades culturales de diversa índole en las localidades por las que se pasa.

Se puede participar en este Camino de Santiago marítimo tripulando el propio barco o formando parte de alguna de las tripulaciones. El recorrido para quien lo hace entero es de veintitrés días de navegación. Quienes han realizado el Camino andando o en bicicleta, consideran que por mar es mucho más duro.

Los más de ciento veinte navegantes que llegaron a bordo de sus veleros el pasado 14 de julio fueron recibidos con sidra y gaitas en el propio puerto de Lastres. Luego disfrutaron de una visita guiada por la Villa y una recepción institucional en el Salón de Actos de la Cofradía de Pescadores a la que asistió además de la alcaldesa, Sandra Cuesta, el director general de Turismo, Julio González Zapico y la directora general de Desarrollo Local, María Jesús Aguilar.

Después de una comida popular y de confraternización en la Lonja de Lastres, los visitantes recorrieron el mercadillo instalado en la explanada del muelle disfrutando de la música y la hospitalidad de los vecinos.

Lastres se convierte en el primer puerto del Oriente asturiano que forma parte de esta travesía Navega el Camino.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí