Un día en Las Regueras

0
474
Camino de Santiago a su paso por Ania
Camino de Santiago a su paso por Ania / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

A pocos kilómetros de Oviedo se encuentra este concejo, aún por descubrir. No es desconocido para los caminantes, pues desde hace siglos éste ha sido un territorio de paso obligado en la peregrinación a Santiago. Usando el Camino como referencia, la Agencia de Desarrollo Local nos propone una ruta por Las Regueras.

El nombre de Las Regueras hace honor a los innumerables riachuelos que surcan este territorio, de ahí que en el transcurrir del paseo nos encontremos con numerosos molinos de agua, lavaderos y fuentes.
La ruta que nos proponen los regueranos tiene su inicio en el Camino de Santiago que atraviesa el concejo. En momentos puntuales abandonaremos el sendero “oficial” para descubrir alguno de los bellos rincones que guarda este municipio.

Del Puente de Gallegos a Valsera

Bosque conocido como el “Castañeo del Soldao”.
Castañeo del Soldao / Foto: Ayto. de Las Regueras
La entrada del Camino de Santiago en el concejo, punto de partida de nuestra ruta, se encuentra a 6 kilómetros de Santullano, la capital del concejo. El PUENTE DE GALLEGOS comunica Oviedo con Las Regueras, y es el paso natural de los muchos peregrinos que recorren la zona en dirección a Galicia. Ahí nos recibe el concejal Iván González que nos acompaña en la primera parte de nuestro recorrido. Desde su construcción en el siglo XIV ha sido escenario de muchas historias. Una de las más recordadas es una cruenta batalla en la guerra de Independencia. Aquí lucharon las tropas asturianas contra las tropas francesas, ya que en el puente se situó un cañón que causaba numerosas bajas al enemigo.

En las proximidades del Puente de Gallegos está SAN PEDRO DE NORA. Estrictamente no forma parte del Camino de Santiago, pero no se puede visitar Las Regueras sin conocer esta iglesia. Se trata de una pequeña iglesia prerrománica en la que se pueden ver las huellas del tiempo: en 1931 fue reconstruida, y declarada Monumento Nacional, pero aproximadamente a finales de la Guerra Civil se quemó. Más tarde se reconstruyó de nuevo, y en la obra se añadió un campanario por decisión del arquitecto, dejando como resultado su aspecto actual.

El interior ha sido iluminado y restaurado recientememente, especialmente dos tallas de importancia: un Cristo y un San Pedro, obra del famoso escultor asturiano Luis Fernández de la Vega en el siglo XVII.

Retomando el Camino de Santiago, junto al río Nora, encontramos un bosque conocido como el “CASTAÑEO DEL SOLDAO”. Según cuenta la leyenda aquí se escondió un grupo de soldados franceses, desertores de la batalla del Puente de Gallegos.

Todo esto lo cuenta Feliciano Suárez, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago. La Asociación nació hace once años, para la promoción y defensa del Camino y de los recursos culturales del concejo. Feliciano recorre el Camino con nosotros, explicándonos los detalles de cada lugar.

El siguiente punto del recorrido es ESCAMPLERO. Esta localidad dio nombre a una de las batallas más encarnizadas de la Guerra Civil, que fue especialmente dura en el concejo. Donde hoy encontramos un restaurante existió anteriormente una Venta a la antigua usanza, donde los peregrinos paraban a dormir, comer y descansar. Recuperando el espíritu de aquella venta, hoy encontramos un albergue municipal, que el año pasado se remodeló completamente. El albergue dispone de doce camas, cocina, baño con ducha, agua caliente y calefacción. Este año ha batido el récord de ocupación, recibiendo al peregrino número mil, lo que ha sido motivo de una celebración especial.

Siguiendo el recorrido llegamos a VALSERA. El Camino atraviesa un rincón de esta parroquia, donde se encuentra un Palacio que pertenecía a los Argüelles Quiñones, y una capilla ubicada donde anteriormente estuvo una iglesia románica.

El Albergue de Escamplero ha batido su récord de ocupación. El pasado mes de agosto recibió el peregrino número mil, lo que ha sido motivo de una celebración especial.

María Villar con su nieta en el Molín de Picarín, en Ania. Uno de los pocos que quedan en pie de la zona.
María Villar con su nieta en el Molín de Picarín / Foto: Fusión Asturias

De Valsera a Bolgues

Continuando por la senda está el pueblo de ANIA, donde encontramos varias casas de indianos, con su imponente arquitectura. Aquí está también la Cueva Oscura, cueva prehistórica de difícil acceso, por lo que no es visitable para el público en general.

Desviándonos del camino trazado podremos acercarnos hasta uno de los numerosos molinos que se encuentran en este concejo. Es el Molín de Picarín, uno de los que quedan en pie de los muchos que se repartían por las riberas del río Andayón. María Villar es su molinera, por tradición familiar: “Mi abuelo Aquilino, Quilo, compró el molín y fundó la casa en la que vivimos, que se llama Casa Quilo por él. Después siguieron mis tíos, luego mi madre y ahora mi marido y yo”.

Gracias a su trabajo aún se puede ver el molino trabajando. “El molino funciona, pero no como antes. Ahora sólo molemos maíz para los amigos, por si alguien quiere unas fariñas o una boroña”. Aquí también se maquilaba, por eso María guarda una maquila en casa que pertenecía al molino, y que ya ha cedido para alguna exposición etnográfica. Eran otros tiempos, cuando el molino trabajaba sin descanso. “En la posguerra había mucha necesidad y aquí venía mucha gente, porque donde había un molino no había hambre. Se molía día y noche: mi abuelo, mi tío, mi padre se relevaban. Sólo paraban para picar la muela de arriba para que rindiese más, o para reparar una rotura. A veces lo alquilaban para poder descansar un poco”.

María, o Marilé, como la conocen en la zona, ha conservado el molino por mantener el recuerdo de su abuelo. Mi abuelo luchó mucho, compró el molín con mucho sacrificio. Aquí tuvo hijos, hacía madreñas, molía día y noche… y a mí me da dolor dejarlo caer ahora. Entonces aquí seguimos mi marido y yo, a ver quién viene detrás”.

Nos despedimos de María y llegamos a PREMOÑO, un lugar con gran tradición peregrina. Allí está La Portalada, hospital de peregrinos y alberguería en la Baja Edad Media. Un poco después, en VALDUNO, es posible desviarse para visitar unas termas romanas. Los expertos creen que podrían corresponder a unos baños domésticos o los baños de una posada próxima a una carretera. Se halla en las inmediaciones de la Iglesia de Santa Eulalia de Valduno y son la prueba indiscutible de la historia de la romanización del concejo, ya que anteriormente se habían encontrado una lápida del siglo IV, un molino de agua, cerámica y monedas.

Nos quedan dos etapas más del Camino propiamente dicho: PALADÍN, donde se halla la Fonte la Sierra, la fuente mejor conservada de todo el concejo; y PUERMA, donde encontramos una destacada muestra de la etnografía tradicional con hórreos tallados. Aquí abandonamos esta ruta peregrina para continuar recorriendo la geografía de Las Regueras. No vamos muy lejos: a un kilómetro está el área recreativa de Bolgues, una de las más grandes de Asturias.

En Ania está el Molín de Picarín, uno de los que quedan en pie de los muchos que había en la zona.

Río Andayón
Río Andayón / Foto: Fusión Asturias

De Bolgues a Cogollo

En el área recreativa de BOLGUES, Maribel Méndez, concejala del Ayuntamiento, cuenta que existe un proyecto de rehabilitación para la zona “El mobiliario está bastante envejecido: mesas, bancos, barbacoas, la zona de juegos infantiles… Las obras, con un presupuesto de sesenta mil euros, van a comenzar inmediatamente”. Este área recreativa es una de las más visitadas de Asturias, por tamaño y por situación: a cinco minutos de la autovía de Oviedo a Grado, y muy cerca de Avilés por el interior. Es habitual encontrar a familias merendando, o asociaciones que celebran sus reuniones y fiestas pasando aquí un día de recreo. Tanta es la afluencia que hay prevista una segunda fase de actuación para ampliar aparcamientos, cuenta Maribel, que potenciará aún más el lugar. “Ésta es una zona privilegiada, un entorno natural y agradable entre eucaliptos, pinos, robles y abedules. Además, por aquí se pueden ver lavaderos y fuentes, como la Fuente de la Sierra, en Paladín; se puede enlazar con la Ruta de los Lanceros, bordeando el Nalón. También es posible ver el Palacio de Bolgues, que mantiene perfectamente la estructura exterior, o la Iglesia Parroquial de Santa Eulalia de Valduno, con las termas romanas al lado”.

Las Regueras cuenta con una abundante cabaña ganadera, de ahí que la buena fama de sus carnes sea bien merecida. Para comprobarlo sólo tenemos que visitar alguno de los restaurantes del concejo y disfrutar de su hospitalidad.

Para conocer el concejo en condiciones, hay que pasar por la localidad de SOTO. En sus alrededores, a orillas del río que da nombre a este núcleo se halla la Cueva de la Paloma, donde se han encontrado representaciones del arte prehistórico. Pero llevamos varias horas de recorrido y toca ya hacer una parada. Habrá que probar la afamada gastronomía de la zona: la existencia de tantos caudales de agua la convierten en una fértil vega donde crecen los productos de la huerta, que son básicos en cualquier plato reguerano. También la calidad de su carne tiene fama, gracias a una abundante cabaña ganadera. Para comprobarlo sólo tenemos que visitar alguno de los restaurantes repartidos por el concejo y disfrutar de su hospitalidad. Unas sugerencias: los carnívoros no podrán resistirse a un chuletón de carne roxa o a un buen plato de carne gobernada. También preparan con muy buen criterio el lechazo, el pitu caleya, platos con el famoso queso Afuega’l Pitu y las especialidades que no pueden faltar en una mesa asturiana, fabadas, cachopo y potes.
Ponemos el punto final de esta visita en el pueblo de COGOLLO. En este lugar, límite con el vecino concejo de Candamo, va a construirse un parque eólico. Iván González, concejal del Ayuntamiento informa de esta iniciativa: “Como en todo, hay gente a favor y gente en contra”, valora. “Yo no niego que a lo mejor haya un cierto impacto visual, como dicen, pero es una energía limpia, que va a aportar al concejo unos ingresos que permitirán hacer varias obras. Esto, en un concejo como Las Regueras, que tiene pocos recursos económicos, supone un beneficio muy importante”. Esta zona es el lugar elegido para instalar ocho aereogeneradores, ya que es un sitio despejado, sin una gran concentración de casas cerca y reúne las condiciones necesarias de viento. De este modo, en Las Regueras apuestan por las energías renovables como fuente de riqueza.
Aquí está el final de nuestro camino. El Camino de Santiago nos ha dado la excusa para conocer un concejo que a veces pasa desapercibido en las guías turísticas, pero tiene mucho que ofrecer al visitante que busca descubrir nuevos lugares. También el Camín Real de la Mesa atraviesa el concejo de Las Regueras, de modo que ya tenemos otra excusa para volver. O si no, podemos dejar simplemente que nuestros pasos nos guíen y crear nuestro propio camino. El terreno sin duda lo permite.
Datos de interés Las Regueras

Castaña Valduna. El sabor de la tierraEl paisaje de Las Regueras está salpicado de bosques, en los que encontramos castaños milenarios. De ellos nace uno de los productos más característicos de esta tierra: la castaña valduna. Esta variedad, que toma el nombre de una localidad del concejo, presenta una piel más fina de lo habitual y un sabor más suave. Para darle protagonismo y promoción, el Ayuntamiento celebra cada otoño el Certamen de la Castaña Valduna, cuya X edición será los días 7 y 8 de Noviembre.
La degustación de castañas y sidra dulce tendrá lugar en un ambiente festivo, en el que no faltará la música tradicional, ni el mercado de productos y artesanía asturiana. Los regueranos competirán para demostrar quién tiene las mejores castañas y cuáles son los platos más sabrosos. La imaginación para sacarle el mayor partido a este producto está asegurada, para deleite de los visitantes.
Ayuntamiento AbiertoEl Concejo de Las Regueras es un territorio con todavía muchas posibilidades de explotación empresarial. Paloma, concejala en el Ayuntamiento de Las Regueras está convencida de que todavía “los ojos de los emprendedores de la región aún no se han posado en las múltiples oportunidades que en este sentido podría ofrecer por su posición estratégica en el centro de Asturias, la disposición de terrenos o su entorno natural aún virgen ante la masificación turística de otras zonas”. Sectores como las energías renovables, servicios varios o turismo en todas sus variantes (alojamientos turísticos, turismo activo….) podrían ser los sustitutos naturales de los tradicionales ganadería y agricultura. Este cambio de orientación económica supondría una oportunidad laboral para jóvenes emprendedores del Concejo o fuera de él que seguro abundan en ideas pero que aún no se han decidido a dar el salto.
El Ayuntamiento de Las Regueras se muestra dispuesto a apoyar firmemente la llegada de nuevas propuestas, “siempre que éstas sean respetuosas con el entorno, pues la mejor manera de conservar los recursos naturales es hacer un uso responsable de ellos”, añade Paloma. Las Regueras, un Ayuntamiento lleno de futuro.

Fotos: Termas de Valduno / Foto: Arnaud Späni
Pasarela de Las Xanas / Foto: Ayto. de Las Regueras

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí