Ruta Mañanga, ideal para hacer en familia

0
211
Ruta Mañanga / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

El concejo de Llanes esconde rincones de gran belleza, muchos de los cuales se encuentran a lo largo de la Ruta Mañanga. Este recorrido circular de baja dificultad atraviesa sendas, praderías y bosques en los que abundan robles, fresnos, eucaliptos y sauces.

Los siete kilómetros de esta ruta están perfectamente señalizados y atraviesan una zona ganadera por la falda del monte. Calificada como “ruta a pie”, tanto el inicio como el punto final se sitúan en Porrúa, concretamente en el estacionamiento de La Concha, y el recorrido dura unas tres o cuatro horas. En este punto encontraremos el primer panel informativo en el que se detalla el recorrido y nos indica que hay que ascender por un camino a través del Cantón y Las Ridorias para llegar a un abrevadero denominado La Boca de las Conchas, donde el camino se convierte en senda. A través de La Matucos y El Tenebral se alcanza un riachuelo en la zona de Collado Grandiella que hay que pasar para tomar, a unos 250 metros, un cruce a mano izquierda que nos llevará hacia Fuente de Grandiella.
Tras dejar la fuente a mano derecha hay que dirigirse a Mazacarrabia donde se coge la carretera de La Tornería a través de la senda que se dirige a Porrúa. A mano izquierda en un cruce denominado Cruce de Llaguarneru se encuentra un panel informativo.
Después de atravesar las zonas de Toles, L’Eslabayu, El Collado de la Jornada y El Depósito se llega al barrio de La Jorcada en Porrúa, donde finaliza el recorrido.

Toda la zona está protegida y en ella predominan las praderías con cabañas destinadas al ganado

Características de la zona
La zona denominada Mañanga ocupa la falda del monte que va desde Piedra hasta Parres. Toda la zona está protegida y en ella predominan las praderías con cabañas destinadas al ganado, concretamente ovejas y vacas, aunque antiguamente también era común encontrarse cerdos que se acercaban al bosque a comer bellotas y castañas.
En otras épocas estos terrenos se aprovechaban más intensamente, segando la hierba para dársela de comer al ganado en invierno y también todos los años se rozaba el suelo para aprovechar los helechos y las hojas para la cama del ganado.
En la zona hay varios manantiales como La Fuente de Los Vaqueros que surte de agua a Porrúa, la Fuente de Grandiella que antiguamente proporcionaba agua a Balmori, la Fuente y abrevadero de La Boca de Las Conchas, la de Los Acebales y también la de La Porcuza en Sulaverde.

Los meses en los que la gente vivía en la Mañanga elaboraban el queso de Porrúa que luego vendían en mercados

Los meses en los que no estaban en el monte con el ganado, la gente del pueblo vivía en la Mañanga donde elaboraban el queso de Porrúa que luego se vendían en el mercado de Llanes o se utilizaba para el intercambio o el pago entre los habitantes de los pueblos. Actualmente se ha recuperado la tradición quesera en la zona. Esta variedad de queso es muy reconocida tanto dentro como fuera de Asturias, y se elabora a base de leche de vaca, aunque entre los meses de abril y agosto se utiliza también la de oveja y cabra, comercializándose fresco y maduro.
Es importante destacar que en Porrúa se pueden conocer varios ejemplos de casonas de indianos, el antiguo lavadero y también el Museo Etnográfico del Llacín que muestra la vida del campo y la arquitectura tradicional.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí