Les Piragüines. Una tradición recuperada

0
147
José Manuel del Valle y sus piragüines
José Manuel del Valle y sus piragüines / Foto: Asoc. S. Pedro Arobes
[Total:0    Promedio:0/5]

En el Río Piloña a la altura de El Reborín, un grupo de piraguas en miniatura (25 centímetros) pelean durante trescientos metros por seguir el curso del río y no quedarse enganchadas entre las piedras. Las tres primeras que atraviesen la meta, tienen premio. Bienvenidos a Les Piragüines en Arobes, una fiesta para niños y… no tan niños.


Hablar de Les Piragüines en Arobes es hablar de Jose Manuel del Valle, el artífice de estas miniaturas de madera que surcan el río Piloña, cada año por San Roque. Este mecánico de Ensidesa jubilado de 78 años, elabora de forma manual, una a una, estas pequeñas embarcaciones.

-¿Cuántas participan en esta prueba?
-Al principio eran pocas pero fue creciendo la afición y ahora toman la salida unas cincuenta. Empezaron a hacerlas en un taller de Arriondas pero luego pensé que si las hacía yo nos ahorrábamos ese dinero.
-Todo este trabajo lo realiza de manera desinteresada…
-Yo no cobro nada por esto, lo que se saque de la venta de les piragüines es para la Asociación de Festejos de San Roque de Arobes, de la que también soy socio. Es otra forma más de colaborar para las fiestas. Cada año hago cuatro o cinco por encargo.
-¿De qué material son y cuánto tarda en hacer una?
-Sirve cualquier madera pero yo las hago de pino. Compro un listón de unos seis centímetros de espesor y puedo tardar en hacer una como media hora o así. Luego el que la compra, ha de rotularla, barnizarla, ponerla a su gusto.
-¿Hay alguien que quiera seguir sus pasos?
-¡Qué va! Lamentablemente estoy yo solo para hacerlas. Luego hay otras personas aquí en el pueblo que colaboran para este evento reuniendo las embarcaciones, echándolas al río, recogiéndolas y calculando las puntuaciones. Tengo un nieto de catorce años pero no le da mucho por esto y lo doloroso es que en el pueblo no queda gente joven que pueda coger el relevo.
-Lo que no puede negar es la entrega y pasión que usted le pone.
-Sí, mientras sigamos con salud, aquí estaremos. Yo cuando no estoy haciendo piragües estoy en la huerta. No paro.

Un poco de historia
En 1947, cuando las Fiestas de Las Piraguas estaban en pleno apogeo e iban por su décima edición, surgió la idea de organizar un descenso de piraguas infantiles en el río Sella. Cada niño se fabricaba su pequeña embarcación, la decoraba y ponía su nombre. Se recogían todas las naves participantes y no lejos del puente de Arriondas que era la meta, se soltaban río arriba. Había premios para los ganadores y caramelos para los participantes. El evento denominado Fiesta de Les Piragüines se celebró durante dieciocho años hasta su desaparición en 1965.
Es el pueblo de Arobes el que recupera esta tradición, y celebra desde hace varios años su particular Descenso de Les Piragüines en el marco de las fiestas patronales de San Roque, en este caso sobre las aguas del río Piloña.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí