A Paicega recuperará su esplendor tras 65 años abandonado

0
2452
Panorámica del poblado de A Paicega en la actualidad. En pequeño, panorámica del poblado a mediados del pasado siglo
Panorámica del poblado de A Paicega en la actualidad / Foto: Manuel Rico Dron Asturias. En pequeño, panorámica del poblado a mediados del pasado siglo / Foto: Saltos del Navia
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 11 Promedio: 4.5)


Mucho se ha escrito sobre la titánica construcción del embalse de Salime y los poblados que albergaron a los trabajadores que se desplazaron hasta este pequeño rincón del occidente asturiano.

Tras diez años de incansable actividad constructiva, de la que era en su momento la mayor presa de España y la segunda de Europa, las obras llegaron a su fin, y con ello el abandono sistemático de los poblados en los que durante diez años habían vivido los trabajadores de la obra: A Paicega, Segundo Plano y Eritaña, ya que Vistalegre, el poblado donde residían los ingenieros de la compañía, permanecería en activo hasta el año 1978, albergando a los empleados que continuaron trabajando en el mantenimiento de la central hidroeléctrica.

La adquisición de la iglesia de la Virgen de la Luz por parte del Ayuntamiento de Pesoz, es un paso de gigante en la recuperación de un espacio patrimonial de primer orden.

Pero ¿por qué A Paicega ha perdurado en la memoria oral y el resto de los poblados no? Puede ser por sus inmejorables vistas sobre el entorno o por la magnifica iglesia que lo preside. Ubicado en el concejo de Pesoz, a escasos kilómetros de su capital, a lo largo de los últimos años, A Paicega se ha convertido en un recurso turístico de primer orden. Cada año, miles de personas se acercan hasta aquí a contemplar las ruinas de uno de los recursos más importantes del patrimonio industrial de Asturias.

Iglesia consagrada en 1948 a la Virgen de la Luz en el poblado de A Paicega (Pesoz)
Iglesia consagrada en 1948 a la Virgen de la Luz en el poblado de A Paicega / Foto: Manuel Rico
Interior de la iglesia consagrada en 1948 a la Virgen de la Luz en el poblado de A Paicega (Pesoz) en la actualidad
Interior del templo en la actualidad / Foto: Ángela Ferreira Martínez

La adquisición de la iglesia de la Virgen de la Luz por parte del Ayuntamiento de Pesoz, después de años de negociaciones, es un paso de gigante en la recuperación de un espacio patrimonial de primer orden, no en vano, se atribuye su construcción al genial arquitecto Ignacio Álvarez Castelao, autor de varios de los edificios más emblemáticos de Oviedo, como el edificio ALSA, popularmente conocido como “La Colmena”.

La intención del Ayuntamiento es rehabilitar por completo la Iglesia a través de una subvención de fondos LEADER y, tras la restauración, habilitarla como sede de las asociaciones “Amigos del Concellín” y “Comisión de festejos de Pesoz”, dos de las cuatro que posee el concejo, y que aspiran a conseguir el galardón “Pueblo Ejemplar 2021” otorgado por la Fundación Princesa de Asturias. Méritos no les faltan sin duda alguna, ya que la idea de recuperación de la iglesia parte a instancias de las asociaciones del concejo, a pesar de ser uno de los más envejecidos y menos poblados de Asturias.

Aunque el uso principal del edificio será albergar la sede de estas dos asociaciones, está sobre la mesa la idea de realizar una exposición fotográfica permanente en la que se narre la titánica construcción del embalse de Salime, como un claro recordatorio a quienes allí vivieron y murieron durante los diez años que duró de construcción de la presa.

Después de su restauración, la iglesia albergará la sede de las Asociaciones “Amigos del Concellín” y la “Comisión de festejos de Pesoz”, que aspiran a conseguir el galardón “Pueblo Ejemplar 2021”

Pero la Iglesia no será el único atractivo que tenga a partir de ahora A Paicega ya que alrededor de la misma se construirá un área recreativa que dará servicio a los visitantes que hasta aquí se acerquen provistos de alimentos y bebidas para poder pasar un tranquilo día, rodeados de naturaleza, aire puro y en un entorno envidiable. Tras reponer fuerzas, podrán contemplar las inigualables vistas desde el mirador conmemorativo realizado por la Fundación Parque Histórico del Navia, o hacerse una fotografía desde la puerta más famosa de Pesoz, ubicada en uno de los barracones, que se ha convertido en el marco perfecto para los amantes del paisaje y el patrimonio industrial.

Por último, no nos queda más que agradecer a los vecinos de Pesoz que han hecho posible que un entorno así pueda pasar a las generaciones venideras.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí