Asociación Recreativo Cultural El Trichorio

0
86
Asociación Recreativo Cultural El Trichorio
Miembros de la Comisión /Foto: Asoc. El Trichorio
[Total:0    Promedio:0/5]

Riberas es una parroquia pequeña pero sus vecinos consiguen que su nombre sea muy escuchado gracias a las actividades que desarrollan. Algunos lo llaman ‘orgullo de pueblo’.


En 1.999 nace en Riberas la Asociación Recreativa Cultural El Trichorio con el ánimo de continuar el trabajo emprendido por las asociaciones «Marcelino González» y «San Blas». Actualmente todos los vecinos de la localidad forman parte de esta Asociación que, a lo largo del año, desarrolla un amplio calendario de actividades. Según cuenta Ana Villaverde Campo -miembro de la directiva de este colectivo-, «ahora mismo todos los vecinos están en la Asociación. Censados en el núcleo de Riberas hay 291 personas, mientras que en la parroquia hay 342, pero en verano la población aumenta. Cuando llegan las fiestas todo el mundo colabora y las cosas las hacemos entre todos».
Entre las celebraciones más destacadas se encuentra la del 3 de febrero en honor a San Blas. Durante esa jornada tiene lugar un tradicional Concurso de Bollinas en el que se entregan tres premios: Bollina de Oro, de Plata y de Bronce. La fiesta incluye la organización de una verbena,aunque ésta se adelanta al fin de semana anterior debido a la época de vacaciones de las orquestas.
Otro momento de gran actividad para este organización es el enramado de las fuentes del pueblo que se celebra la noche de San Juan, el 24 de junio. «Normalmente lo solemos hacer el fin de semana más cercano al día 24 porque la gente no trabaja, tenemos más tiempo y pueden participar más personas –comenta Ana-.» Esta actividad da mucha vitalidad al pueblo. El año pasado se celebró la quinta edición de este concurso y, de las seis fuentes que se presentaron, la ganadora fue por segundo año consecutivo, la Fuente de la Espidiella. A la seis de la tarde es tradición que los vecinos salgan a la calle para recorrer las fuentes y disfrutar de su decoración.

La parroquia de Riberas está formada por los pueblos de Riberas, La Llamera, Los Veneros, Santa Olaya y El Truébano.

«La comida une mucho» añade Villaverde, por eso otra fecha señalada es el día del concurso de tortillas que organiza El Trichorio. En 2016 se presentaron a la cuarta edición catorce tortillas que fueron valoradas por los concejales del Ayuntamiento de Soto del Barco, María Luz García, Cándido Alonso y Francisco García así como por María del Carmen Noriega, Presidenta de la Comisión de Festejos de Soto. El premio a la tortilla más original fue recogido por Manolita la de Callito, el primer premio fue para Maruja la de Roque, el segundo para Patricia la de Los Andaluces y el tercero para Longines la de Aníbal. Este año, el concurso volverá a reunir a todo el pueblo que, después de la entrega de premios, tiene el placer de degustar las tortillas participantes. El éxito siempre está asegurado y el trabajo tiene sus frutos, esto también podría decirse de la participación del colectivo en el desfile de carrozas de San Isidro que cada año se celebra en Soto, y en el que este 2017 intentarán superar el preciado tercer puesto de la edición anterior.
El entorno no sólo es atractivo por los eventos que se organizan, Villaverde no duda en vender las bondades de este lugar en el que «es posible ver varias muestras de arquitectura indiana y posee un importante número de hórreos y paneras».
«Riberas es de lo más tranquilo y uno se va dando cuenta a medida que abandona la carretera general, y pasa por debajo de los seis puentes que franquean la entrada a la parte alta del pueblo» explica Ana. Hasta hace poco tiempo funcionaban siete molinos harineros que trituraban maíz, aunque todavía es posible observar el funcionamiento de uno de ellos contactando con sus propietarios, los dueños de un hotel rural. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí