Una postal de peregrinos, chalanas y murallas

0
88
Castillo de San Martín, en Soto del Barco
Castillo de San Martín / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Los peregrinos que transcurren por el concejo obtienen inmejorables vistas de la desembocadura del Nalón, en las que el Castillo de San Martín ocupa un lugar privilegiado.


Los caminantes que transitan en dirección a Compostela por el camino de la costa, la que se considera la ruta jacobea más frecuentada a partir del año 820, descubrirán en el tramo perteneciente a Soto del Barco un territorio de película. El Camino se inicia en Cueplo y asciende hasta la rasa costera. De allí, cruzando el arroyo de Caseras, se dirige hacia el Castillo de San Martín que se alza protegido por un recinto amurallado. La fortaleza se cree que fue construida por el rey Alfonso III como bastión defensivo contra las incursiones de normandos y musulmanes, aunque algunos restos arqueológicos hallados indica que a su vez puede estar edificado sobre un castro prerromano de la Edad del Hierro.
En las inmediaciones del Castillo es posible observar un antiguo embarcadero donde todavía es posible encontrar alguna chalana. Aquí en este punto, los peregrinos de épocas anteriores embarcaban para alcanzar la otra orilla del río Nalón. Actualmente no existe manera de continuar el Camino de esta forma, así que el peregrino deberá proseguir su recorrido en dirección a la capital del concejo Soto, aunque antes puede parar a descansar y disfrutar de la sombra de los árboles de un área recreativa que se halla a pocos metros.
Una vez en marcha el recorrido conduce de nuevo a la carretera de San Juan de La Arena donde se girará en dirección a la capital del concejo Soto, donde es posible contemplar el Palacio de La Magdalena del siglo XVIII, rehabilitado desde 2007 como instalación hotelera. El Camino deja el concejo de Soto del Barco al llegar al puente de La Portilla y se adentra en el vecino Muros de Nalón.
Si el tiempo disponible lo permite, el Nalón puede contarnos otros retazos de la historia a través de las construcciones defensivas que hay a orillas del río, la mayoría nidos de ametralladoras y trincheras blindadas compuestas por hormigón utilizados por el ejército republicano durante la Guerra Civil. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí