La ría, ecosistema único

0
135
Ría de Vegadeo
Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Varias figuras de protección medioambiental reconocen la importancia de la ría del Eo, el mayor estuario de la región. Es una profunda brecha geográfica que ejerce de frontera natural con Galicia, separando a las poblaciones de ambas márgenes pero acercándolas en usos y costumbres.

Un ribereño es un ribereño, y la tradicional rivalidad entre ambas orillas queda salvada por el vínculo común que da el vivir bajo el ritmo de las mareas.
Según explica José María Fernández Díaz-Formentí en su libro «La ría del Eo. Naturaleza entre dos aguas», la desembocadura del Eo sólo ejerce como ría en su tramo más cercano al mar. Aguas afuera del Puente de Los Santos, el valle está inundado de forma permanente; tierra adentro es la pleamar la que inunda el cauce del río y se retira en marea baja, en un comportamiento que responde más al nombre de estuario.
Dejando aparte las descripciones técnicas, lo cierto es que la mezcla entre agua dulce y salada crea un ecosistema único, rico en nutrientes y sedimentos, haciendo de la ría una explosión de vida. Una vida dura, eso sí, con condiciones extremas debido a los cambios bruscos de salinidad, lo que limita el número de especies que han conseguido adaptarse a las condiciones de la zona.
Paraíso de la ornitología, la ría es lugar de descanso y alimento para las aves en sus rutas de migración o invernada. Es habitual ver cormorantes, garzas, garcetas y patos, por citar algunas especies comunes. Se alimentan principalmente de gusanos y moluscos, que se encuentran en gran cantidad en los fondos fangosos. Tampoco los humanos dejan pasar la oportunidad, y en los últimos años ha aumentado el cultivo de especies como ostras, almejas o navajas. La actividad humana en la ría se remonta a siglos atrás, y se respeta en la consideración de Reserva Natural Parcial, mucho menos restrictiva que la integral. Dando prioridad al ocio, muchos visitantes se conforman con contemplar la ría desde alguna de sus orillas, disfrutando de un paisaje amplio y sereno; aunque también hay muchas posibilidades de turismo activo, como el remo o la pesca deportiva.

ReconocimientosEn 2007 la UNESCO reconoció la Reserva de la Biosfera del río Eo, Oscos y Terras de Burón. La importancia ornitológica de la ría le ha dado el título de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y está en la Lista RAMSAR de Humedales de Importancia Internacional. También es Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), lo que la incluye en la Red Natura 2000 de espacios protegidos. A la vez, el Principado reconoce la zona como Reserva Natural Parcial.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí