Proteger nuestros espacios naturales

0
144
Neverón de Urriellu y Cuetos de Albo. Picos de Europa
Neverón de Urriellu y Cuetos de Albo. Picos de Europa / Foto: Fusión Asturias
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)


Hace unos meses comprar unas botas de montaña era casi una misión imposible. Después de tanto encierro la gente tenía ganas de salir a la naturaleza, al monte a caminar y lo primero que hicieron fue comprar calzado y equipo adecuado. Las tiendas vendieron por encima de sus previsiones.

El senderismo y el montañismo se han puesto de moda hasta el punto de que espacios naturales como los Picos de Europa están masificados desde el pasado año con el peligro que ello entraña: a mayor número de personas concentradas en un mismo sitio… más accidentes de mayor o menor gravedad. La montaña se ha banalizado, se le ha perdido el respeto y eso empuja a que la gente se aventure por su cuenta sin tener el más mínimo conocimiento del medio. Es un entorno cambiante, hostil, así de sencillo, y no conocer o ignorar estos peligros es jugarse la propia vida, pero también la de los demás. Por eso la Guardia Civil acaba de hacer un llamamiento a la prudencia para que todo el mundo pueda disfrutar de la montaña, pero de una manera responsable.

En Asturias hemos pasado de tener 8.400 federados en 2020 a 14.300 este año. Somos la comunidad autónoma en la que más ha aumentado el número de licencias de montaña de toda España. Y es que desde los primeros meses de la pandemia los clubs no han parado de recibir solicitudes de ingreso, -aquí las licencias federativas se tramitan mayoritariamente a través de los clubs, no a título individual-. El repunte se notó especialmente durante los cierres perimetrales ya que la licencia federativa permitía salir de los concejos confinados, librarse de la mascarilla y por tanto, respirar aire puro. Hubo grupos de montaña que, tras conocer las intenciones de algunos de estos nuevos solicitantes, se negaron a incorporarles en sus filas. El espíritu montañero y la filosofía de la montaña estaba por encima de todo lo demás, explicaron.

Que haya muchos federados que vayan a la montaña es buena noticia, pero cuando esto se aprovecha con otros fines puede ser algo negativo para todos. Pertenecer a una federación no asegura que se cumplan las recomendaciones básicas, ahí entra el sentido común y la preparación previa. “Los clubs aportan esa preparación, comentaba Juan Rionda, presidente de la Federación de Montaña de Asturias, ahí se fomenta el deporte en grupo, la filosofía de la montaña y el respeto por la naturaleza. Primer paso antes de lanzarse a cualquier aventura”.

¿Quién nos iba a decir hace unos meses, en plena pandemia, que uno de los lugares más concurridos iba a ser precisamente la montaña? Lo habíamos visto en el Everest, pero es que la semana pasada había cola para tocar la cumbre del Monsacro (Morcín), a escasos kilómetros de Oviedo. A ello hay que añadir que por lo visto algunos excursionistas acuden al lugar con sus perros sueltos y molestan y causan daños al ganado de la zona. Las denuncias han llegado al consistorio y su alcalde, Maximino García, advierte que las personas que pasean por el lugar han de ser capaces de convivir con el entorno y guardar unas normas mínimas. Al tiempo que recuerda que eso es motivo de denuncia ante la Guardia Civil y objeto de sanción.

La montaña para muchos/as sigue siendo un santuario, un refugio de paz y tranquilidad al que acudimos con el máximo respeto y consideración. Cuando se masifica pierde buena parte de su atractivo. Y necesitamos su pureza, su belleza; la soledad y el silencio que nos aporta porque eso nos ayuda a conectar con ella, con nuestro Paraíso Natural pero también con nosotros mismos.

Son reductos que dentro de nuestro día a día nos recuerdan la grandiosidad de nuestro planeta. Si eso lo transformamos en otra cosa, desvirtuamos este paisaje, su significado y sus valores. Menos mal que en Asturias quedan muchos rincones por descubrir, montañas a las que subir, lugares donde perderse…

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí