Productos de aquí, la conexión de los pequeños

0
278
Compra de productos online. productosdeaqui.com
productosdeaqui.com / Foto: productosdeaqui.com
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Ante las dificultades que atraviesa el sector del pequeño productor agroalimentario, el cocinero asturiano Lluis Nel ha puesto en marcha, junto con la empresa tecnológica Gapmedia, una plataforma de contacto para facilitar la conexión entre productores y consumidores.

Bajo la denominación Productos de aquí ha nacido esta iniciativa que crece día a día con fuerza y que pretende ayudar a combatir las pérdidas ocasionadas por el Estado de Alarma.
En poco tiempo la plataforma ha llegado a la cifra de ochenta asociados, pero próximamente ingresará más de doscientos con la entrada de los productos adscritos a la marca Alimentos del Paraíso.

Lluis Nel no solo es conocido por su labor al frente de los fogones. Su trayectoria profesional le ha conducido por diferentes aspectos como la consultoría gastronómica o el desarrollo de eventos, todos ellos en torno al sector alimentario. Por eso, cuando llegó el confinamiento no pudo sustraerse ante las dificultades que manifestaban sus proveedores habituales, productores de cercanía que en cuestión de poco tiempo vieron cerradas todas sus vías de distribución.

Lluis Nel Estrada
Lluis Nel Estrada / Foto: productosdeaqui.com

“Empezamos un poco casi ‘en broma’, por así decirlo -explica el cocinero-. Queríamos arrimar el hombro y ahora vemos que hemos creado una herramienta que tiene mucho desarrollo y muchas posibilidades. Siguen entrando productores de aquí y también empiezan a hacerlo productores de fuera de Asturias. No queremos morir de éxito, así que hay que ir reordenando y ver cómo podemos seguir creciendo y ofreciendo servicios a los productores”.

-La idea surgió a raíz del Estado de Alarma, pero ha llegado para quedarse.
-Sí, nació para ayudar a paliar en alguna medida la pérdida que suponía a pequeños productores el cierre del turismo, del sector servicios, la hostelería, así como el cierre de los mercados semanales y las pequeñas ferias porque es donde ellos tenían sobre todo su foco comercial. Ahora estamos viendo que la venta online y la venta directa al consumidor a través de reparto directo probablemente serán algunos de los paradigmas que con el confinamiento rompan el cascarón y acaben por convertirse en un polluelo. Todos sabíamos que estaban ahí, pero tuvo que venir un apretón de este tipo para hacernos cambiar el prisma.
Nos dicen que para cambiar un hábito en las rutinas tienen que pasar veintiún días, nosotros ya llevamos cuarenta días forzados a adquirir nuevos hábitos y será una de las claves en las nuevas formas de consumir, de comprar, etc.

-¿Cómo funciona productosdeaqui.com?
-Nosotros somos una plataforma de contacto, no funcionamos como una tienda online o un marketplace, por el momento. Los productores tienen a coste cero una mini web donde aparece su producto, los accesos a su tienda online si la tienen, también sus teléfonos, whatsapps, redes sociales… e incluye una pequeña ficha en la que describen lo que venden, cómo lo venden y también la zona de reparto que abarcan o la forma de envío.
A través de la geolocalización esta herramienta permite al usuario ver alimentos de proximidad, productos de kilómetro cero y acceder a un gran directorio de producto local de calidad.

“Productos de aquí es una herramienta más en un momento en el que hay que subirse al carro de la venta directa o la venta online. Está claro que nada va a ser igual y que hay que adoptar nuevas fórmulas”

-¿Qué pretendéis conseguir con ella?
-Esta plataforma no les va a sacar las castañas del fuego a los productores, pero sí puede evitar algunas pérdidas y que no tengan excedentes al poder dar salida a parte del producto. Es una herramienta más en un momento en el que hay que subirse al carro de la venta directa o la venta online. Está claro que nada va a ser igual y que hay que adoptar nuevas fórmulas. Como altavoz, como plataforma de contactos o de prescripción, como la queramos llamar, generamos un buen nicho donde podemos agrupar a los productores.
Además, a la vez que va a ser un gran directorio de producto local de calidad, no deja de suscitar apetito en los clientes que -como yo- nos gustan los buenos productos, y que al igual que apreciamos los buenos productos asturianos también nos gustan los murcianos, catalanes, extremeños… La mayoría de los asociados son asturianos, pero ya hay productores de otras comunidades interesados en el proyecto.

-Al final se establecen muchas conexiones.
-Sí, se activan sinergias entre productor y consumidor local, entre productores de distintas zonas de Asturias y entre clientes que gustan de producto artesanal de calidad y productores de otros territorios.
Ahí es donde vemos la potencialidad de la plataforma. Independientemente de que puedan llegar muchas otras se podría convertir rápidamente en una herramienta de prescripción, que cruza la clientela directa con la clientela del mundo hostelero. Imagínate que cuando vayamos a comer podamos encontrar en qué locales tienen los productos que nos gustan. En el mundo tecnológico todas las ventanas están abiertas. Ahora estamos intentando ver por qué camino podemos ir, a corto plazo se trata de dar continuidad, seguir creciendo, agrupando productores y empezar a escuchar sus necesidades en base a la logística. De momento, nos están comentando que necesitan buenos precios para el reparto y estamos contactando con operadores, como por ejemplo, Correos. Se trata de conseguir algún tipo de solución agrupada que satisfaga sus necesidades y que a nosotros nos permita echar el proyecto adelante.

Frutas y verduras-Abanderas la soberanía alimentaria. ¿Cómo entiendes este concepto?
-Hay que tratarlo objetivamente. Creo en la soberanía alimentaria a todos los niveles, a nivel local y también global. La globalización bien entendida pasa por la localización, pasa por priorizar el consumo y la economía local por encima de las grandes transaccionales. Este momento debe llevarnos a la reflexión en estos términos.

Si estudiamos Asturias vemos que es una tierra de pequeña producción pero de mucha calidad, no es lugar de latifundios. Los asturianos lo sabemos, pero descuidamos mucho ese consumo, ese fomento de la producción primaria agroalimentaria. Ciertamente también tenemos descuidado nuestro medio rural, la gran finca que tenemos en las alas oriental y occidental, incluso en la central, que también tiene una zona productiva con grandes extensiones de terreno.

Con independencia del partido al que corresponda, cuando oímos hablar a la clase política vemos que se centralizan en la Asturias metropolitana y en cierta manera lo hacen excluyendo la realidad de contar con el vergel aprovisionador para esa gran urbe que no es otro que la zona rural. Hablar de soberanía alimentaria implica hablar con consciencia, recuperar esos espacios productivos, facilitar a estos pequeños productores la producción y la comercialización, y evidentemente, complementarlo con un acceso a consumo de productos también de cercanía estatal antes que hablar de consumir otros productos. Implica crear una cadena de consumo sensato y responsable y los primeros que debemos concienciarnos somos los consumidores.

-¿Cómo está siendo la respuesta de los productores?
-El feedback que tenemos es de gran satisfacción y muchos están contribuyendo a la difusión de la plataforma ya que las redes sociales nos permiten ser muy ágiles. Los seguidores que tenemos tanto en Facebook, YouTube, Instagram o Twitter han sido a coste cero. Tenemos más de 10.000 visitas únicas en pocos días y más de 50.000 afines visibilizados, eso significa que sí hay interés y que sí hay posibilidad de convertir esto en algo estable. Todas las comunidades autónomas y gobiernos autonómicos están activando este tipo de mercados. También lo vemos en el pequeño comercio local que se está agrupando y cómo municipalmente van apareciendo pequeñas plataformas que aúnan a las pequeñas tiendas, porque también ellos tienen que competir con los grandes lineales de comercialización.

“Hablar de soberanía alimentaria implica crear una cadena de consumo sensato y responsable y los primeros que debemos concienciarnos somos los consumidores”

-Mantienes dos vías abiertas, una al frente de los fogones de un restaurante y otra como promotor y asesor en cuestiones gastronómicas. ¿En qué versión de ti mismo te encuentras más a gusto?
-En las dos partes. Cuando eres cocinero el gusanillo de la cocina no se te quita, pero yo tengo cuarenta y seis años y llevo desde los veintiuno en el gremio. Me forjé una carrera casi autodidacta y me encuentro cómodo desarrollando ideas y creando conceptos, así que con el confinamiento estoy como pez en el agua. Ahora que ya empezamos a ver la luz en el horizonte estamos activando herramientas para los negocios físicos, pensando soluciones para ellos porque no va a ser fácil. Los cambios van a ser a todos los niveles y en el de hostelería van a ser grandes, tanto por el cliente, que va a salir con cierta reticencia como por parte de la Administración que nos va a exigir unos protocolos lógicos que habrá que abordar.
También va a cambiar la forma de consumir porque durante este periodo descubrimos muchas pequeñas cosas que nos rodeaban y que el día a día no nos estaba dejando ver.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí